Candela Peña posa con el Goya a la mejor interpretación femenina