¿Te puede la pereza a la hora de salir a correr? Así puedes luchar contra ella

La vuelta a la actividad física y el deporte debe ser gradual para evitar lesiones.
La vuelta a la actividad física debe ser gradual para evitar lesiones.
Alexander Redl, Unsplash

Es domingo y antes de ir a la cama te programas la semana: salir a correr antes de ir a trabajar, comer de manera saludable, quizás ir al gimnasio por la tarde... pero el lunes suena el despertador y no hay forma de encajar en el horario (ni en las ganas) esa media horita que hace falta para hacer un poco de running. 

Y así, semana tras semana, ni has salido a correr ni has hecho ejercicio y encima te invade la culpabilidad. ¿Cómo se puede frenar esta pereza y falta de motivación para salir a correr todos los días?

Lo primero que hay que tener en cuenta, tal y como nos explica Jorge Marín, director de Sport&Fun, es que correr no es una práctica deportiva sencilla. Si nos iniciamos en el running pensando que es simplemente hacer un poco de cardio, puede ser que lleguemos a frustrarnos y entonces no consigamos generar la adherencia necesaria para convertirlo en rutina. 

Vence la pereza

Jorge, que está especializado en la práctica de deportes de resistencia, nos da tres consejos con los que seguro conseguiremos vencer la pereza, levantarnos del sofá y salir a disfrutar de un poco de ejercicio:

  1. Apuntarte a un club de running: te obligará a ir a ese entrenamiento presencial con más personas y te dará las nociones básicas para poder salir el resto de días a correr por tu cuenta. 
  2. Salir con personas que estén en tu misma situación: lo mejor es quedar con personas que ya tienen por costumbre ir a correr y que sabes que no van a fallar en las quedadas. 
  3. Salir a correr en las primeras horas del día: es preferible levantarse antes de lo habitual, salir a primera hora del día antes del resto de obligaciones. Además de evitar las altas temperaturas, empezarás la jornada con la satisfacción que aporta haber entrenado.

Planifica

Planificar los entrenamientos (no hay que olvidarse de complementar el running con rutinas de fuerza), los días de salir a correr y los de descanso puede ayudar a entrar en costumbres. Como señala además este entrenador, al no existir carreras que preparar a día de hoy, es más difícil encontrar esa motivación extra que te ayude a mantener el hábito del running.  

Una de las mejores opciones es intentar proponerte a ti mismo esos retos que plantean las carreras e incluso compartirlos con compañeros que se encuentren en la misma situación:

  1. Con compañeros de trabajo: quedar antes o después de entrar o salir de trabajar y establecer una rutina para salir a correr.
  2. Con amigos: en vez de quedar a tomar algo, proponer dos días a la semana para salir a correr y que así compartáis momentos juntos.
  3. Buscar tus momentos perfectos para salir a correr: aún pensando que al principio te va a costar más de lo normal simplemente porque no estás habituado.

En compañía todo sabe mejor, así que convence a tus familiares o amigos, abróchate las zapatillas y ¡sal a recuperar esas buenas costumbres antes de que la pereza te robe más las ganas!

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento