Vivienda
Imagen de una vivienda en construcción. EP

El precio de la vivienda continúa su tendencia alcista en España, pero ya con menos intensidad y con una tendencia clara hacia la estabilización en los precios.

Según el último informe de Tinsa IMIE Mercados Locales, el precio medio de la vivienda terminada (nueva y usada) se encareció en España un 3% anual en el segundo trimestre de 2019, hasta 1.350 euros por metro cuadrado, lo que supone el undécimo trimestre consecutivo con incremento de precios.

Ejemplares en PDF de MiBolsillo

Sin embargo, el director del Servicio de Estudios de Tinsa, Rafael Gil, detecta "síntomas de estabilización" tanto en precio como en demanda, tras varios años de recuperación.

De hecho, la vivienda se ha encarecido en España un 12% desde el mínimo que tocó durante la crisis económica. Sin embargo, todavía se mantiene un 34,1% por debajo de los precios máximos alcanzados en el año 2007, poco antes de que estallara la crisis económica. Así, la recuperación del sector de la vivienda parece consolidarse y, al mismo tiempo, estabilizarse en cuanto a precios.

Si nos remontamos al cierre de 2018, la venta de viviendas subió en España un 10,1% con respecto al año anterior: 515.051 viviendas cambiaron de manos. Fue la cifra más alta registrada en un solo ejercicio desde hace una década, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

No obstante, este año 2019, el mercado residencial está dando muestras de cierto agotamiento tras varios años de crecimiento en cuanto a ventas. Durante el primer trimestre de 2019, se firmaron 136.436 transacciones, prácticamente las mismas que durante el mismo periodo de 2018 (136.164), según datos del Consejo General del Notariado. Pese a todo, es la cifra más alta de compra-venta de casas desde 2008, cuando se registraron 156.654.

Según explica Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa, "el mercado de la vivienda sigue avanzando en su recuperación, pero a un ritmo más moderado que lo que veíamos hace un año". "El interés por la compra de vivienda ha aumentado de forma importante en el último año, en concreto un 33%, pero el grueso de la población se queda fuera del mercado debido a la falta de ahorros o de financiación hipotecaria, en un momento de precios altos en comparación con la evolución del poder adquisitivo de los españoles", asegura Toribio.

CCAA donde más sube

Volviendo al informe de Tinsa, con datos a junio de 2019, solo tres regiones (Navarra, Aragón y Madrid) se encarecieron en más de un 5% en términos anuales en el segundo trimestre, mientras que Asturias fue la única comunidad autónoma que presentó una ligera variación negativa en términos anuales (-0,8%).

El 20% de los ingresos, a pagar la hipoteca

Según el estudio, los españoles destinan de media el 20,2% de sus ingresos familiares brutos a afrontar el primer año de hipoteca. Según datos del INE, la hipoteca media en España se situó en 123.282 euros en el primer trimestre de 2019, lo que supone un desembolso de 579 euros al mes.

El plazo medio de venta de una vivienda en España se sitúa en 8,2 meses. La ciudad de Madrid tiene el plazo más reducido, con 3,6 meses, seguida entre las grandes capitales por Zaragoza (3,8 meses), Sevilla (5,1 meses), Barcelona (6,5 meses) y Valencia (7,6 meses).

Las 5 grandes ciudades

En cuanto al precio por distritos en las grandes ciudades, se mantiene el patrón observado en trimestres precedentes por el que los mayores incrementos anuales en el precio se localizan en distritos periféricos de Madrid, Barcelona y Valencia. En cambio, en Zaragoza y en Sevilla el encarecimiento más notorio aún se registra en sus distritos centrales.

En Barcelona, es destacable que la vivienda incluso se ha abaratado un 2,6% interanual en Ciutat Vella y que ningún distrito ha incrementado su precio en el último año por encima del 10%. La Ciudad Condal se ha encarecido tanto durante los últimos años que lo lógico es que se estabilice o baje en algunos distritos.

Los mayores incrementos en Madrid también se sitúan en la periferia cercana, con subidas de valor de dos dígitos en Carabanchel, Villaverde y Vicálvaro.

El distrito de Salamanca rompe este patrón al registrar un incremento del 11% en el último año, que lleva su precio medio de vivienda terminada (nueva y usada) hasta 5.161 €/m2, convirtiéndose en el único distrito de las 5 grandes capitales españolas que supera la cota de los 5.000 €/m2.

En Valencia, casi la mitad de los distritos registró incrementos superiores al 10%, una tendencia que también se detecta en Sevilla y Zaragoza en el centro y en la periferia.

Alquiler al alza

Respecto al precio del alquiler, el coste de los arrendamientos de vivienda en España se incrementó un 4,49% el pasado mes de junio en comparación con el mismo mes de 2018, según el Índice Actualizador de Rentas de Contratos de Alquiler (ARCA). Así, un contrato de alquiler con una renta de 700 euros firmado en junio de 2018 se actualizaría este año en 731,43 euros.

El director comercial de Alquiler Seguro, David Caraballo, explica que "se ha revertido la tendencia de estabilización observada meses atrás entre oferta y demanda en medio de la incertidumbre política". En cuanto a la rentabilidad bruta del alquiler, se sitúa en el 4,4% en las ciudades de Madrid, Valencia y Sevilla, mientras que se reduce hasta un 4% en Barcelona y asciende hasta el 4,7% en Zaragoza, según Tinsa.

Se observan cifras de rentabilidad en el centro de Barcelona (Ciutat Vella), Madrid (Centro) y Valencia (Ciutat Vella) algo superiores a sus distritos colindantes. Este hecho responde posiblemente al efecto del alquiler turístico sobre la oferta de alquiler residencial tradicional y, por tanto, sobre su precio medio.