Semana Santa, dos elecciones, la Feria de Sevilla... los eventos que el brote de coronavirus se lleva por delante en abril

Portada de la Feria de Abril de Sevilla, suspendida por el coronavirus. Sevilla a 15 de marzo 2020
Portada de la Feria de Abril de Sevilla, suspendida por el coronavirus. 
Eduardo Briones - Europa Press

España vive desde este domingo una Semana Santa que pasará a la historia. Sin procesiones y con los templos cerrados, no ocurría nada semejante desde la Guerra Civil. No habrá pasos que recorran las calles, ni costaleros que los carguen, ni saeteros que les canten. El coronavirus ha obligado a cancelar todos los actos programados para esta Pascua y los ciudadanos deberán pasar estas fiestas en el más estricto recogimiento de su cuarentena. No obstante, son solo un ejemplo de los eventos suspendidos por la pandemia.

Muchas hermandades han intentado reinventarse y proponer alternativas para disfrutar de esta festividad confinados en casa: misas en Youtube, concursos de saetas desde los balcones, reposición de procesiones en la tele... Sin embargo, estas iniciativas no evitarán las pérdidas económicas que dejará la suspensión de todos estos actos y que se notará especialmente en ciudades con fuerte tradición cofrade, como Málaga o Sevilla

La cancelación de las procesiones y los actos de Pascua no son el único golpe que encajará la capital andaluza en los próximos días. La capital andaluza, efervescente cada año por estas fechas, no acogerá tampoco la Feria de Abril, que debería celebrarse la última semana de este mes. El Ayuntamiento hispalense propone trasladarla a la segunda quincena de septiembre, para limitar el impacto económico de la suspensión, que supone el 3% del PIB local.

Del mismo modo, la localidad de Almonte no vivirá esta primavera el apogeo al que está costumbrada , pueslos organizadores del Rocío han suspendido la romeríay todos los actos previos, programados para finales de mayo. Así, no habrá peregrinos que acudan a saltar la reja ni la Virgen procesionará por las calles del municipio onubense. Por el momento, la Hermandad Matriz no ha señalado una nueva fecha para la celebración.

Suspensión de las elecciones vascas y gallegas

El coronavirus tampoco ha tenido piedad con el calendario político. Las elecciones autonómicas vascas y gallegas, programadas ambas para el 5 de abril, también han tenido que ser aplazadas a causa de la imposibilidad de acudir a los colegios por la pandemia. Los votantes de ambas comunidades no acudieron el pasado domingo a las urnas y no saben cuándo podrán hacerlo.

Se trata de una situación sin precedentes en el Estado español, ya que nunca se ha enfrentado a la suspensión de unas elecciones ya convocadas, algo que tampoco prevé la legislación. La nueva convocatoria se reactivaría una vez levantada la declaración de emergencia sanitaria y el estado de alarma, pero es imposible predecir cuándo ocurrirá tal cosa, después de que Pedro Sánchezanunciase este sábado una segunda prórroga y pronosticase una tercera.

Tampoco habrá Sant jordi

Tampoco se celebrará el Día del Libro por Sant Jordi. El sector ha decidido suspender "las paradas en la calle y las firmas" previstas para el 23 de abril, aunque no descarta "redimensionar" la festividad en el interior de los establecimientos "si las autoridades sanitarias lo permitiesen y las tiendas estuvieran abiertas de nuevo". 

El objetivo es recuperarlas en otras fechas -preferiblemente antes del verano- para amortiguar las pérdidas. La Cambra del Llibre asegura que está en juego "una tercera parte de la facturación del año", equivalente a las ventas de los meses de marzo a junio: 200 millones de euros.

Fiestas de San Juan y sanfermines, amenazados

El primer gran acto suspendido en España -y prácticamente en todo el mundo- a causa del coronavirus fue el Mobile World Congress de Barcelona, que debería haberse celebrado entre el 24 y el 27 de febrero y cuyo impacto económico se preveía de cerca de 500 millones de euros, con la creación de 14.100 puestos de trabajo temporal.

Después, llegó la suspensión de las Fallas y de las fiestas de la Magdalena de Castellón. El president de la Generalitat, Ximo Puig, aseguró que la cancelación de las celebraciones de Valencia afectarían de manera decisiva a la economía de la región y podía suponer un impacto de 700 millones de euros. No obstante, hay propuestas nuevas fechas: del 15 al 19 de julio.

Todo el deporte paralizado

No escapa a los estragos causados por el coronavirus el mundo del deporte, que ha se encuentra completamente paralizado. Fútbol, Fórmula 1, motociclismo, tenis... Todo ha quedado en suspenso por el momento y es difícil prever cuándo estas disciplinas podrán volver a disputarse. En el mes de abril no se disputará ninguna competición deportiva de relieve.

De momento, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que debían disputarse del 24 de julio al 9 de agosto han sido pospuestos al verano de 2021. Algo similar ha ocurrido con la Eurocopa de fútbol, que se celebrará entre el 11 de junio y el 11 de julio del próximo año, en vez de este, tal y como estaba previsto.

Todo ello, con las pérdidas económicas que supone. LaLiga ya advirtió de que la suspensión definitiva del campeonato le supondría unas pérdidas de 638 millones de euros, mientras que en Italia establecen la cifra por encima de los 1000 millones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento