Españoles en el extranjero: "No hay vuelos, estamos atrapados"

Familia española atrapada en Nepal por la crisis del coronavirus.
Familia española atrapada en Nepal por la crisis del coronavirus.
CRISTINA KUCHING
Familia española atrapada en Nepal por la crisis del coronavirus.
CRISTINA KUCHING

Cuando, el pasado 1 de marzo, Ángela Romero y Álvaro Azagra cogieron su vuelo de regreso a Argentina, donde estudian en la universidad, poca gente en España se tomaba en serio la naciente epidemia de coronavirus.

Sin embargo, al llegar a la ciudad argentina de Córdoba, estos dos gaditanos de 23 y 24 años respectivamente, decidieron hacer una cuarentena voluntaria, que acabó volviéndose obligatoria a medida que el país latinoamericano comenzaba a tomar medidas contra un virus que ya había cruzado el Atlántico.

“No tenemos síntomas, pero estamos intentando salir porque nuestro seguro médico no cubre aquí nada y yo tengo un problema de corazón”, explica Ángela. Sin embargo, salir de Argentina se ha vuelto una tarea imposible para cientos de españoles que se encuentran bloqueados en distintos puntos del país.

Una situación similar es la que narra Cristina, que detalla cómo dos parejas de españoles se encuentran en Nepal viendo como les cancelan vuelos y los precios no paran de subir. "Las aerolíneas se están aprovechando de la situación desesperada", lamenta. Además, reclama ayuda por parte de la embajada española o del Gobierno, algo que de momento no ha sucedido.

Álvaro Azagra y Ángela Romero

Estudiantes gaditanos, en Córdoba (Argentina).
Estudiantes gaditanos, en Córdoba (Argentina).
Cedida
"No tenemos síntomas, pero estamos intentando salir porque nuestro seguro médico no cubre aquí nada y yo tengo un problema de corazón. Pero es imposible, no te dejan salir, no hay vuelos".

“Es imposible, no te dejan salir, no hay vuelos, estamos atrapados”, declara Ángela, que contactó con la embajada desde la semana pasada, pero sin obtener, hasta el momento, ninguna solución.

“Nos dicen que la única opción es volar desde Uruguay, pero en el caso en el que lleguemos a ese país y cierren fronteras aéreas, ¿qué pasa?”, declara Álvaro, que se está ocupando de hacer la compra mientras Ángela permanece aislada para minimizar al máximo el riesgo de contagio.

El Ministerio de Asuntos Exteriores calcula que hay más de dos millones de españoles residentes en el extranjero, aunque la cifra podría ser mucho mayor dado que muchos no se registran en los consulados de sus países de acogida.

La recomendación de Exteriores a los españoles que quieran regresar en estas fechas es que anulen sus desplazamientos si no son indispensables, aunque también aseguran estar en contracto con las líneas aéreas para asegurarse de que se mantienen las conexiones para poder volver a casa, algo que, en muchos casos, está resultado imposble.

Alejandra Hermoso

Está realizando una estancia doctoral en Quito (Ecuador).
Está realizando una estancia doctoral en Quito (Ecuador).
Cedida
"Finalmente encontré una conexión con París y Biarritz, pero, con las últimas medidas, mi padre no podrá cruzar la frontera para ir a buscarme, y ni siquiera sé si podré embarcar al no ser francesa”.

Alejandra Hermoso, de 27 años, está realizando una estancia doctoral en Quito, Ecuador, donde el Gobierno ha impuesto recientemente un toque de queda a partir de las nueve de la noche.

A pesar de la creciente preocupación de su familia, decidió mantenerse en Ecuador hasta terminar su estancia antes de regresar, como tenía previsto, a finales de marzo a Hondarribia, Guipúzcoa. Sin embargo, su vuelo de Iberia fue cancelado y ya no hay forma de volar directo a España hasta, al menos, abril.

“Finalmente encontré una conexión con París y Biarritz, pero mi madre me escribió un mail explicandome que, con las últimas medidas, mi padre no podía cruzar la frontera para ir a buscarme, y ni siquiera sé si podré embarcar al no ser ciudadana francesa”, explica Alejandra, que tratará de coger el vuelo sin tener claro cómo logrará llegar a Hondarribia.

“Estoy angustiada por mi familia, porque yo aquí estaría bien”, admite, a pesar de estar, en sus propias palabras, en un situación de “total incertidumbre”.

Ana Hernández

Turista madrileña atrapada en una isla de las Maldivas.
Turista madrileña atrapada en una isla de las Maldivas.
Cedida
"No nos dejan salir de la isla y el problema es que han reducido muchísimo los barcos que traen comida y nos han asustado diciendo que, probablemente, dentro de poco no haya agua".

No todos los españoles que están tratando infructuosamente de volver a casa son residentes en el extranjero. Decenas de turistas se han visto atrapados en sus destinos y, ahora, son incapaces de encontrar un vuelo para volver a España, tal y como les recomiendan desde la embajada.

Ana Hernández es una madrileña de 31 años que se ha quedado atrapada en una isla de las Maldivas después de que su vuelo fuera cancelado. “El problema es que han reducido muchísimo los barcos que traen comida a las islas y los restaurantes están vacíos y nos han asustado diciendo que, probablemente, dentro de poco no haya agua”, declara Ana.

“En la embajada nos dicen que tenemos que volver cuanto antes, pero no hay ni un vuelo y las compañías están cancelando o los vuelos están llenos, es desesperante”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento