Sanidad hará en las próximas semanas test para saber qué parte de la población es ya inmune al coronavirus

Una trabajadora de un laboratorio.
Una trabajadora de un laboratorio.
Daniel Bockwoldt/dpa

El Gobierno quiere tener mirada larga para frenar el brote de coronavirus. Sanidad, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III, un estudio de seroprevalencia del coronavirus, que habían anunciado, y comenzarán a realizar en las próximas semanas mediante test a la población para conocer qué porcentaje ha pasado ya la enfermedad y es inmune a ella.

La jefa de área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, María José Sierra, ha ofrecido esta información cuando se le ha preguntado en la rueda de prensa telemática diaria sobre cuándo se plantean hacer test en 30.000 hogares para saber cuántas personas han pasado el coronavirus para decidir qué medidas de confinamiento se levantan, cómo y cuándo.

Este dato figura en un documento según el cual Sanidad tiene previsto estudiar una cohorte de un mínimo de 62.400 personas, a las que se les hará un test rápido y que si dan negativo a los 21 días se les hará una PCR, una prueba más fiable.

Sierra no ha precisado el contenido del documento, pero sí ha recordado que se ha diseñado un estudio, que contempla una amplia representación de la población, para que les dé información de las personas que han pasado ya la enfermedad. Y ha dicho que la logística "no es fácil" y se están poniendo todas las herramientas para comenzar los test en las próximas semanas.

Pero Sierra ha recordado e incidido en que la principal utilización que se va a hacer en estos momentos de estos test, que se han comprado y distribuido a las comunidades estos días, es para el apoyo diagnóstico en hospitales, centros sociosanitarios y residencias de ancianos, donde hay una gran prevalencia de la enfermedad.

Estos test detectan anticuerpos, es decir lo que produce el cuerpo cuando se enfrenta al virus, y cuando éstos empiezan a aumentar, sobre todo cuando pasan cinco o siete días de enfermedad, dan un resultado positivo.

PRC antes de realizar la autopsia

El Ministerio de Sanidad recomienda realizar un test PRC antes de realizar una autopsia a las personas que han fallecido con o sin síntomas respiratorios para descartar la infección por el nuevo coronavirus, ya que si da positivo no se aconseja realizar este procedimiento por el riesgo biológico de contagio para los profesionales y de propagación del virus.

Así se desprende en el protocolo 'Procedimiento para el manejo de cadáveres de casos de Covid-19', en el que se señala que a los riesgos habituales del trabajo en la sala de autopsia por contacto con materiales infectivos, especialmente por salpicaduras, se suman los que originan los pulmones y otros órganos de personas fallecidas por el nuevo coronavirus, ya que pueden contener virus vivos.

Por ello, el departamento que dirige Salvador Illa desaconseja realizar una autopsia a los pacientes con Covid-19, si bien señala que si se considera "realmente necesaria" y se puede realizar en un ambiente seguro, se deberá llevar a cabo con equipos de protección individual y minimizando la producción de aerosoles. Además, se debe la realización de la misma de forma "inmediata" a las autoridades sanitarias.

Asimismo, para su realización, se deberá sacar el cadáver de la bolsa sanitaria estanca e introducirlo de nuevo al finalizar; realizar la autopsia de forma parcial mediante la toma de biopsias de los principales órganos; reducir el número de personas que la vayan a realizar; y elaborar un listado de todo el personal que haya participado, quienes deberán estar en un periodo de autovigilancia durante los 14 días posteriores a la autopsia.

Evitar el uso de motosierras

En concreto, según el protocolo publicado por Sanidad, las personas que vayan a realizar una autopsia deben llevar atuendo de quirófano; bata de uso único, impermeable, de manga larga y delantal; mascarilla de tipo FFP2 o FFP3; protector ocular y, preferiblemente, facial completo; doble guante; gorro; botas altas hasta la rodilla; y calzas. Todo este material deberá ser desechado una vez finalice el procedimiento y los facultativos deberán lavarse las manos.

La sala debe contar con ventilación por extracción y cuando se dé la necesidad de realizar autopsias secuenciales, el protocolo establece que se debe de realizar primero la de mayor riesgo infeccioso. También, señala la necesidad de evitar el uso de motosierras y de salpicaduras, y de usar dispositivos de contención y de que, el caso de tener que abrir los intestinos, se haga debajo del agua.

Tras la finalización de la autopsia se deberán limpiar y desinfectar, con agua caliente y detergente, las superficies que se han contaminado con tejidos o líquidos o secreciones corporales. En este punto, Sanidad recuerda que los desinfectantes que han demostrado ser más eficaces son el cloro, alcohol, peróxido de hidrógeno, compuestos de amonio cuaternario y los productos fenólicos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento