Insomnio
Con la astenia otoñal se da falta de interés por realizar actividades que antes nos gustaban, tristeza, apatía, aparición de insomnio o hipersomnia.
Con la astenia otoñal se da falta de interés por realizar actividades que antes nos gustaban, tristeza, apatía, aparición de insomnio o hipersomnia.
  • Con la llegada del otoño, los cambios de temperaturas y menos horas de luz, muchos sufren lo que se conoce como astenia otoñal.
  • Se trata de un síndrome caracterizado por falta de ánimo, de humor o de sueño y sensación de tener menos energía.
  • Expertos aconsejan exponerse al sol al menos diez minutos diarios, preferiblemente por la mañana y realizar regularmente algún tipo de ejercicio físico.
  • La principal responsable de esta alteración es la melatonina, una hormona encargada de regular el sueño o la temperatura corporal.
Dolor y cansancio, síntomas de la astenia primaveral.
  • La astenia primaveral es sólo un cuadro de síntomas derivados de la adaptación del organismo a los cambios en las condiciones de temperatura y de luz.
  • No son necesarios suplementos vitamínicos: una alimentación saludable bastará.
  • Si se prolonga más allá de dos o tres semanas podría tratarse de una anemia.