¿'Running' o entrenamientos de fuerza? No hay que elegir, sino combinar

Cada vez son más los que se suman a la fiebre del 'running'.
Desarrollar una buena técnica carrera ayudará a evitar lesiones.
Freepik

El running se ha convertido en el deporte favorito de muchos y no es de extrañar. La posibilidad de practicarlo en cualquier lado y a cualquier hora, así como de ajustar las exigencias y el esfuerzo a los objetivos personales son algunas de sus características más llamativas para convertirlo en un ejercicio completo y muy adaptable. 

Pero estas particularidades no significan que con salir a correr sea suficiente. Jorge Marín, entrenador y director de Sports&Fun, reseña que es necesario ponerse en forma antes de calzarse las zapatillas y superar kilómetros. "Es muy común ver que cuando una persona se quiere poner en forma o decide empezar a hacer deporte para perder esos kilillos de más, escoge el running como primera y única opción", explica. Pero esto es un error que puede conllevar lesiones. 

Existen cuatro grandes fallos que cometen casi todos los principiantes a la hora de empezar a correr. El primero es no tener ningún tipo de planificación ni seguir una progresión adaptada al nivel personal, mientras que el segundo se refiere al peso corporal. 

"Debes de estar en torno a tu peso óptimo para correr ya que la carrera provoca un fuerte impacto sobre nuestras articulaciones, especialmente sobre la rodilla y el tobillo, y si a esto le sumamos un peso elevado, lo más habitual es que aparezcan molestias o lesiones que nos harán no continuar con los entrenamientos", puntualiza Jorge. 

La fuerza como base

El tercer error es no ejercitar la fuerza o no incluir entrenamientos específicos que potencien esta habilidad. "Está más que demostrado que la fuerza es la base para realizar cualquier tipo de deporte y es un elemento imprescindible para mejorar el rendimiento", detalla Jorge Marín. 

Además, entrenar la fuerza puede prevenir lesiones ya que unos músculos entrenados protegerán las articulaciones que sufren un mayor impacto durante la carrera. "No hay ninguna duda de que el mejor camino, el más eficaz para ponerse en forma y el complemento ideal de cualquier deporte es entrenar fuerza, por lo que habría que dedicarle como mínimo una hora semanal de entrenamiento", sentencia este entrenador. 

El último fallo más común es olvidarse de mejorar la técnica de carrera. Realizando ejercicios específicos se obtiene un mayor rendimiento y, al mismo tiempo, se evitarán lesiones. "La técnica de carrera nos ayuda a tener una zancada más eficaz, además de permitirnos correr más rápido con el mismo esfuerzo", explica Jorge.

Si ahora con la vuelta al cole estás pensando en volver a calzarte las zapatillas de deporte, recuerda pasar primero por el gimnasio y planificar tus sesiones de running si quieres tener éxito. 

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma?Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento