El Gobierno moviliza 200.000 millones contra el coronavirus: "Un escudo social para que nadie se quede atrás"

Gráfico de cómo se repartirán los 200.000 millones de euros anunciados por el presidente de Gobierno.
Gráfico de cómo se repartirán los 200.000 millones de euros anunciados por el presidente de Gobierno.
Carlos Gámez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras el Consejo de Ministros que por primera vez en la historia se ha celebrado por videoconferencia - a excepción de algunos de los ministros que se han reunido de manera presencial con Sánchez en el Palacio de la Moncloa – ha comparecido para explicar las medidas económicas adoptadas por el Gobierno para afrontar la crisis del coronavirus. “Las empresas y el conjunto de nuestro tejido productivo deben sentirse protegidas y por eso les anuncio que vamos a movilizar 200.000 millones de euros, 117.000 millones serán íntegramente públicos y el restante se complementará con la movilización de recursos privados”, ha señalado el presidente del Ejecutivo quien ha explicado que las medidas adoptadas en este Consejo de Ministros van destinadas a las cuatro áreas prioritarias: familias en situación vulnerable, trabajadores, empresas y autónomos, y medidas para el apoyo científico y médico en la cura del COVID-19.

El Gobierno da un paso más. En un Consejo de Ministros marcado por la excepcionalidad, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha aprobado una nueva serie de medidas para paliar la crisis del coronavirus, esta vez desde el punto de vista económico. El propio presidente compareció tras la reunión -la primera de forma telemática en la historia- y explicó que España está ante una situación "excepcional". Y por eso el paso dado fue rotundo: el Gobierno movilizará 200.000 millones de euros para paliar la crisis. "Es un escudo social para que nadie quede atrás. A esto, además, añadió que se trata del "mayor esfuerzo de nuestra democracia".

"De esta cifra, 117.000 millones serán de titularidad pública, y el resto, privada", añadió durante su comparecencia. "Debemos frenar otra curva descendente del frente económico: la curva descendente del empleo y la producción", prosiguió el líder del Ejecutivo, que hizo hincapié en varias ocasiones en que se trata de "una crisis temporal, que debe ser tratada como tal".

Gráfico de cómo se repartirán los 200.000 millones de euros anunciados por el presidente de Gobierno.
Gráfico de cómo se repartirán los 200.000 millones de euros anunciados por el presidente de Gobierno.
Carlos Gámez

El Gobierno pretende que esos fondos se movilicen "lo más pronto posible", y Sánchez apela también a la fortaleza de la sociedad: "Se trata de un esfuerzo enorme, decidido, que responde a la magnitud del reto y al compromiso del Ejecutivo. No vamos a dejar a nadie atrás". Y es que a lo largo de una densa rueda de prensa, el presidente aclaró que estarán "garantizados los servicios públicos esenciales, también los de telecomunicaciones", con la mirada puesta en las familias más vulnerables y afectadas, de una u otra manera por el coronavirus. Así, "se asegurará el derecho de la vivienda de las personas con más dificultades" con la moratoria en el pago de las hipotecas.

"Ninguna persona en una situación económica difícil perderá su vivienda", sentenció Pedro Sánchez en este sentido. Quiso agradecer, asimismo, la labor de la patronal, los sindicatos, los partidos de la oposición y los presidentes autonómicos: "Han hecho grandes propuestas que han sido incluidas en el real decreto". El Gobierno ha desglosado también un apartado para el escenario laboral. En palabras del presidente, "hay que tratar que una crisis temporal tenga un impacto permanente en el mercado laboral".

De esta forma, recapituló el plan de Moncloa. Los asalariados podrán "reducir su jornada incluso al cien por cien para facilitar la conciliación y habrá una "flexibilización de los ERTE: se van a beneficiar todos los trabajadores", pues tendrán derecho a paro aunque no cumplan el requisito de cotización y no computará para el futuro.

Asimismo, el Ejecutivo reforzará la "liquidez de las empresas que sean solventes" con la creación de una línea de avales de hasta 100.000 millones de euros. "El Estado será el garante de las operaciones", continuó Sánchez, al tiempo que anunció una "reforma para que las empresas de fuera de la UE puedan hacerse con el control de empresas españolas" en esta crisis.

En el plano corto de Pedro Sánchez durante su comparecencia, y con semblante serio, se confirmó también que el Gobierno se compromete "con el refuerzo de la investigación científica para el desarrollo de una vacuna: se habilitarán 30 millones de euros dedicados a dotar al CSIC y al Instituto de Salud Carlos III". Se trata, sentenció Sánchez, de una "movilización colosal de recursos públicos".

Acerca de los Presupuestos Generales del Estado, Sánchez aseveró que "más que unos PGE de urgencia" son necesarios "unos Presupuestos de reconstrucción" ante la crisis del coronavirus. Fue Ciudadanos el primer partido que planteó esta opción. Serán unas cuentas que el Gobierno quiere "acordar con todas las formaciones políticas".

Preguntado por las discrepancias entre PSOE y Unidas Podemos, el presidente apuntó que los debates "son necesarios" cuando se tratan cuestiones tan importantes. "El Estado ha actuado desde el primer minuto", esgrimió, puesto que el Estado es "desde el Gobierno" pero también "un ayuntamiento, un cabildo o un consell".

"Estamos viviendo y viviremos días muy duros"

Al desglose de medidas económicas, Sánchez añadió mensaje de ánimo y referencias a la parte sanitaria. "Estamos viviendo y viviremos días muy duros", asumió el líder socialista, que reiteró un mantra pronunciado en los últimos días: "El virus no distingue de ideologías ni clases ni territorios, nos está golpeando a todos". Y eso no está exento de más y más dificultades. Sánchez fue muy claro en este sentido: "Todos los países estamos dando pasos en un camino plagado de sombras y con muy pocas certezas".

Para animar a la sociedad, el presidente apuntó que desde el Gobierno "se va a hacer todo lo que haga falta, donde haga falta y como haga falta". Definió a los españoles como un "pueblo ejemplar" y por eso, añadió, "el esfuerzo debe estar como mínimo a la altura del sacrificio de los españoles".

Todo esto tiene varias etapas. "El primer hito será doblegar la curva, quedan aún días pero cuanto antes lleguemos, más cerca estaremos del final". El siguiente paso será que haya "más altas que nuevos contagios" y el tercero y último, "la derrota total" sería "la aparición de una vacuna".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento