El Tribunal de Cuentas rechazó "gastos irregulares" de todos los grandes partidos en las generales de 28A de 2019

Propaganda electoral de diferentes partidos para las elecciones del 20 de diciembre.
Propaganda electoral de diferentes partidos para las elecciones del 20 de diciembre.
20MINUTOS

Las formaciones que obtuvieron mayor representación y que acudían con un mayor presupuesto a las elecciones generales de abril de 2019 incurrieron en "gastos irregulares" que, por tanto, no fueron aceptadas como parte de la subvención electoral, según el informe de esa cita electoral del Tribunal de Cuentas.

Después de cada campaña electoral, todos los partidos envían una cuenta de gastos acompañada de sus correspondientes facturas para que el Tribunal de Cuentas acredite que entran dentro de las categorías que cubre la subvención electoral.

Los "gastos irregulares" son los que el Tribunal considera que no puede cubrir esta subvención, si bien no significa que sean ilegales ni que su presentación conlleve ningún tipo de sanción.

Unidas Podemos

Unidas Podemos, que contó con unos recursos declarados 6 millones de euros para la campaña del 28A, fue la formación que incurrió en un mayor gasto irregular.

La formación morada tramitó 425.000 euros en gastos que para el Tribunal de Cuentas respondían o bien a actividades expresamente prohibidas por la ley o no eran de naturaleza electoral o, y en esto el caso de Unidas Podemos sí es excepcional, eran gastos que no quedaron justificados,.

Sobre los gastos no justificados, que el Tribunal de Cuentas describió como "conceptos de cobertura gráfica y audiovisual, así como los spots de campaña en alta definición", la formación morada alegó haber "aportado todos los trabajos realizados e indicado los actos en los que se prestaron los servicios", pero el tribunal consideró que no se había acreditado "la efectiva participación del proveedor en los actos electorales.   

En cualquier caso, la propuesta final del informe acepta que no hay nada ilegal en las cuentas del partido y Unidas Podemos sí pudo recibir la subvención electoral.

Vox

Para las elecciones en las que Vox logró entrar por primera vez en el Congreso de los Diputados, la formación de extrema derecha contó solo con 1,9 millones de euros de recursos para su campaña.

De los gastos tramitados, el Tribunal de Cuentas consideró que 158.108 euros correspondían con gastos irregulares. De estos 42 millones fueron gastos prohibidos expresamente por la ley que el informe describe como "correspondientes a gastos de publicidad en prensa, radio u otros medios digitales antes del inicio de la campaña electoral".

Vox también incurrió en gastos irregulares por entregar facturas de gastos realizados fuera del periodo contemplado por la ley electoral.

Al contrario que Unidas Podemos, Vox no realizó alegaciones al informe del Tribunal de Cuentas.

PSOE

El PSOE se convirtió en el partido más votado después de la cita de abril, a la que acudió con 15,1 millones de euros de presupuesto. De los gastos declarados, el tribunal consideró irregulares 69.664, de los que apenas 2.300 euros entraron en la categoría de gastos con justificación insuficiente: la formación había presentado dos facturas con distinto número y fecha como justificación del mismo gasto.

Entre los gastos no aceptados por el Tribunal de Cuentas que el PSOE recurrió posteriormente se encuentran "material de promoción", material de oficina, alquiler de elementos para un acto público de campaña y los derivados del acto de cierre de campaña.

Cs

Cs llegó a las elecciones de abril de 2019 con el tercer mayor presupuesto con 12,2 millones de euros. El Tribunal de Cuentas estimó que 59.555 de sus gastos fueron irregulares. 

Al igual que en el caso de Vox, consideró que una parte respondían a "gastos de publicidad en prensa, radio u otros medios digitales realizados antes del inicio de la campaña electoral".

Entre los gastos ordinarios de naturaleza no electoral entró el atrezo de un acto de campaña "de temática canina y cuidado de los animales" en el que Albert Rivera, entonces líder de la formación interactuó con un perro mientras el animal hacía una exhibición en un circuito con obstáculos.

También incluyó Ciudadanos facturas correspondientes a servicios de maquillaje que el Tribunal de Cuentas no consideró de naturaleza electoral.

PP

El PP fue la formación que acudió con un mayor presupuesto a las elecciones del 28A, concretamente declaró en recursos 15,7 millones de euros. Sin embargo, también fue, dentro de los grandes partidos, el que incurrió en un menor gasto irregular a ojos del Tribunal de Cuentas: 50.463 euros.

En las alegaciones que presentó la formación conservadora se describen algunos de estos gastos como "mantelería", una actuación musical, parques infantiles y otros más habituales como publicidad y propaganda y material de oficina.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento