Vox salva 'in extremis' al Gobierno con el decreto de los fondos de la UE

  • La negativa de ERC a apoyar el texto puso en vilo su aprobación, pero la formación de Santiago Abascal sorprendió absteniéndose.
  • Vox asegura que no ha negociado nada con el Gobierno y argumenta que se ha abstenido por lo "urgente" de que los fondos lleguen a España.
El portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso, Gabriel Rufiám, conversa con la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, este jueves en el Congreso.
El portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso, Gabriel Rufián, conversa con la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, este jueves en el Congreso.
EDUARDO PARRA / EP
Gabriel Rufián (ERC) y Adriana Lastra (PSOE), este jueves.

El Gobierno consigue escapar por los pelos de una dura derrota parlamentaria en el primer pleno del año en el Congreso. Vox se abstuvo este jueves por sorpresa en la votación del decreto para la gestión de los fondos europeos, y su voto, junto al sí que le dieron PNV y EH Bildu, permitió al Ejecutivo convalidar el texto con 170 votos a favor y solo 126 en contra, pese a que se había visto en serio peligro tras el anuncio de ERC de que votaría en contra.

Después de que los republicanos hicieran pública el miércoles su posición, el Ejecutivo tenía serias dudas de que fuera a poder aprobar un decreto clave para la gestión de los fondos europeos. El texto, que aprobó el Consejo de Ministros en diciembre, básicamente aligera los trámites burocráticos para el manejo del dinero procedente de Bruselas, pero ERC considera que “su autor real es la CEOE” y “entrega todo el dinero al Ibex”, en palabras de su portavoz, Gabriel Rufián.

Su rechazo a apoyar el decreto, como el de Junts, también se ve influido por la necesidad que existe entre los partidos de diferenciarse a dos semanas de las elecciones catalanas, pero metía al Gobierno en un buen lío. No es que sin este decreto se pusiera en peligro la recepción de los fondos, algo que se encargaron de recordar los partidos que votaron en contra. Pero haber rechazado la convalidación hubiera derribado toda la arquitectura puesta en marcha para que el dinero fluya y los proyectos no se enreden en trámites burocráticos.

Sin los votos de ERC, el Gobierno ha tenido que dedicar este jueves a buscar otros aliados que le permitieran sacarlo adelante. Las miradas estaban puestas en partidos como Cs, pero finalmente ha sido Vox el que ha dado vía libre la convalidación del decreto con su abstención. La sorpresa ha sido mayúscula, ya que justo antes de anunciar su abstención, el portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, había ofrecido un duro discurso contra un mecanismo que, aseguró, favorece las redes clientelares y la corrupción.

No obstante, minutos más tarde, la formación liderada por Santiago Abascal también argumentaba que es "urgente" que estos fondos lleguen "cuanto antes" a España para amortiguar el impacto de la crisis. Espinosa de los Monteros aseguró que Vox no ha mantenido "ninguna" negociación con el Gobierno, pero insistió en que los comerciantes, empresarios, hosteleros y autónomos necesitan el dinero.

El PP carga contra Vox por "salvar a Sánchez"

El PP votó en contra, al igual que Cs, pese a que los naranjas estuvieron negociando una abstención que finalmente no se produjo. La diputada de Cs Mireia Muñoz afeó al Gobierno durante su intervención en el pleno que esas conversaciones no se hayan producido con más tiempo "si la norma es tan importante para España como dicen". Y los populares fueron mucho más duros: su diputada Elvira Rodríguez criticó que Moncloa vaya a "concentrar" la capacidad de decidir dónde van los fondos y denunció que "el Congreso ni siquiera puede opinar", mientras la portavoz, Cuca Gamarra, fue más lejos y tachó el decreto de "peronista".

La sorpresiva posición de Vox, de hecho, provocó un nuevo episodio del enfrentamiento que mantienen los de Abascal con el PP por la hegemonía del bloque de la derecha. En un tuit, Gamarra acusó a los ultras de "salvar a [el presidente Pedro] Sánchez" y aseguró que "a España se la salva haciendo que cambie la manera de gestionar", que tachó de "clientelar". En respuesta, Espinosa de los Monteros afirmó que el PP intenta "retrasar el reparto de fondos europeos" para tener "más control" en sus "cortijos autonómicos", y Vox tachó al PP de "estafadores profesionales".

No obstante, también algunos de los partidos que sí apoyaron el decreto, como es el caso de EH Bildu, criticaron que Moncloa vaya a tener la última palabra sobre todas las decisiones sobre los fondos europeos. El abertzale Oskar Matute denunció que falta "transparencia" en la medida y exigió dar más capacidad de acción a los ayuntamientos en la fase de enmiendas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento