Mercadotecnia electoral: dime qué mascarilla llevas y te diré a quién votas

Las mascarillas de PSOE, Vox y Ciudadanos.
Las mascarillas de PSOE, Vox y Ciudadanos.
EFE / EP / CIUDADANOS

Celebrar una campaña electoral en plena pandemia del coronavirus ha hecho a los partidos apurar sus técnicas de mercadotecnia para adaptarlas a la nueva situación y los productos de propaganda electoral ya no son lo que eran, bien sea por austeridad o porque las mascarillas han sustituido a las camisetas y las gorras.

Si antes eran los abanicos, los pins, los paraguas, o incluso las gafas de sol las que proclamaban las preferencias políticas del usuario, ahora son las medidas de protección frente al coronavirus las que identifican en qué mitin has estado o si te has acercado a recoger publicidad de algún partido.

Aunque hay excepciones, porque el PP ha decidido no encargar merchandising para esta campaña de junio y solo está utilizando el ya adquirido para abril. Y también el BNG o Marea Galeguista han apostado por un estilo más austero de publicidad electoral y no cuentan con mascarillas del partido.

Aún así, hay para elegir entre un rojo PSOE, naranja Ciudadanos, o gris; verde Vox, con la bandera de España; o blanco y azul de Galicia en Común. Los colores identificativos no han cambiado y son los que distinguen ahora las mascarillas, que ya casi se han convertido en una prenda de ropa.

Pero no todos los partidos se han apuntado a poner su logotipo en las mascarillas, como el PPdeG, que descartó esta posibilidad porque le parece una "frivolidad"utilizar de esta manera un producto sanitario que sirve para evitar contagios, según explican desde esta organización política.

El PPdeG considera que el exceso propaganda "no garantiza nada" y ha reutilizado la foto de Núñez Feijóo y el lema y el himno de abril, "Galicia é moito" ('Galicia es mucho'), junto con una imagen nueva del candidato en actitud más "presidencial", mirando al frente, con corbata y en mangas de camisa, a diferencia del jersey que lleva en la de primavera.

Por "prudencia" los populares gallegos han eliminado el reparto de publicidad electoral porque cualquier objeto puede ser un vehículo del transmisión del coronavirus, argumentan, y solo utilizan los productos que fueron fabricados antes de la pandemia, como bolígrafos, caramelos o dípticos informativos.

En algún mitin se han visto botellas de agua mineral con su marca electoral, la de Feijóo20, pero esta es una iniciativa a nivel provincial que no ha sido desarrollada por la dirección regional, que hasta ha retirado las tazas que tenía preparadas para abril, cuando se preveía una campaña con más "contacto personal".

El PSOE, por su parte, ha desplegado un amplio abanico de mercadotecniaelectoral que incluye un autobús de dos pisos, al estilo londinense, con su color rojo identificativo en el que se ve la imagen de Gonzalo Caballero y el lema "A hora do cambio" ('La hora del cambio'), que viaja acompañado de unos zancudos allí a donde va para repartir publicidad.

El mismo lema y colorlucen las mascarillas socialistas y sus tazas, así como las bolsas de tela y hasta chapas que completan la oferta de productos de publicidad electoral para esta campaña, junto con el kit habitual de bolígrafos o caramelos.

Desde el BNG, han apostado por un producto innovador en esto del márketing electoral al lanzar un póster de su candidata, Ana Pontón, con estética de cómic y realizado por la muralista gallega Lidia Cao, que se dirige a las redes sociales donde consideran que su líder tiene un "elevado seguimiento".

La apuesta por las redes sociales es la marca de su campaña que califican de "austera" y en la que han reutilizado la cartelería, con el eslogan que tenían previsto para abril "Unha nova Galiza!" (¡Una nueva GaliciA!), así como las banderolas de los mítines.

Galicia en común, con su candidato Antón Gómez-Reino, ha primado "el ahorro", por lo que lo único que repartirán serán pegatinas y mascarillas, de tela blanca con una banda azul, como la bandera de gallega, con su lema "É o momento" ('Es el momento').

Para la anterior campaña del mes de abril, este partido no tenía nada cerrado sobre mercadotecnia por lo que ha sido ahora cuando han implementado la salida de estos productos.

En Marea Galeguista han limitado "por ahorro y por ecología", según explican, su merchandising electoral e incluso los habituales trípticos de campaña con el resumen del programa solo han sido repartidos en el medio rural, donde es más complicado acceder a los medios digitales para informarse.

También en cartelería han intentado reducir costes e impacto ambiental imprimiendo menos carteles, con la imagen de su candidato Pancho Casal y el lema "Fagámolo" ('Hagámoslo'), de los habituales en estos casos.

Por su parte, tanto Ciudadanos como Vox han tirado de la mercadotecnia de los partidos nacionales y ambos repartieron mascarillas identificadas con el logotipo, a lo que han añadido chubasqueros y calcetines, quizás por eso de la imprevisible meteorología gallega incluso en julio.

En el caso del partido naranja, las mascarillas ya se agotaron porque tuvieron "mucho éxito", aseguran, y específicamente para esta campaña han elaborado unos chubasqueros con el nombre de su candidata Beatriz Pino.

Desde Vox ratifican este éxito de las mascarillas de las que "no paran de pedir más" y, aparte de los productos habituales, han contado también con calcetines.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento