Logo del sitio

Seis claves para combatir con éxito la astenia primaveral: genera cansancio físico y mental continuado

La astenia primaveral afecta en mayor medida a las mujeres.
La astenia primaveral afecta en mayor medida a las mujeres.
PIXABAY

Para muchas personas, la llegada del buen tiempo también es sinónimo de astenia primaveral y de diversas sensaciones físicas y mentales no muy agradables como el cansancio, la apatía y el llamado ‘bajón’ que pueden condicionar de manera más o menos grave la vida cotidiana. 

“Este cuadro de fatiga, con falta de energía y sensación de cansancio físico y mental continuado, que no remite con el descanso, suele darse en el cambio de estación hacia la primavera”, señala Laura Palomares, psicóloga y directora de Avance Psicólogos. Y aunque los síntomas van desapareciendo con el transcurso de las semanas, este estado de letargo se nos puede hacer cuesta arriba si no sabemos cómo gestionarlo.

¿Qué es lo que ocurre con nuestro cerebro en esta etapa? La psicóloga explica que, al igual que le ocurre a las plantas y los árboles en primavera, el organismo de los seres humanos debe tiene que adaptarse a unos cambios de temperatura y de luminosidad importantes.

“Estos cambios van a influir sobre nuestro reloj circadiano, debido a que nuestra glándula pineal va a segregar menos melatonina (la hormona que induce el sueño) al detectar más horas de luz. Durante este proceso de reajuste, también nuestro hipotálamo produce menos serotonina y endorfinas, neurotransmisores y hormonas relacionadas con la motivación, y descienden también los niveles de noradrenalina, hormona y neurotransmisor relacionado con la concentración y el estado de vigilia”, aclara la psicóloga.

Sin embargo, mientras algunas personas sufren los efectos de la astenia primaveral de una manera importante otras apenas perciben sus efectos. Palomares indica que “es posible que alergias asociadas, anemia o un sistema inmunológico debilitado, influyan”. La franja de edad más común para padecer astenia primaveral es la de los 20 a 50 años, y se da más en mujeres.

También se asocia su aparición a causas psicológicas como la depresión, el estrés o la ansiedad, así como a la toma de algunos medicamentos como las benzodiacepinas.

La psicóloga facilita una serie de consejos que pueden ayudarnos a enfrentar la astenia:

- Respetar el reloj circadiano. Intentar acostarte y levantarse a las mismas horas de siempre.

- Mantener unos buenos hábitos de sueño, durmiendo suficientes horas.

- Realizar ejercicio físico de forma regular y no excesivamente intensa.

- Seguir una dieta sana, que asegure los nutrientes, vitaminas y minerales que el cuerpo necesita.

- Tener en cuenta los tiempos de descanso y ocio durante el día, que son fundamentales además para mantener el ánimo.

- Mantener las rutinas, tratando de introducir pequeños descansos más a menudo durante los días primaverales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento