Los abusos sexuales contra menores no empezarán a prescribir hasta que la víctima tenga 30 años

  • El vicepresidente segundo Pablo Iglesias confirma que la medida estará incluida en su proyecto de ley de violencia contra los menores.
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, este martes en el Senado.
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, este martes en el Senado.
EFE

La ley de protección a la infancia que prepara la Vicepresidencia Segunda que lidera Pablo Iglesias establecerá que el plazo de prescripción de los delitos de abusos y agresiones sexuales contra menores de edad no empiece a correr hasta que la víctima tenga 30 años.

Así lo anunció este martes el propio Iglesias en el Senado al hablar de una norma que la Vicepresidencia se encuentra ultimando y que el Gobierno tiene previsto aprobar dentro de no muchas semanas. El vicepresidente se refirió a la iniciativa al ser preguntado por los casos de prostitución de menores tuteladas en Baleares, y aseguró que esta ley de protección a la infancia también establecerá la obligatoriedad para todos los ciudadanos de denunciar de forma inmediata la existencia de indicios de violencia ejercida sobre niños, niñas o adolescentes.

Además, la norma establecerá otra medida de cara a evitar escándalos como el de Baleares: la implantación de protocolos de prevención obligatorios en todos los centros de menores, que deberán incluir planes de prevención y detección de casos de trata. También los centros educativos deberán elaborar protocolos de actuación frente a indicios de acoso escolar, ciberacoso, acoso sexual, violencia de género, suicidio o autolesión, y en ellos se nombrará un "coordinador de bienestar y protección" para que los haga cumplir.

Iglesias anunció otras tres de las medidas que incluirá la ley: la creación de "unidades especializadas" en violencia contra los menores dentro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la puesta en marcha de un programa de "formación especializada" para que jueces y fiscales sepan cómo tratar estos casos y la creación de un "registro central de información" para recopilar datos relativos a la violencia contra la infancia.

Nueva bronca a tenor del escándalo de Baleares

Todas estas medidas fueron anunciadas por Iglesias en una bronca sesión de control en el Senado, en la que PP y Ciudadanos criticaron al vicepresidente por la negativa de Unidas Podemos a que se abra una comisión de investigación en el Parlament de Baleares para investigar los casos de prostitución de menores tuteladas que se han conocido en las últimas semanas.

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Lorena Roldán, también senadora, denunció que Iglesias es "capaz de todo por mantener la silla" y lo comparó con el PP cuando ese partido no quiere "investigar su propia corrupción". "Son lágrimas de cocodrilo las que están vertiendo ustedes aquí", y "van ustedes a fundar el feminismo asimétrico" por el cual "si las menores son violadas bajo la tutela del PSOE y Unidas Podemos no importa", denunció Roldán.

Por su parte, Adela Pedrosa (PP) fue más lejos y acusó al Gobierno de dar "cobertura a los abusadores". "Esto es un escándalo de negligencia política que quieren tapar y por eso no dejan crear una comisión de investigación", denunció Pedrosa.

Ante esos ataques, Iglesias se mantuvo en la línea de la semana pasada -cuando también fue preguntado al respecto del escándalo de Baleares-, recordó que la justicia está investigando el caso y acusó a la derecha de "utilizar políticamente a las víctimas" con comentarios "repugnantes". "Me preocupa cuando se producen casos de violación y prostitución de niñas en Baleares, pero estos casos se producen también en otras comunidades, y no quiero pensar ni por un instante que cuando estos casos se producen en Madrid o Canarias esto deja de formar parte de sus preocupaciones", espetó el vicepresidente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento