Moncloa cuestiona a Trabajo y advierte de que las instrucciones válidas sobre el coronavirus solo las da Sanidad

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, comparece en rueda de prensa tras la reunión del Comité de Seguimiento del Coronavirus. Ministerio de Sanidad.
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.
Óscar Cañas - Europa Press
El Gobierno ha asegurado que las indicaciones sobre la evolución del coronavirus que deben seguirse son las del Ministerio de Sanidad.
EP

Cuando todavía no se ha extinguido el incendio por las correcciones de la ley de Libertades Sexuales, la crisis del coronavirus ha provocado este jueves otro conflicto entre ministerios. Menos de un día después de que Trabajo publicara una guía en la que autoriza a los trabajadores a abandonar sus puestos de trabajo si hay "riesgo grave, inminente e inevitable" de contagio, la Secretaría de Estado de Comunicación (SEC) ha difundido un mensaje en el que recalca que el Gobierno sigue las indicaciones del Ministerio de Sanidad, basadas en "evidencia científica". Fuentes de Trabajo han aclarado que la SEC tenía pleno conocimiento de la guía, ya que desde el martes pasado tuvo acceso a un borrador, un extremo sobre el que Moncloa no ha querido pronunciarse.

"Las indicaciones sobre la evolución del coronavirus y las medidas a tomar en España las está ofreciendo el Ministerio de Sanidad", comienza el mensaje de la SEC.

"En España, todo el gobierno sigue las indicaciones concretas del Ministerio de Sanidad, que se basan en un seguimiento constante de la situación, transparencia informativa, toma de decisiones de acuerdo con la evidencia científica y coordinación total entre las distintas administraciones del Estado", indica el texto.

Esta puntualización sobre qué instrucciones sigue el Gobierno con respecto al coronavirus llega ni un día después de que en la tarde de este miércoles el Ministerio de Trabajo publicara una guía de prevención de riesgos laborales asociados al coronavirus en la que indicaba que el trabajador puede paralizar su actividad o abandonar "de forma inmediata" su puesto de trabajo ante un "riesgo grave, inmediato e inminente" de contagio.

La guía advierte de que para tomar esta decisión, que llevaría a la empresa a autorizar el teletrabajo o incluso a declarar un ERTE, deberían darse "hechos fehacientes", sobre los que no hace ninguna otra precisión.

Estas indicaciones ha provocado críticas entre sindicatos y empresarios y también una nueva sensación de discrepancias dentro del Gobierno de coalición que los socios niegan. Sin embargo, este jueves las diferencias eran obvias entre los esfuerzos de Trabajo -de Unidas Podemos- por zanjar la cuestión asegurando que Moncloa tenía el borrador y que todo ha sido "coordinado", y la SEC, que ha optado por no ir más allá y ha rehusado interpretar su propio comunicado. Es decir, el departamento que dirige Oliver ha renunciado a disipar dudas sobre un nuevo conflicto en el Gobierno.

Díaz se defiende

Por su parte, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha indicado esta mañana que la guía solo es una "transcripción" de las normas que están en el ordenamiento vigente y ha pedido "tranquilidad a todos los españoles", instando a evitar causar alarma porque el tema "está controlado".

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, no ha querido amplificar este jueves los tambores de la desunión dentro de la coalición, y se ha adherido a la prioridad que Moncloa ha dado a las indicaciones de Sanidad, aunque sin querer criticar a Díaz. "Creo que en este tema hay que estar a lo que diga siempre el Ministerio de Sanidad", ha dicho a su llegada al Congreso. Ha añadido que "no le consta" que Díaz se precipitara al hacer pública su guía.

El departamento que dirige Díaz no se ha tomado como una corrección la aclaración que ha hecho este jueves la SEC de que solo las instrucciones de Sanidad son válidas. Por el contrario, allí aseguran que en todo momento ha existido coordinación entre el secretario de Estado y el Ministerio. Según explican, ya el martes pasado la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, hizo referencia a un plan de preparación de las empresas en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. Para entonces, Trabajo ya había facilitado un borrador. Esta misma mañana, antes de que la SEC difundiera su aclaración, también ha habido una nueva comunicación con el ministerio de Díaz.

Trabajo ha tratado así este jueves de rebajar la polémica por su guía, que no ha gustado ni a sindicatos ni a empresarios. El Ministerio la defiende porque las empresas estaban reclamando a Gobierno estar preparado para cualquier circunstancia. Por eso, se hizo una recopilación de la normativa vigente para estos casos, si se diera la circunstancia de que hubiera que aplicar esas medidas, aunque en Trabajo subrayan que ahora mismo no se dan las circunstancias para ello. En ese caso, sería el Ministerio de Sanidad quien lo estipularía y sería necesario que el Gobierno aprobase la emergencia sanitaria, algo que recuerdan que no solo no ha ocurrido en España, tampoco en Italia, donde la presencia del coronavirus es aún mayor.

Sindicatos y empresarios

Antes del mensaje de la SEC, los sindicatos y los empresarios han mostrado  su desacuerdo con unas indicaciones de Trabajo que no han sido consensuadas con ellos. Por su parte, el PP pedirá la comparecencia en el Congreso de la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, para que explique las medidas que se están tomando sobre el coronavirus.

Para CCOO y UGT no se tienen en cuenta todas las circunstancias que pueden rodear un brote de coronavirus en una empresa y pidieron una reunión en Trabajo, también con la CEOE.

El presidente de de esta organización empresarial, Antonio Garamendi, ha criticado aún con más intensidad este jueves la guía de Trabajo en una  entrevista en radio en la que, también ha citado al Ministerio de Sanidad para decir que las recomendaciones de Trabajo no se corresponden con la que hacen las autoridades sanitarias.

"Nos parece increíble que prácticamente se llegue a decir que un trabajador puede decidir que se cierra la empresa", ha dicho Garamendi.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento