El Gobierno estudia que los niños salgan a pasear y descarta los viajes durante la transición a la normalidad

Mariam y Jose son padres de tres niños con ataxia, una enfermedad neurodegenerativa que va mermando sus capacidades.
Tres niños pasean por la calle.

El Gobierno estudia ya cómo empezar a abrir el confinamiento de la población por el coronavirus tras la Semana Santa, cuando terminará el cese general de la actividad y empezará la cuenta atrás para la siguiente fase, la de “transición” o “desescalada” de la cuarentena donde Sanidad está estudiando la posibilidad de permitir que los niños puedan salir a dar un paseo. Lo que no está previsto de momento es poder hacer viajes en tren, autobús o avión.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha apuntado la posibilidad, de momento no decidida, de que que los niños puedan salir de sus casas. Es algo que algunas comunidades reclamaron hace semanas y que entonces el Gobierno rechazó por la necesidad que existía todavía de tomar medidas que reconocía que eran “duras” pero también necesarias.

Este lunes, cuando el aumento diario de contagios y muertes por coronavirus se mantiene a la baja, Illa ha indicado que a partir de que el 8 de abril termine el cese general de la actividad económica y se regrese al “marco anterior”, es decir, a cuando se permitían más actividades que las esenciales, en función de la evolución de la pandemia se fijarán otros criterios que podrían permitir que los niños salgan a pasear.

"Los trayectos de media y larga distancia tendrán que mantener cierto rigor porque se trata de evitar la propagación del virus"

A la luz de los datos del coronavirus, el ministro ha apuntado que “vamos a permitir algunas medidas como que los niños puedan salir de paseo”, algo que no obstante “no está decidido” y que se decidirá “con mucha prudencia y en base a evidencia científica”.

Trayectos solo de proximidad

Donde el Gobierno no tiene previsto levantar las restricciones durante la fase de transición a la normalidad es en los viajes por el país. El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha descartado este lunes que el final progresivo del confinamiento pueda llevar consigo una libertad de movimiento que, de momento, ha vinculado a la “actividad económica”.

“La movilidad se adecuará a la actividad”, ha dicho Ábalos, que sobre la “movilidad más próxima” durante esta fase de “desescalamiento” en la que ni él ni Illa han querido desvelar este lunes si será igual en todo el país o si comunidades con una mejor situación por el coronavirus podrán ir antes.

“En principio, cabe suponer que los trayectos de media y larga distancia tendrán que mantener cierto rigor porque se trata de evitar la propagación del virus, hay que ser tremendamente prudentes y poner en valor todo el esfuerzo que hemos hecho”, ha apuntado Ábalos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento