La tasa de contagio por persona, los PCR... Las claves de la "desescalada" de la pandemia en la que trabaja el Gobierno

Pedro Sánchez y Salvador Illa, con mascarillas este viernes.
Pedro Sánchez y Salvador Illa, con mascarillas este viernes.
EFE

El foco del Gobierno y de Sanidad en la lucha contra el coronavirus hace días que no está en el pico de la curva. Aunque pendientes de las UCI y la hospitalización, que han sufrido un leve alivio, el objetivo de esta semana es consolidar la ralentización de nuevos casos de coronavirus, según confirmó este lunes el ministro del Interior, Salvador Illa. 

Desde que se decretara el estado de alarma, España ha pasado de un incremento del 22% en el número de contagios el pasado 16 de marzo a un 3% este lunes, por lo que el Ejecutivo trabaja ya en la "desescalada" de la pandemia.

Reducir la R por debajo de 1

Para ello, la clave es que la R (el número de contagios que provoca una persona) baje por debajo de 1, y las medidas a partir de entonces se aprobarán en base a cuatro criterios.

Por un lado, el Gobierno quiere ser prudente teniendo en cuenta que la llegada al pico de la curva está suponiendo un gran esfuerzo y cualquier paso en falso supondrá un retroceso. Por ello, las decisiones se basarán en la evidencia científica y disponible en cada momento, así como en los datos para trabajar de forma anticipada respetando los derechos fundamentales de las personas. "No vamos a descartar nada. Se está trabajando en estas medidas y las daremos a conocer", sentenció Illa.

Más PCR para detección precoz

La estrategia de los técnicos de Sanidad en esta fase de "desescalada" de la pandemia es la de intentar detectar de forma precoz los casos leves y graves para aislar el virus y evitar que aumente la circulación, y hacerlo a través de test rápidos, pero serán fundamentales los PCR, las pruebas más fiables, según señaló María José Sierra, jefa de área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias..

Hasta ahora la estrategia de vigilancia se ha centrado en casos graves en los hospitales y en la parte de personal sanitario y esencial, pero ahora en esta fase "que va a ser larga" se planificarán otras estrategias.

Detección de casos y circulación del virus

Y en lo que se refiere a los casos a vigilar hay dos estrategias: la primera, la detección precoz de los casos leves y graves se va a centrar en test rápidos y sobre todo en las PCR, y por eso se van a producir más.

La segunda estrategia buscará cómo está circulando el virus, qué pacientes han pasado ya la enfermedad, etcétera, y para ello se están haciendo estudios de seroprevalencia y utilizando test rápidos. Todas estas medidas se coordinarán con las comunidades autónomas.

El 8 de abril, vuelta al "marco anterior"

Durante esta fase de desescalada se estudia también la vuelta poco a poco a la normalidad. Pese a que el estado de alarma se prolongará hasta el 26 de abril, el día 8 se volverá al "marco anterior" y las actividades no esenciales podrán retomar su trabajo. 

Aunque el teletrabajo se alargará todavía un tiempo y el curso escolar podría darse por terminado, el Gobierno estudia las primeras salidas a la calle durante este mismo mes. 

Los niños podrían salir, pero los viajes tendrán que esperar

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, apuntó este lunes la posibilidad, de momento no decidida, de que que los niños puedan salir de sus casas, como muchas comunidades vienen reclamando desde hace días. Pese a su reiterada negativa, el descenso en el número de casos y muertes por coronavirus ha abierto la puerta a esta medida, aunque está por determinar cómo serían esas salidas.

Lo que por el momento queda descartado son los viajes por el interiorde España. El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, descartó este lunes que el final progresivo del confinamiento pueda llevar consigo una libertad de movimiento y solo se permitirán los trayectos de proximidad, aunque tampoco se especificó si la medida será igual en todas las comunidades. “En principio, cabe suponer que los trayectos de media y larga distancia tendrán que mantener cierto rigor porque se trata de evitar la propagación del virus, hay que ser tremendamente prudentes y poner en valor todo el esfuerzo que hemos hecho”, apuntó Ábalos.

Medidas de Italia a incorporar

Italia, que se encuentra en una situación similar a la de nuestro país con una semana más de "experiencia" en la crisis sanitarias, también se encuentra trabajando en la fase de desescalada y algunas de sus medidas son las que podría incorporar también España. En las regiones más afectadas como Toscana y Lombardía será obligatorio el uso de mascarillas para salir a la calle y aquí podría suceder lo mismo, aunque para ello sería fundamental que hubiera existencia de mascarillas. "No se puede imponer algo que no se puede cumplir", sentenció Illa hace solo unos días.

Por otro lado, las salidas a lugares de ocio no podrán ser en grandes grupos y habrá que respetar una distancia de seguridad en lo que se conoce en Italia como "fase de convivencia" con el virus. También esa medida podría implantarse en nuestro país ya que a la vida normal como la conocemos, advierten las autoridades sanitarias italianas, no se podrá regresar hasta que no haya una vacuna.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento