El Gobierno alertó a su personal de los riesgos del coronavirus una semana antes de avisar a toda la población

  • Una circular difundió entre los ministerios pautas de distanciamiento, higiene y teletrabajo a principios de marzo.
  • Fue justo después de los últimos días de febrero, momento álgido de los contagios.
  • Las primeras medidas económicas llegaron el 12 de marzo; el confinamiento, el 15.
  • DIRECTO | Últimas noticias sobre la evolución del coronavirus.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (archivo)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este viernes.
EDUARDO PARRA / EUROPA PRESS

Desde que hace casi un mes empezó la emergencia por el coronavirus, muchas veces se ha recorrido la línea temporal de advertencias internacionales,ausencia de decisiones políticas y, por fin, declaración del estado de alarmaque desde el 15 de marzo tiene confinados a los españoles en sus casas. 

Esta cadencia de acontecimientos, sin embargo, no fue tan lineal para el Gobierno, que más de una semana antes de que se convirtieran en un mandato general empezó a tomar precauciones internas para celebrar las reuniones a distancia o evitar saludos físicos.

En los primeros días de marzo, allá por el día 3 y 4, ministerios y demás departamentos públicos empezaron a recibir una circular con pautas para que sus trabajadores evitaran contagios que todavía en ese momento el Gobierno no recomendaba al público en general.

Última semana de febrero

  • Se produce el "contagio importante" en Madrid.

3 de marzo.

  • Empiezan a circular por ministerios y otros departamentos del Gobierno pautas para evitar desplazamientos, reuniones presenciales o saludos físicos.

5 de marzo

  • Guía de Trabajo que ya recomienda el teletrabajo. Moncloa la desautoriza al día siguiente.

11 de marzo

  • El Gobierno rechaza "cerrar Madrid" pero ya recomienda a la población no viajar.

14 de marzo.

  • El decreto de estado de alarma exige entre otras cosas distancias de un metro ya recomendada en la circular interna.

Semanas después y con la población ya confinada, el Gobierno ha situado en la última semana de febrero el momento clave en el que empezaron a multiplicarse los contagios por coronavirus en la Comunidad de Madrid, uno de los lugares que antes y de forma más grave se ha resentido por el Covid-19. Entre ese momento y, por ejemplo, el 8 de marzo cuando el Gobierno aún no creyó conveniente desaconsejar la asistencia a manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer, eventos deportivos o el multitudinario mitin de Vox, los trabajadores del Gobierno sí empezaron a recibir instrucciones sobre lo que debían y no debían hacer para evitar contagiarse por Covid-19.

Ni viajes ni reuniones

Según las instrucciones que preparó Sanidad para los centros de trabajo públicos a las que ha tenido acceso 20minutos, más de diez días antes de que se decretara el estado de alarma y se generalizara el teletrabajo en la empresa privada, el Gobierno ya pidió a sus empleados evitar los desplazamientos o las reuniones presenciales.

A modo de "medidas organizativas", la circular recomienda "evitar el contacto directo con personas que pueden sufrir una infección aguda, intentando mantener una separación de 1-2 metros entre estas personas". La primera vez que aparece esta distancia de separación en un documento para el conjunto de la población es en el decreto del estado de alarma que aprobó el Consejo de Ministros el 14 de marzo. Allí, se fijaba que las bodas, funerales u otras ceremonias religiosas, que entonces aún no se prohibieron totalmente, solo podrían celebrarse si los participantes se separaban a menos un metro unos de otros.

El 11 de marzo, el Gobierno todavía descartaba "cerrar Madrid", pero recomendó no viajar si no era estrictamente necesario. Una semana antes, la circular que rodó por sus ministerios ya recomendaba "evitar el desplazamiento a zonas de riesgo, salvo que sea ineludible". Esta indicación se volvía más perentoria en el caso de "trabajadores con patologías" tales como "cardiaca, pulmonar, inmunocomprometido, etc, así como de embarazadas y cualquier otra que pudiera agravar su estado".

"Se recomienda evitar saludos con contacto físico", prosiguen las recomendaciones a los trabajadores públicos en un documento de los primeros días de marzo, cuando los ciudadanos seguían haciendo vida normal.

Teletrabajo

De la misma manera, el Gobierno también adelantó en sus instrucciones a empleados otra manera de trabajar– teletrabajo y reunione telemáticas–, que aún tardaría en generalizarse entre la población todavía más de una semana.

"Siempre que sea posible,realizar las reuniones utilizando tecnologías audiovisuales para evitar desplazamiento innecearios", se lee en una circular que empezó a difundirse un par de días antes de que el 5 de marzo el Ministerio de Trabajo publicara su guía sobre cómo actuar en los centros de trabajo ante un caso de coronavirus. Allí ya se recomendaba que las empresas migraran al teletrabajo. La historia del último mes muestra que al día siguiente la Secretaría de Estado de Comunicación desacreditó estas instrucciones. Sobre el teletrabajo, solo se convirtieron en recomendación firme en el segundo decreto de medidas económicas que aprobó el Consejo de Ministros el 17 demarzo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento