¿Cuánto costará la traducción simultánea a lenguas cooficiales en el Congreso? Un traductor cuesta 555 euros al día más dietas

Uso de lenguas cooficiales en el Congreso.
Uso de lenguas cooficiales en el Congreso.
HENAR DE PEDRO
Uso de lenguas cooficiales en el Congreso.

El uso de las lenguas cooficiales en el Congreso de los Diputados anunciado por Francina Armengol en su primer discurso como presidenta de la Cámara Baja disparará el presupuesto destinado a traducción e interpretación de este órgano constitucional, como ya ocurrió en el Senado cuando abrió la veda para el catalán, el gallego, el euskera y el valenciano.

De momento, no hay un presupuesto establecido para implantar el uso de lenguas cooficiales en el Congreso, a pesar de que el PSOE y sus socios independentistas buscan fórmulas para que la medida pueda estrenarse en el debate de investidura de Alberto Núñez Feijóo, previsto para los próximos días 26 y 27 de septiembre. 

El Congreso se está mirando en el espejo del Senado y ya ha preguntado a la Cámara Alta cómo tiene organizado su equipo de intérpretes y pinganillos, que desde 2011 permite a los senadores usar lenguas cooficiales en el debate de mociones en pleno y desde 2005 lo permite en las sesiones de la Comisión General de Comunidades Autónomas.

La transcripción: 5,43 euros por minuto

La Mesa del Senado acordó en 2020 las retribuciones para esos intérpretes de lenguas cooficiales que prestan sus servicios a la Cámara Alta. Este acuerdo estableció una remuneración de 555,22 euros por una jornada de interpretación, más 180 euros en dietas y 0,19 euros por kilómetro en el caso de desplazamiento. Para las transcripciones se fijó una remuneración de 5,43 euros por minuto.

Además, el acuerdo determinó que los intérpretes cobrarían igualmente el 100% de sus honorarios previstos en caso de que la sesión plenaria fuera suspendida con menos de 10 días de antelación.

Para este año, el presupuesto del Senado destinado a traducción e interpretación se sitúa en unos 280.000 euros, aunque el gasto es inferior al habitual debido a la disolución de las Cortes por las elecciones generales y porque no se ha convocado la Comisión de Comunidades Autónomas, para la que hay presupuestados otros 75.000 euros (355.000 en total).

En 2010, antes de que el Senado extendiera el uso de las lenguas cooficiales a los debates de mociones, el presupuesto para traducción e interpretación era de solo 20.000 euros, es decir, 14 veces inferior al actual. Para la Comisión de CCAA, donde las lenguas cooficiales sí se podrían utilizar desde 2005, se presupuestaron entonces otros 100.000 euros.

Si ahora el uso de las lenguas cooficiales se amplía en el Senado a todas las iniciativas y actividad de comisiones, algo pendiente desde septiembre de 2021, cuando lo aprobó el pleno a instancias de Junts per Catalunya, el presupuesto podría dispararse hasta los 950.000 euros, según cálculos de la formación independentista.

Solo hay tres traductoras en el Congreso

Actualmente, el Congreso cuenta solo con tres traductores e intérpretes, tres mujeres, tal y como detalla la propia web de la Cámara, que se encargan de traducciones al inglés, francés y alemán. 

El Senado, en cambio, no cuenta con una plantilla de traductores, sino que cuenta con una bolsa de 25 intérpretes externos a los que recurre cuando los necesita. "La relación entre el Senado y cada uno de los intérpretes-traductores seleccionados no confiere vinculación ni estatutaria ni laboral entre ambas partes" y "la extinción de la relación existente entre el Senado y los intérpretes-traductores no dará lugar a ningún tipo de indemnización a favor de estos", se detalla explícitamente en el Boletín Oficial de las Cortes.

Así, el Congreso deberá ampliar su plantilla de traductores o recurrir al modelo externo utilizado por el Senado para dar cabida a las lenguas cooficiales. También tendrá que hacer frente a una inversión inicial para la compra de material y adaptación de sus instalaciones. 

El Senado compró 400 pinganillos en 2011 por algo más de 4.500 euros e instaló cabinas en la Sala Europa, ubicada bajo el hemiciclo principal, para poder ofrecer el servicio de traducción simultánea. Para cada sesión se necesitan siete traductores: tres para catalán y valenciano, dos para euskera y otros dos para gallego.

La inversión para el Congreso se prevé superior a la del Senado, ya que está integrado por 350 diputados frente a los 265 senadores que forman la Cámara Alta. Además, no solo se hablará catalán, gallego, euskera y valenciano, pues el diputado de Sumar por Asturias, Rafa Cofiño, ya ha adelantado que utilizará el bable en sus intervenciones.

Sueldos de 5.000 euros en Bruselas

El uso de traductores e intérpretes en las instituciones es habitual en la Unión Europea, ya que en el Parlamento europeo hay 24 lenguas oficiales. Esta cámara cuenta con unos 270 intérpretes en plantilla y cuenta con una bolsa de 1.500 traductores autónomos acreditados, a los que recurre en caso de necesidad.

En cada sesión plenaria trabajan unos 600 traductores, con un sueldo base de 4.917 euros mensuales, según se detalla en la última convocatoria lanzada por la institución.

Jacobo Alcutén
Redactor '20minutos'

Licenciado en Periodismo por la Universidad Internacional de Catalunya. Diplomado en Ciencias Empresariales. Máster en Banca y Finanzas en la UPF Barcelona School of Management. Periodista en 20 Minutos desde el nacimiento de este periódico en el año 2000.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento