Detenidos dos peligrosos fugitivos en Madrid y Tarragona buscados por homicidios con arma de fuego

Detención del fugitivo en Hospitalet de l’Infant, Tarragona.
Detención del fugitivo en Hospitalet de l’Infant, Tarragona.
Ministerio del Interior
Detención del fugitivo en Hospitalet de l’Infant, Tarragona.
Ministerio del Interior

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la BKA de Alemania y la Policía Local de la localidad tarraconense de Hospitalet de l’Infant, han detenido a un fugitivo acusado de homicidio con arma de fuego. Paralelamente, los agentes del CNP han detenido en otra operación en Collado Villalba (Madrid) a otro fugitivo buscado por las autoridades de Colombia por un supuesto homicidio también con arma de fuego.

Las investigaciones sobre el primero de los fugitivos detenidos comenzaron el pasado 24 de agosto, cuando la Policía Nacional recibió una información de la BKA alemana solicitando su localización y detención. Tras varias investigaciones se determinó que el individuo se encontraba viviendo en Hospitalet de l’Infant (Tarragona) con documento de identidad griego

Los hechos por los que era buscado se remontan al 7 de agosto de 2019, cuando el detenido entró en un restaurante de Alemania y disparó en ocho ocasiones a su víctima. De los cuatro impactos que recibió, uno le atravesó el corazón, muriendo desangrada. Las autoridades alemanas le impusieron una pena de cadena perpetua.

La detención del segundo de los fugitivos, buscado por las autoridades colombianas, se produjo el pasado seis de octubre en la localidad madrileña de Collado Villalba, donde los agentes establecieron un dispositivo policial de control y vigilancia tras tener conocimiento de que el huido podía estar escondido en el domicilio de un familiar cercano. Al detectar su presencia se procedió a su detención inmediata.

Los hechos que se le imputan sucedieron el 19 de julio de 2018, cuando, en compañía de otros miembros de su organización criminal, en un parque de la localidad colombiana de Palmira, atentó contra la integridad física de la víctima, quien falleció por la gravedad de las heridas ocasionadas con un arma de fuego. Las autoridades colombianas le impusieron una pena máxima de 37 años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento