La 'influencer' María Pombo y su novio
La 'influencer' María Pombo y su novio, en una imagen publicada en Instagram. EUROPA PRESS

Viven obligados a llevar las 24 horas del día una cámara reflex en la mano o un smartphone para capturar cada segundo del día. A recibir un manotazo si se adelantan a comerse el suculento plato y arruinan el momento #foodporn.

A tener que subirse a lugares insospechados para sacar ese contrapicado que simula ser un 'robado' pero que es un postureo de manual. A pegarse madrugones para que no aparezcan personas que arruinen el estupendo amanecer... ellos son los boyfriends of Instagram (los novios de Instagram), las sufridoras parejas que se esconden detrás de las instagramers.

Existe incluso una cuenta, creada por Jeff Houghton, dedicada a estas almas cándidas en la que se muestra, en clave de humor, todo aquello que no se ve a la hora de hacer la 'foto perfecta' para subir al feed.

Ver esta publicación en Instagram

Yooo the next avatar movie got hella production tho !!! 👀👀👀 #blockbustercontent #extra #nofilter - @demarcdegroot

Una publicación compartida de Boyfriends Of Instagram (@boyfriends_of_insta) el10 Oct, 2018 a las 1:23 PDT

El término ha evolucionado y ya no se refiere estrictamente a la pareja de la instragramer sino a la persona 'invisible' que está detrás de todas esas fotos ideales que vemos.

En realidad, con la oleada de influencers que hay (y ya no hablamos únicamente de instagramers) y el dinero que mueven, las parejas de estos también han entrado en el negocio y el impacto se multiplica. Crean cuentas propias, que acumulan miles de seguidores, y en algunos casos dejan su trabajo para centrarse en la actividad digital de su novia/o.

Lovely Pepa y Ghassan Fallah

Ghassan Fallah tuvo su primera cita con Alexandra Pereira, más conocida como Lovely Pepa, en 2014. Cuando arrancó la relación, el empresario libanés vivía en Barcelona pero se mudó a Madrid para estar con la bloguera. Comenzó ayudándola con las fotos hasta pasar a involucrarse en la parte del business:manager, administrador y asistente.

Ver esta publicación en Instagram

My always and forever ❤

Una publicación compartida de Alex Pereira | Lovely Pepa (@alexandrapereira) el14 Ene, 2019 a las 8:16 PST

Gracias a su experiencia en el mundo de los negocios, desde hace dos años, Fallah es quien ha reestructurado toda la empresa de Pereira y lo gestiona todo él. Fallah sigue manteniendo sus negocios personales, pero lo ha delegado todo en su equipo para centrarse de lleno en el proyecto de su futura mujer.

Chiara Ferragni y Fedez

Tener un marido influencer es una estragia inteligente ya que las ganancias se multiplican por dos. Cada post publicitario que hace la italiana Chiara Ferragni cuesta 11.000 euros a eso hay que sumarle lo que amasa su pareja Fedez, quien solo en Instagram acumula 7,5 millones de fans.

Ver esta publicación en Instagram

Back home and I’ll never forget this holiday 😍 Thanks @dreamsteamtravel @andreadreamsteam for organizing such an epic honeymoon ❤️ #TheFerragnez

Una publicación compartida de Chiara Ferragni (@chiaraferragni) el9 Ene, 2019 a las 3:51 PST

¿Cuánto gana el rapero Fedez con las redes sociales? En 2014 sacaba 5.000 euros por post, una tarifa que a día de hoy es de 10.000 euros por mención en su perfil. Los Ferragnez, como se conoce al matrimonio, son guapos, van siempre a la última y convierten todo en beneficio. Por ejemplo, la mediática boda 3.0 les llevó a embolsarse unos 20millones de euros gracias a marcas y patrocinios.

María Pombo y Pablo Castellano

Ella se hizo famosa cuando fue la novia de Álvaro Morata y, a partir de ahí, su perfil de Instagram comenzó a subir como la espuma. La pequeña de las 'pombashian', como así se autodenominan las tres hermanas, es imagen de ghd, la marca de joyas Agatha, Guerlain...

Ver esta publicación en Instagram

Bombon 🐮🖤 #ctycn

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el20 Ago, 2018 a las 12:09 PDT

En 2015, María Pombo fundó la marca de ropa Tipi Tent junto a una de sus hermanas, su cuñado y su novio, Pablo Castellano. Llevan tres años de relación y él decidio dar un paso más cuando le pidió matrimonio este verano, después de irse a vivir juntos. Castellano tiene una empresa de reformas y construcción, pero desde que sale con María no para de sumar seguidores en la red social.

Dulceida y Alba Paúl Ferrer

Aida Domenech ha comentado en más de una ocasión que no le gusta que a Alba Paúl Ferrer la etiqueten como "la mujer de Dulceida" porque no le parece correcto. Cierto es que Ferrer tiene la carrera de derecho, pero no es por eso por lo que se la conoce sino por su mediática relación y posterior matrimonio con la influencer con más seguidores de España. Dulceida es dueña de un 'Dulceimperio': tiene un libro, una 'app', perfume propio, línea de ropa, un festival (el Dulceweekend) y una agencia de representación en la que trabajan 14 personas.

Ver esta publicación en Instagram

NYC GIRLZZ 🤙🏼 @albapaulfe #nyc - @citizenm

Una publicación compartida de Aida Domenech (@dulceida) el3 Ene, 2019 a las 7:16 PST

Con vertida en un referente femenino para el colectivo LGTB, la catalana decidió hablar públicamente sobre su bisexualidad cuando en 2015 colgó una foto besando a la que ahora es su mujer. Fue también en las redes sociales donde hizo pública la ruptura con el que era su novio y hasta el momento se había encargado de ejercer de fotógrafo para ayudarla con su blog de moda.

Paula Gonu y Álex Chiner

La pareja es como el dúo Pimpinela en versión instagramer: no se separan ni con agua hirviendo. En este caso, Álex Chiner no conoció a Paula Gonu cuando ella ya tenía una buena legión de seguidores sino cuando estudiaban en la Universidad Pompeu Fabra. Cinco años de romance, viven juntos, pero nada de boda (de momento). Una de las cosas que más gusta a los fans sobre Gonu son sus coreografías de las canciones más pinchadas del momento.

Mítico el incidente que sufrió ella en noviembre de 2017 al intentar hacerse unas maravillosas fotos con drone en Bahamas. La joven terminó con varios cortes profundos cuando el gadget, que manejaba Chiner, se estrelló contra su cuerpo.