¿Se consolida el cambio de ciclo?

Manuel Mostaza Barrios  Politólogo y Director de Asuntos Públicos de ATREVIAOPINIÓN
Los consejeros del Gobierno de Ayuso toman este lunes posesión de su cargo en la Real Casa de Correos
Isabel Díaz Ayuso, en su toma de posesión.
Jesús Hellín

Los efectos del terremoto político ocurrido a principios de mayo en la Comunidad de Madrid siguen sintiéndose en toda España. Los datos de la encuesta que publica hoy este periódico muestran que parece irse consolidando el cambio de ciclo que se abrió con los comicios que ganó con claridad Isabel Díaz Ayuso: el Partido Popular ganaría las elecciones si estas se celebrasen ahora y, con la suma de Vox, podría alcanzar el Palacio de la Moncloa. 

Y es que el ligero repunte de las fuerzas que conforman el Gobierno de la Nación parece estar más relacionado con el estancamiento de Más País, -una fuerza vista como madrileña en casi toda España- que con méritos propios.

El problema, además, es que las malas expectativas del Gobierno se incrementan si nos situamos en el día a día: son los gobiernos autonómicos (y también la Unión Europea) los que están capitalizando desde el punto de vista político el buen ritmo al que avanzan los programas de vacunación en nuestro país. 

En este sentido, es destacable también la valoración positiva que las instituciones comunitarias alcanzan cuando los ciudadanos analizan los planes de recuperación que se están poniendo en marcha con el dinero proveniente de Bruselas. Tampoco a los partidos que forman el gobierno les va mejor cuando se analizan por separado. 

En el campo de Unidas Podemos, los cambios en su liderazgo tras el dedazo (como dirían los mexicanos) del líder saliente no mejoran las expectativas de una formación que lleva perdiendo votos en cada elección desde hace ya cinco años.

Por lo que respecta al Partido Socialista, la gestión de los indultos a los políticos nacionalistas condenados por sedición contra el orden constitucional le puede costar caro en términos electorales. No sólo el rechazo de la sociedad española a esta medida de gracia es claro (apenas uno de cada cuatro ciudadanos la apoya), sino que además la narrativa de que estos indultos se realizan por cálculo electoral parece haber calado entre la ciudadanía, incluida una parte muy relevante de los electores ubicados en el centroizquierda. 

Esto es importante porque, pese a la teatralización constante de esta política-espectáculo en la que vivimos atrapados, es ahí donde está el gran caladero de votos socialista. En esta línea, sólo votantes ubicados más a la izquierda creen que esta medida contribuirá a solventar el conflicto entre las instituciones autonómicas catalanas y el Gobierno central. 

Alejarse del centro nunca es una buena opción si se quieren ganar las elecciones: en el centro se grita menos y se sale poco en la tele, pero hay mucha más gente que en los extremos. Y esa es la clave para ganar elecciones.

Tanta Europa
Tanta Europa
Mostrar comentarios

Códigos Descuento