Molas: "El turismo representa el 13% del empleo, puede perder 120.000 millones y los políticos están en batallas absurdas"

  • Juan Molas es el presidente de la Mesa del Turismo y ex presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat).
Juan Molas, presidente de la Mesa del Turismo
Juan Molas, presidente de la Mesa del Turismo

La pandemia de coronavirus está golpeando con dureza a España a nivel sanitario, es el país más afectado de la Unión Europea, y además el impacto económico está siendo muy alto (el PIB sufrió una brutal caída del 17,8% en el segundo semestre de este año). 

El turismo es la principal 'industria' del país, pues representa el 12,5% del PIB y el 13% de la población activa. España fue el año pasado el segundo país que más turistas recibió del mundo, solo por detrás de Francia y por delante de Estados Unidos. Pero la situación del sector es agónica este año por la pandemia de Covid-19.

Miles de familias españolas viven del turismo y el futuro laboral de muchos de ellos está más amenazado que nunca. 

Juan Molas es el actual presidente de la Mesa del Turismo y ex presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), la patronal turística. Es, por tanto, una de las voces más autorizadas para hablar sobre la situación del sector. Molas no tiene pelos en la lengua y, en declaraciones a 20minutos, critica con dureza a la clase política española por su gestión, que en su opinión está agravando la mala situación del sector turístico y económico en general.

¿Cuál es el impacto del Covid-19 en el sector turístico en pérdidas económicas?

Nosotros hicimos una estimación el 1 de abril y le solicitamos al presidente del Gobierno una serie de medidas, le alertamos de lo que podía suceder si la situación se alargaba. El 21 de mayo le enviamos una carta abierta a Pedro Sánchez, a la ministra de Turismo y a los principales representantes del sector. Entonces, perdíamos 5.000 millones de euros semanales. Llevábamos 45.000 millones de euros ya en pérdidas acumuladas. 

De seguir así, si no se abrían fronteras y no se permitía circular a los españoles por todo el territorio nacional, si no se informaba a Europa de todas las medidas que se habían tomado en cuanto a implantación de los protocolos de sanidad, las pérdidas en agosto podían alcanzar los 90.000 millones. Y así fue. También advertíamos al Gobierno de que de continuar así en octubre, noviembre y diciembre, podíamos acabar el año en 120.000 millones de euros de pérdidas. 

El sector bancario español, en la crisis de Lehman Brothers, del 2007 al 2013, supuso una inyección pública de 60.0000 millones de euros para salvarlo. Nosotros acabaremos con el doble a fin de año y no por errores propios. El sector turístico representa el 13% de la población activa en España y está seriamente amenazado.

Turistas con mascarilla en Covadonga.
Turistas con mascarilla en Covadonga.
EUROPA PRESS

¿Cómo ha ido la temporada turística en verano?

Hubo una luz en el horizonte en el inicio del desconfinamiento, en el mes de julio, que se apagó completamente con la recomendación de Gran Bretaña, Alemania, Holanda, Bélgica, Austria de no visitar España. En ese momento no se supo transmitir las enormes medidas de seguridad que se habían realizado, cumpliendo escrupulosamente todos los protocolos de seguridad. 

Al menos hubo movimiento del turismo nacional, que benefició principalmente al norte de España, a Asturias, Cantabria, el Pirineo aragonés y catalán y algunas zonas de Castilla y León, principalmente, pero el volumen que representa en el turismo nacional es limitado en comparación con el turismo de sol y playa, que ha sufrido un mazazo: Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana o Cataluña. Falta completar el mes de septiembre y nos faltan datos de agosto, pero el horizonte es muy negativo. 

Este verano ha habido movimiento del turismo nacional que benefició a Asturias, Cantabria, el Pirineo aragonés y catalán y zonas de Castilla y León

Ahora deberíamos haber entrado en el turismo de negocios, en Madrid y Barcelona principalmente, pero no hay nada, está todo parado.

Varios turistas se hacen una foto junto a los Jardines de S'Hort del Rei de Palma de Mallorca durante el primer día de uso obligatorio de la mascarilla en Baleares por el Covid-19, en Palma de Mallorca, Islas Baleares (España) a 13 de julio de 2020.
Varios turistas se hacen una foto junto a los Jardines de S'Hort del Rei de Palma de Mallorca.
Matias Chiofalo

¿Podrá resistir el sector a una segunda oleada de coronavirus si hay nuevos confinamientos o restricciones de movilidad entre CCAA o incluso provincias?

No esperamos que se tome una medida de confinamiento duro en estos momentos. No hay economía sin sanidad, pero tampoco hay sanidad sin economía. Esta segunda ola nos tiene muy preocupados. El gran Madrid es muy importante a nivel turístico, también de factor determinante para la imagen internacional de España. 

No contemplamos confinamientos duros. No hay economía sin sanidad, pero tampoco hay sanidad sin economía

Por ello, esta posibilidad de confinamiento no la contemplamos de ninguna de las maneras. Y no sólo el turismo, el transporte, el comercio, la alimentación derivada del turismo también se verían muy dañados con un nuevo confinamiento. Todos están luchando para salir superar esta grave crisis y otro confinamiento sería nefasto.

¿Cuántos puestos de trabajo se podrían perder a final de año?

El sector turístico representa el 13% de la población activa española. El segundo después del comercio y damos empleo a tres veces más que la automoción. Hay un millón de personas que no están trabajando. Esto se suma a que la temporada turística en sol y playa ya se da por terminada. 

Nuestra estimación es que, sin ERTES, el desempleo podría dispararse en 1,5 millones de personas. Por ejemplo, hay 9.500 agencias de viajes en el país, de ellas 5.000 están cerradas desde el 14 de marzo. En cada agencia hay entre 2 y 5 empleados. Otro dato, hay 270.000 bares y restaurantes en España, de los cuales hay más de 75.000 cerrados. Ese dato es de primeros de septiembre y puede incrementarse cuando acabe el verano. Muchos ya ni han reabierto.

Nuestra estimación realista, sin ERTES, es el que desempleo en el turismo se podría disparar en 1,5 millones de personas
Una camarera con mascarilla atiende a los clientes en una terraza de un bar madrileño
Una camarera con mascarilla atiende a los clientes en una terraza de un bar madrileño
OSCAR DEL POZO

¿Cree que la clase política está a la altura de la magnitud del desafío?

No, lamentablemente no. En términos generales no están actuando de una forma unitaria. Esto es un problema de Estado. Jamás habíamos vivido una crisis de esta dimensión. Tiene una profundidad absoluta a nivel sanitario, social y económico. Y los partidos siguen con sus luchas políticas, discutiendo temas que son absolutamente ridículos, en lugar de hacer una llamada a una unidad de criterio y determinación. 

En el Parlamento español estamos viviendo un lamentable espectáculo de enfrentamientos que no llevan a ningún sitio, basados en vanidades. Se acusan unos a otros de temas que a la ciudadanía no le importan nada, estamos profundamente decepcionados. Hace falta una política de Estado en mayúsculas. Deben buscar una solución beneficiosa sin tener en cuenta las disputas.

En el Parlamento español estamos viviendo un lamentable espectáculo de enfrentamientos que no llevan a ningún sitio, basados en vanidades

¿Hasta cuándo debería prorrogar el Gobierno los ERTE en el sector turístico?

Hemos planteado al presidente del Gobierno la necesidad de que los ERTE se alarguen hasta el 31 de diciembre de este año, ahora debe ser como mínimo hasta el 31 de marzo. El turismo es la actividad más dañada por el Covid-19. Necesita un tratamiento específico de los ERTE. Tiene que venir sin coste empresarial como mínimo del 1 de junio de 2021. Nosotros como empresarios no estamos cerrados ni un minuto más de lo estrictamente necesario, pero para ello el coste a soportar de los ERTE debe ser lo menor posible.

¿Qué otras medidas debería tomar el Gobierno?

Hay muchas. Por ejemplo medidas de carácter fronterizo, como eliminar las restricciones entre países miembros de la UE. Es necesario un acuerdo a nivel de la UE con el Reino Unido para el restablecimiento de la libre circulación de personas. Es básica una acción diplomática al más alto nivel a nivel europeo, que la hemos echado en falta estos meses. España era el país más competitivo a nivel turístico, para mantener eso el Gobierno debería bajar el IVA, como han hecho otros países, el hotelero del 10% al 7%. Como mínimo hasta finales de 2022. 

También se deben reducir impuestos de tipo local, que dependen de ayuntamientos. El IBI, el IAE… un plan generalizado de reducción de impuestos. Un plan de renegociación de alquileres de negocios turísticos… ampliar los plazos de los créditos ICO… las tasas aéreas. Lo vamos a presentar el lunes estas medidas.

Casa rural en Cantabria. Alojamiento. Turismo. Naturaleza. Paisaje. Vacaciones.
Casa rural en Cantabria.
CLUBRURAL - Archivo

¿El auge del turismo rural es una de las pocas noticias positivas?

Sabemos que ha ido bien y que probablemente seguirá yendo bien, cosa que nos alegramos. Es muy importante en regiones de la zona norte y en Castilla y León. Son importantes desde un punto de vista económico y social, ya que vertebran y ayudan a la España vaciada. Con lo cual bienvenido sea.

El turismo rural sabemos que ha ido bien y que probablemente seguirá yendo bien, cosa que nos alegramos
Rafting con mascarillas en el pantano de la Torrassa, entre los municipios de La Guingueta y Espot (Lleida) Rafting con mascarillas en el pantano de la Torrassa, entre los municipios de La Guingueta y Espot (Lleida) 31/8/2020
Rafting con mascarillas en el pantano de la Torrassa, entre los municipios de La Guingueta y Espot (Lleida).
Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida

Este domingo se conmemoró el Día Mundial Turismo: ¿hacia dónde debe ir el turismo?

En primer lugar lamentamos que no podamos celebrarlo en unas condiciones de vida normales, como hasta ahora. Para que el turismo funcione, en primer lugar, es imprescindible la seguridad ciudadana y sanitaria. Hemos hecho un tremendo esfuerzo para adaptarnos y que el cliente tenga todas las seguridades posibles. ¿Hacia dónde irá? Creo que habrá unos meses en los que seguirá tal y como está pero a medio plazo habrá un cambio importante, entrarán factores de digitalización, se trabajará mucho en incrementar la sostenibilidad ambiental, el tratamiento de aguas y residuos y medidas de ahorro energético. 

También tendremos que huir de las marcas blancas ya que el cliente dejará de pensar a dónde voy para pensar en qué voy a hacer allá donde vaya. Los ciudadanos de todo el mundo son mucho más exigentes en cuanto a criterios de calidad, ya que además tienen una mayor capacidad de conocimiento gracias a las nuevas tecnologías.

¿El sector del turismo se recuperará, son optimistas?

El turismo siempre ha sido un sector que ha sufrido las crisis de forma grave, aunque no tanto como la de ahora, pero cuando se supera la crisis el turismo reflota rápidamente. El turismo es la quinta prioridad para el ser humano. En primer lugar está la alimentación, necesitamos alimentarnos para sobrevivir; en segunda la vivienda, un hogar; en tercer lugar, cuidar bien la salud; en cuarto está la educación y el aprendizaje, y en quinta posición está el turismo, el ocio, el descanso, disfrutar de la vida. Por ello somos optimistas, porque sabemos que el ser humano, en cuanto sea posible, querrá volver a disfrutar y a viajar.

La previsión, dando por hecho que habrá una vacuna, es que en 2030 se moverán 1.500 millones de personas, sobre todo asiáticos (chinos e indios)
Una pareja de turistas chinos hace una fotografía.
Una pareja de turistas chinos hace una fotografía.
GTRES

En 2019 se movieron 1.200 millones de personas por el turismo a nivel mundial. En 1950, cinco años después de la 2º Guerra Mundial, viajaron 25 millones de personas en todo el mundo. El crecimiento ha sido espectacular. La previsión, dando por hecho que habrá vacuna, es que en 2030 se moverán 1.500 millones de personas, sobre todo asiáticos (chinos o indios). Cuando esté la vacuna, o incluso antes adaptándonos a los protocolos, la gente se irá acomodando y empezará a viajar. Estamos seguros de que saldremos adelante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento