Un verano sin ferias, romerías ni verbenas en Andalucía por el coronavirus

La Feria de Mairena
La Feria de Mairena
ARCHIVO

Primero fue la Semana Santa en toda la comunidad, después la Feria de Abril de Sevilla, la del Caballo de Jerez de la Frontera, la de Córdoba, la de Granada y la de Huelva –aplazada a octubre, al igual que la de Jerez–. Y, más recientemente, el Rocío. La crisis del coronavirus ha obligado a suspender gran parte de las celebraciones más tradicionales de Andalucía, a las que en estos últimos días se están sumando otros municipios, como el de Tomares, Mairena del Aljarafe, Camas o Utrera, que también han tomado la decisión de cancelar sus respectivas ferias, algunas de ellas programadas para septiembre.

En lo que a las capitales de provincia se refiere, queda aún por decidir qué hará el Ayuntamiento de Málaga, cuya feria está prevista del 15 al 22 de agosto. De momento, el Consistorio ha contratado ya los fuegos artificiales, si bien será en julio cuando decida si la celebración sigue o no adelante. La de Almería, prevista también para agosto, parece que por ahora sigue adelante, al menos la feria de día, según manifestó el propio alcalde hace unos días, que puntualizó que se llevaría a cabo de forma "diferente". Y la de Jaén, que puede ser la única que se salve al estar programada para octubre.

Sin embargo, y más allá de las decisiones municipales, todo apunta a que este verano no habrá feria en ningún rincón de la comunidad. Y es que la Junta ha pedido a los alcaldes andaluces que no autoricen la celebración de eventos multitudinarios, como ferias, romerías o verbenas, en junio, julio y agosto. Un mensaje de "prudencia" que el propio presidente del Ejecutivo regional, Juanma Moreno, trasladó este mismo martes al presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos.

La Junta alega que aunque Andalucía registra la mejor evolución de la pandemia en toda España, "no es momento de tomar riesgos", ya que la comunidad estaría preparada para hacer frente a un rebrote desde el punto de vista sanitario, pero "sería letal para nuestra economía".

En este tipo de concentraciones, incidió el Gobierno andaluz, es "imposible" mantener la distancia de seguridad exigida. Y la probabilidad de posibles contagios entre personas "superaría el riesgo razonablemente aceptado, toda vez que imposibilitaría el control y trazabilidad de los casos que pudieran ser confirmados, con las consecuentes posibilidades de rebrotes no controlados".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento