Bruselas sale al rescate de España e Italia y propone un sistema europeo de ayudas al empleo por la pandemia

Pedro Sánchez participa en el Consejo Europeo por videoconferencia el 26 de marzo
Pedro Sánchez participa en el Consejo Europeo por videoconferencia el 26 de marzo
MONCLOA/ BORJA PUIG DE LA BELLACASA
Después del plantón de España e Italia, Bruselas toma cartas en el asunto y sale al rescate. La Comisión Europea presenta hoy una iniciativa, que ha denominado "Sure", que podría llegar a los 100.000 millones de euros, un subsidio público para el mantenimiento del empleo. Un plan para que las empresas opten por los ERTE en lugar de apostar por la destrucción de empleo.

España se sale con la suya. La Comisión Europea presentará este jueves una iniciativa para proporcionar subsidios públicos respaldados por el conjunto de la Unión Europea para ayudar al mantenimiento del empleo en los países más afectados por el coronavirus como España e Italia, en concreto a través de sistemas como los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo.

Este seguro de desempleo era uno de los grandes retos que se lleva planteando Pedro Sánchez desde que llegó al Gobierno en 2018. "Calviño ha insistido muchísimo en este sistema, y Sánchez también", cuentan fuentes comunitarias a 20minutos. Ahora, esa opción está más cerca. Con Juncker todavía al mando de la Comisión, el Ejecutivo español no logró el respaldo de la UE, y ahora la solución se plantea más que por convencimiento, por la necesidad ante la pandemia.

Sánchez ha sumado esta petición en las últimas reuniones del Consejo Europeo a otras de bastante calado. La más importante, la posibilidad de emitir eurobonos: de esa forma se compartiría la deuda generada durante la crisis del coronavirus. Alemania y Países Bajos, entre otros, se niegan a esta posibilidad y son más partidarios de recurrir al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que aleja la corresponsabilidad.

La presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, ha anunciado este miércoles la presentación de este esquema, bautizado como "Sure", aunque no precisó cómo se financiará, cual será su volumen -podría llegar a los 100.000 millones de euros- o qué requisitos tendrán que cumplir los países para recibir ayudas.

La propuesta ha sido debatida este miércoles por el colegio de comisarios y se espera que sea adoptada y presentada mañana, aunque todavía se está trabajando sobre ella, según indicó un portavoz de la Comisión.

"Está destinada a ayudar a Italia, España y otros países que han sido duramente golpeados. Y esto se hará gracias a la solidaridad de otros Estados miembros", dijo von der Leyen en un vídeo publicado en varios idiomas, incluido el español, en la red social Twitter.

Bruselas plantea en concreto que los países pongan en marcha sistemas de trabajo temporal, por los que otorguen a las empresas subsidios públicos que les permitan mantener empleados a sus trabajadores y seguir pagándoles el salario aunque su actividad se haya reducido por la pandemia.

Para mantenerles en el puesto, en el tiempo libre, los trabajadores podrían realizar cursos de formación, según von der Leyen, quien destacó que al seguir cobrando sus salarios estos podrían seguir pagando el alquiler o haciendo compras, lo que tendría un impacto positivo en la economía.

Este sistema estaría en la línea del esquema alemán de "Kurzarbeit", que consiste en una reducción de la jornada laboral pero con garantías de empleo, y cuyo equivalente en España serían los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

"Ayudará a los países más afectados y está garantizado por todos los Estados miembros", dijo von der Leyen, sin precisar si las ayudas saldrán de los remanentes del actual presupuesto europeo, ya que aún no hay uno nuevo, de la emisión de bonos o de otra fuente de financiación.

La iniciativa responde a las demandas de España y otros países para que la Comisión acelerase su propuesta para crear un sistema de reaseguro de desempleo en la Unión Europea, que en principio iba a presentar a finales de este año.

La crisis del coronavirus ha obligado a anticiparlo y podría allanar también el camino para su aceptación, ya que la idea genera menos reticencias en Alemania, así como en otros Estados, que las propuestas para emitir deuda mutualizada -los llamados "coronabonos- o para usar el fondo de rescate de la eurozona que se han puesto sobre la mesa hasta ahora.

El Eurogrupo podría debatirla en su reunión del próximo 7 de abril, en la que se espera que los ministros de Economía y Finanzas adopten más medidas para paliar el impacto económico de una pandemia que llevará a la recesión a la UE y la eurozona este mismo año y tendrá un importante impacto sobre el empleo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento