Al menos 253 vascos fueron deportados a campos nazis, de los que 113 personas fallecieron y 125 sobrevivieron, mientras que se desconoce qué ocurrió con los otros 15 restantes, según un informe encargado por el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos-Gogora. Casi la mitad todos ellos fueron trasladados a Mauthausen, donde murieron dos terceras partes del total de deportados fallecidos, un 65%.

Página 1 de 10