Illa rechaza contabilizar los más de 3.000 fallecidos detectados con el nuevo sistema de cálculo de Cataluña

  • El ministro de Sanidad sostiene que, además, se está reforzando la capacidad de hacer test de anticuerpos.
Illa comparece ante Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados
Illa comparece ante Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados
J.J. GUILLÉN
Illa comparece ante Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados
J.J. GUILLÉN

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, rechazó este jueves incluir en los datos centralizados que difunde su ministerio los más de 3.000 nuevos fallecimientos que la Generalitat de Cataluña sí considera probado que se han producido por coronavirus. El Ejecutivo catalán ha elevado a más de 7.000 el número de fallecidos totales en su comunidad modificando el sistema de cálculo y utilizando uno basado en información aportada por las funerarias.

Illa justificó que no se incluyan estos nuevos datos en el recuento de Sanidad argumentando que el criterio para contabilizar los fallecimientos que sigue el Gobierno es el que establece la OMS. "España está cumpliendo con una definición de caso muy estricta en línea de lo que dictan la OMS y el ECDC", por el cual se computa a "toda persona que sea diagnostiacada positivamente de Covid" que posteriormente fallezca. "Otro tipo de consideraciones no estarían en línea con lo que exigen estas definiciones de caso", zanjó.

Además, Illa ofreció por primera vez una cifra de pruebas diagnósticas que se habían realizado en España hasta el pasado 13 de abril para conocer el número de afectados por coronavirus. En concreto, siempre según los datos del ministro de Sanidad, desde el inicio de la pandemia y hasta el pasado lunes se habrían puesto en marcha 930.230 pruebas PCR, las de mayor fiabilidad para detectar el virus. Según explicó Illa, en las últimas semanas se ha duplicado la capacidad de España de realizar pruebas a los ciudadanos, y ahora mismo se están llevando a cabo entre 40.000 y 47.000 diarias. 

El ministro de Sanidad, además, aseguró que se está "reforzando" la capacidad de realizar test de anticuerpos, que sirven para conocer cuándo una persona ha pasado la enfermedad y que, como afirmó el propio Illa hace unas semanas, deben servir como complemento de las pruebas PCR. "Con su uso conseguimos cribar" a los colectivos en los que el virus tiene una "alta prevalencia" y, "de forma global mejorar la capacidad diagnóstica de la ciudadanía", sostuvo.

Esos test serán fundamentales, por ejemplo, en el estudio de seroprevalencia que prepara el Ejecutivo para conocer el grado de inmunización de la población con respecto al virus, y del que Illa no ofreció nuevos detalles más allá de decir que siguen los "trabajos técnicos" para su implementación. El ministro, además, explicó que la presión sobre las UCI de los hospitales españoles se está reduciendo paulatinamente, aunque quiso ser cauto al respecto y aseguró que el Gobierno mantiene las gestiones para una "fabricación reforzada de respiradores". 

Tampoco hubo más información por parte de Illa con respecto al proceso de desconfinamiento gradual que prepara el Gobierno desde hace unas semanas. "Tras esta etapa de mayor restricción seguimos en fase de confinamiento", y eso seguirá siendo así al menos hasta el próximo 26 de abril, se limitó a señalar el titular de Sanidad, que aseguró que "el objetivo es ahora mantener las medidas estrictas de distanciamiento social" y sostuvo que las medidas que han tomado algunas empresas que han retomado ya la actividad están "funcionando".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento