"Se pueden batir todos los récords": la AEMET alerta de que la primavera podría ser "muy cálida" y empeorar la sequía en varias zonas

Vista panorámica del pantano de Sau, seco por la sequía que sufre Cataluña.
Vista panorámica del pantano de Sau, seco por la sequía que sufre Cataluña.
ACN
Vista panorámica del pantano de Sau, seco por la sequía que sufre Cataluña.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha dibujado este jueves una previsión poco halagüeña para la primavera que llega en pocos días a España. Si el último balance meteorológico ya alertó de un invierno cálido —con 1,9ºC por encima de lo habitual— las predicciones del organismo para los próximos meses caminan en la misma línea:  "Van a ser muy cálidos y pueden batir récords", explicó la agencia meteorológica en una conferencia a los medios. Un augurio preocupante por la sequía y el bajo nivel de los embalses en algunas comunidades mediterráneas como Cataluña o Andalucía.

La agencia remarca que de las últimas siete estaciones (desde verano de 2022 hasta invierno de 2024), cuatro batieron récords de calidez desde que se tienen estadísticas. Un panorama que va en línea con lo que este miércoles apuntaba Meteored: los nueve meses desde junio de 2023 hasta febrero de 2024 fueron los más cálidos desde que se tienen datos.  

Los expertos apuntan a que la primavera —abril, mayo y junio— de este 2024 va a ser también muy cálida, según ha explicado Cayetano Torres, coordinador del Área de Información Meteorológica y Climatológica de la AEMET. "Hay una probabilidad altísima, entre el 70% y 100%, de que las temperaturas de este próximo trimestre estén por encima de la media", apuntó.

Torres avanza que España debe prepararse para una época seca, no tanto las comunidades del centro peninsular, pero sí las mediterráneas e insulares (Canarias y Baleares) "que serán quienes más lo sufrirán".

Los modelos de previsión de la AEMET no dan todavía pistas en cambio de la lluvia que podría dejar la primavera: "Es igual de probable una lluviosa, a que sea seca", dice Torres, que sí confirma en cambio que Canarias padecerá seguramente un trimestre más seco. 

Predicciones para verano

El verano, la estación por excelencia del período vacacional, que las playas vuelvan a abarrotarse, pues las previsiones apuntan a que, de nuevo, al igual que en 2023, el verano será abrasador. Tal y como ha confirmado Torres, la época estival será "más cálida de lo normal", con una probabilidad que se sitúa entre el 70% y 100%. 

Esta situación, no obstante, no va a afectar solamente a España. Los expertos sitúan a gran parte de Europa, el norte de África o países mediterráneos, bajo el mismo riesgo que la Península. Esto se traduciría, según defiende el coordinador del Área de Información Meteorológica y Climatológica, en una calidez "incluso superior a la de 2023, cuando ya se batieron récords". 

Si se observa el mapa de las precipitaciones, todo indica que los paraguas no van a ser muy necesarios en la Península. "Hay una probabilidad del 40%-50% de que sea un verano seco", indica este experto. No obstante, detalla que esta predicción, sin embargo, tampoco es una anomalía. "Los veranos en España suelen ser secos, entonces este dato no es muy significativo". 

¿Por qué tenemos esta situación?

La actividad humana ha sido, en gran medida, el motivo que ha provocado el avance del aumento de las temperaturas que se está produciendo en los últimos tiempos. "Estamos inmersos en el calentamiento global", explicaba este miércoles José Miguel Viñas, experto meteorólogo de Meteored

Las consecuencias de este fenómeno son latentes desde hace tiempo y han provocado la tendencia que se vive a día de hoy. De esta manera, desde el pasado mes de abril "comenzó a disminuir la cantidad de hielo flotante que rodea la Antártida", aseveró Viñas, lo que supone uno de los factores que contribuye a esta situación. 

A esto hay que sumarle el fenómeno de El Niño, un ciclo climático que conlleva el calentamiento de las aguas del Pacífico y que comenzó a mediados de 2023. Esto ha supuesto que, "desde la primavera pasada ya se empezaran a notar sus efectos en los primeros 200 metros de superficie del océano", aseveró el de Meteored.  

Este calentamiento de los mares pudo ser uno de los motivos que también supuso "la saturación en el proceso absorción del calor de la atmósfera que tienen los océanos". Como consecuencia de todos estos fenómenos, comenta Viñas, en los últimos tiempos se vienen dando "anomalías cálidas constantes de gran magnitud". 

Esto contexto de progresivo calentamiento, supone, además, la aparición de fenómenos naturales más extremos. "Esta situación, estas anomalías altas son gasolina", pues las aguas cálidas generan "precipitaciones mucho más abundantes" que si el agua fuera fría, ahondó, en la misma línea Francisco Martín, físico y experto meteorólogo de Meteored: "Con esta situación podríamos tener fenómenos más adversos". 

Como consecuencia, Viñas asevera ya se ha agotado la gama de colores para calificar el clima que se está experimentando: "Ya hemos sobrepasado la zona roja, la siguiente calificación será el color negro".

Redactor '20minutos'

Graduado en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos en 2023. Me inicié en algunos medios universitarios escribiendo sobre eventos deportivos. Actualmente escribo en la sección de Última Hora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento