Sara y Óscar, con el pequeño Óscar, que nació sin la ayuda de 2.500 €.
  • La ley dice que los 2.500 euros sólo los puede cobrar la madre.
  • Pero si es extranjera, se le exige tener dos años de residencia legal en España para poder percibirlos.
  • Los afectados lo consideran una injusticia y empiezan a movilizarse.
  • Tanto la Secretaría de Igualdad del Gobierno como el Defensor del Pueblo les dan la razón, pero nadie hace nada.