La búsqueda de la medallista olímpica Blanca Fernández Ochoa en la sierra madrileña de Guadarrama ha terminado este miércoles con el peor de los desenlaces posibles, ya que su cuerpo ha sido localizado en el Pico de la Peñota después de 12 días desaparecida.

Helicópteros, drones y unos 300 efectivos han peinado desde el domingo doce rutas de la zona de Cercedilla con la esperanza de localizar a la exesquiadora con vida, en una ausencia que ha mantenido al país en vilo desde que la Policía anunció la desaparición.

Una salida para hacer senderismo por el norte de España y la posibilidad de emprender el camino de Santiago parece ser el origen de este trágico suceso, que la Policía estudió como voluntaria desde el primer momento y que la familia considera accidental. Los análisis practicados al cuerpo en el anatómico forense permitirán aclarar cuál ha sido el motivo del fallecimiento.

Último contacto: 23 de agosto

El último contacto con la exesquiadora se produjo el 23 de agosto, cuando se encontraba en la localidad madrileña de Aravaca, según informó a la Guardia Civil de Las Rozas la hija de Blanca, Olivia Fresneda, en el momento de poner la denuncia. La joven, de 20 años y miembro de la Selección Española de Rugby, explicó a los agentes que su madre había transmitido a la familia su intención de ausentarse durante unos días sin teléfono móvil.

La medallista olímpica trasladó a su hija su voluntad de desplazarse al norte de España a hacer senderismo durante unos cuatro días, cosa que solía hacer en solitario, y le transmitió la posibilidad de hacer el camino de Santiago.

Vista por última vez: 24 de agosto

Blanca fue vista por última vez el 24 de agosto en la charcutería de un centro comercial de Pozuelo de Alarcón, donde compró una pequeña cantidad de queso, tal y como quedó registrado en las cámaras de seguridad del centro.

Respecto a estas imágenes, la familia de la deportista asegura que confirman la planificación de la escapada. "Si se va a hacer senderismo, se va con víveres; lo que demuestra que Blanca no salió de forma improvisada, sino preparada", afirman.

Abandono del coche: 25 de agosto

A las seis de la mañana del domingo 25 de agosto, Blanca dejó su coche estacionado en un aparcamiento para senderistas de Las Dehesas de Cercedilla, de acuerdo con la información facilitada por un corredor aficionado que acostumbra a ir por esa zona a hacer deporte. No obstante, no fue localizado por la Policía hasta el 1 de septiembre.

El hombre apunta que le llamó la atención la presencia del coche, un Mercedes Clase A negro matrícula 0213 CKD, porque a esas horas no suele haber vehículos. Según los testigos, se encontraba con los pestillos cerrados.

Denuncia de la desaparición: 29 de agosto

Tras seis días sin contacto con la exesquiadora, su familia comienza a inquietarse y su hija decide denunciar su desaparición ante la Guardia Civil de Las Rozas, que comenzó a recabar pruebas, antes de trasladar la investigación a la Policía Nacional.

'Like' a una foto de su hija: 29 de agosto

Uno de los datos más desconcertantes de la investigación es un 'like' en Instagram desde la cuenta de Blanca a una publicación de su hija del pasado 29 de agosto, seis días después de la desaparición de la exolímpica.

Se trata de una imagen compartida por Olivia en su perfil de esta red social el pasado jueves, 29 de agosto, en la que aparece practicando submarinismo en Cabo de Palos (Murcia). Entre los 'Me gusta' que recibió la fotografía, está el de la propia Blanca, registrado ese mismo día.

Ante las preguntas que este detalle suscitó, la hija de la medallista olímpica explicó que había sido ella misma quien dio ese 'like' a la foto desde la cuenta de su progenitora. Esta confesión, lejos de arrojar luz al asunto, provocó más interrogantes: ¿por qué usaba el Instagram de su madre si hacía días que no tenía noticias de ella?

Se hace pública la desaparición: 31 de agosto

La Policía Nacional, encargada de las pesquisas después de que la Guardia Civil le trasladase la investigación, el 31 de agosto hizo pública la desaparición de la deportista, que permanecía ilocalizable y en paradero desconocido desde el día 23.

Dispositivo y hallazgo del vehículo: 1 de septiembre

El dispositivo organizado por la Policía Nacional para localizar a la deportista comenzó el día 1 de septiembre, integrado por medios terrestres y aéreos del Cuerpo, brigadas de la científica y la judicial y miembros de la Guardia Civil. Asimismo, están participando en las labores de búsqueda agentes forestales y del Grupo de Rescate de Montaña (GERA) de los Bomberos de la Comunidad de Madrid.

En la zona también se han organizado desde el domingo batidas espontáneas de amigos, vecinos y allegados, después de que el Ayuntamiento de Cercedilla pidiera la colaboración de voluntarios.

En las tareas de localización, que rastrean diferentes rutas de la zona de la sierra donde desapareció, están participando, además de los agentes y los voluntarios, helicópteros y drones, que permiten ver la zonas más inaccesibles y transmitir las imágenes al centro de control.

El 1 de septiembre también se halló el coche de Blanca en un aparcamiento para senderistas del municipio de la sierra madrileña de Cercedilla. En el interior se encontraron el bolso de la exesquiadora -con el carné de conducir, el DNI y 15 euros-, y unas chanclas, señal de que se cambió de calzado porque en casa, dice su familia, no estaban las botas de 'trekking'.

Falso positivo: 2 de septiembre

Durante la búsqueda el 2 de septiembre, los perros que tratan de localizar a la exesquiadora detectaron un rastro que fue descartado por la Guardia Civil al día siguiente, lo que supone la ausencia de pistas en la búsqueda.

Búsqueda por Cercedilla: 3 de septiembre

A las batidas de búsqueda realizadas por los agentes de rescate de la Guardia Civil, Policía Nacional y Bomberos se suman unos 50 voluntarios cada día. Cuentan también con siete drones y varios helicópteros para inspeccionar zonas de difícil acceso. La familia informó de que está 99% segura de que Blanca salió con un saco de dormir.

Hallazgo del cadáver en la zona: 4 de septiembre

La Guardia Civil ha encontrado el cuerpo de Blanca Fernández Ochoa en la zona de Cercedilla. El hallazgo se ha producido en las proximidades del Pico de la Peñota, en la sierra de Guadarrama, poco después de las 13 horas de este miércoles.

El cuerpo ha sido encontrado por un sargento de la Guardia Civil fuera de servicio y su perro en el cuarto día del dispositivo de búsqueda desplegado en la zona de Cercedilla. Al lugar del hallazgo se han traslado expertos de Homicidios y de Científica, así como el juez de primera instancia y el forense, que han acudido para levantar el cadáver. A continuación, será trasladado al anatómico forense para tratar de esclarecer los motivos del fallecimiento.

Ha sido un vecino quien ha alertado a los agentes de que se había encontrado con Blanca unos días antes y que le había dicho que iba a ir a caminar por esa zona, lo que ha llevado a preparar una ruta específica en los alrededores.