Podemos inicia su campaña en Valencia sin Yolanda Díaz y disparando contra Compromís

  • Irene Montero dice que a ella no se le "olvida" que Joan Baldoví "defendió primero un gobierno del PSOE con Ciudadanos y luego del PSOE en solitario".
  • Alberto Garzón rebaja el tono y defiende la "unidad": "Nuestra convicción es que vamos a seguir trabajando con los compañeros de Podemos".
Los ministros Belarra, Montero y Garzón, este viernes durante el acto en València.
Los ministros Belarra, Montero y Garzón, este viernes durante el acto en València.
EFE
Los ministros Belarra, Montero y Garzón, este viernes durante el acto en València.

Unidas Podemos empieza la campaña electoral cargando contra los que podrían ser sus futuros aliados electorales en las elecciones generales, si finalmente llegan a un acuerdo con Yolanda Díaz para concurrir bajo las siglas de Sumar. Este viernes, varios de los pesos pesados de la coalición a nivel estatal, los ministros Ione Belarra, Irene Montero y Alberto Garzón, estuvieron en València arropando al candidato morado a la Generalitat, Héctor Illueca. Y allí, además de reivindicar a la formación morada como la única con "valentía", también se mostraron muy críticos con Compromís y con su candidato, Joan Baldoví, muy próximo a Díaz. 

La Comunitat Valenciana se perfila como la plaza clave en las próximas elecciones autonómicas del día 28, y por ello tanto Unidas Podemos como otros partidos van a echar el resto celebrando allí varios actos. Los morados han querido organizar en València su primer mitin con presencia de Belarra y Montero, aunque la gran ausente fue Yolanda Díaz, con quien, salvo sorpresa, las ministras no coincidirán en las dos próximas semanas. Sí estuvieron tanto Illueca como la candidata de Unidas Podemos al Ayuntamiento de València, Pilar Lima, así como la número dos de la lista autonómica, Rosa Pérez.

Al acto, celebrado en el antiguo Mercado de Abastos, acudieron unas 600 personas, varias de ellas ondeando grandes banderas republicanas. Y las intervenciones que más celebró el auditorio fueron las de Belarra y Montero, a quienes recibieron con vítores. Fue la segunda, precisamente, la que se mostró más dura con Compromís, de quien vino a decir que tiene una actitud tibia ante los poderosos: desde el dueño de Mercadona, Juan Roig -a quien Belarra llamó "capo", el cargo que ostenta el líder de una mafia- a los grandes fondos de vivienda.

 "Valentía para transformar no es solo un lema de campaña, es nuestro día a día", aseguró Montero, que criticó que, aunque "ahora muchas fuerzas defienden que haya un Gobierno progresista, hace un tiempo solo Unidas Podemos defendía la necesidad de ese Gobierno de coalición". Y eso era así, espetó la ministra de Igualdad, cuando no lo hacían "ni el PSOE ni Compromís". De hecho, Montero señaló que a ella no se le "olvida" que Joan Baldoví "defendió primero un gobierno del PSOE con Ciudadanos y luego del PSOE en solitario" tras las elecciones generales de 2015 y 2019, respectivamente.

"Somos la fuerza que tiene valentía para transformar, la fuerza política que no solo promete cosas importantes en las campañas, cuando es muy fácil", sino que posteriormente pone las medidas en marcha, definió Montero. E insistió en que "estas elecciones no van solo de que la derecha no gobierne, sino de la fuerza que tenemos para transformar, porque si no, aunque no gobierne la derecha, seguirán mandando" a través de campañas de "violencia política" que consigan doblarle el brazo al PSOE, defendió la dirigente.

Garzón rebaja el tono

"Esta derecha está asalvajada", aseguró por su parte Belarra, que presumió de la "capacidad de aguantar la presión mediática" que, dijo, tiene Unidas Podemos. "Ninguna otra fuerza puede aguantar la presión mediática, solo este espacio político aguanta lo que hay que aguantar para hacer las políticas valientes que hacen falta", sostuvo la líder de Podemos, que presumió de la ley de vivienda recién aprobada por el Congreso y criticó los avales del ICO para la compra de vivienda que acaba de aprobar el Gobierno asegurando que "sin el sello de Unidas Podemos", las políticas de vivienda del PSOE "se parecen mucho a las del PP y a las que quiere el Banco Santander".

Frente a esos encendidos discursos, Garzón mantuvo un tono más calmado y evitó las críticas a Compromís, con quien Unidas Podemos aspira a seguir gobernando en la Comunidad Valenciana. Por el contrario, el líder de IU hizo bandera de la "unidad de la gente que cree más o menos lo mismo" frente a quienes "exaltan las divisiones de la izquierda". "Así se han producido los avances en la historia, y nuestro deseo y convicción es que vamos a seguir trabajando codo con codo con los compañeros de Podemos, es la única forma de sentar las bases políticas para las generaciones que vienen", planteó Garzón, que con esa afirmación levantó un sonoro aplauso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento