El AirBnB de los perros: "Me saco dinero y me desquito por no tener mascota"

  • Se ofrecen servicios de paseo, guardería diaria o pernoctación, estos dos últimos, los más demandados.
  • En torno al 70% de las cuidadoras son mujeres y no se dedican a ello de manera profesional.
El AirBnB de los perros: se ofrecen servicios de paseo, guardería diaria o pernoctación
El AirBnB de los perros: se ofrecen servicios de paseo, guardería diaria o pernoctación
El AirBnB de los perros: se ofrecen servicios de paseo, guardería diaria o pernoctación
El AirBnB de los perros: se ofrecen servicios de paseo, guardería diaria o pernoctación

Cada día, de lunes a viernes, David Contreras vuelve de trabajar y sube a casa de su vecina, una mujer de 95 años. Recoge a su perro, Óscar, también un veterano de ya 14 años y se lo lleva de paseo durante media hora. Es de los últimos encargos fijos que conserva tras seis años paseando y acogiendo perros en su propia casa.

"Yo creo que ya lo hago más por la vecina, que la conozco ya y hemos hecho buenas migas, que por el dinero", declara este trabajador de una ONG de 45 años. Al terminar el paseo, vuelve a llamar a su vecina, le devuelve a Óscar y se despiden hasta el día siguiente. El dinero entra directamente a su cuenta.

La transacción se realiza a través de Gudog, que junto a Rover y Snau se han convertido en las tres grandes plataformas que ponen en contacto a cuidadores caninos y dueños de animales y que no han hecho más que crecer desde la pandemia.

Gudog une a propietarios de perros con cuidadores de mascotas con experiencia. (GUDOG)

Contreras es ya un veterano en la app. Entró en 2017 tras leer sobre su existencia en un artículo sobre economía colaborativa en la que aparecían otras plataformas mucho más conocidas para el gran público como AirBnB o Blablacar.

"Casualmente en ese periodo yo estaba en paro y dije mira pues puedo hacer este trabajo para ganarme un dinero", declara Contreras, que vive en Madrid, cerca del río, una zona en la que los perros han proliferado en los últimos años. "Lo máximo que me he sacado han sido 400 euros en un mes. Sé que hay personas que tienen varios perros a la vez y supongo que así tendrán más ganancias pero yo honestamente no. Esto es solo para sacarme un dinero extra".

"Lo máximo que me he sacado han sido 400 euros en un mes, pero sé que hay personas que tienen varios perros a la vez y supongo que así tendrán más ganancias"

El funcionamiento de estas app es sencillo, los cuidadores se hacen un perfil en el que incluyen sus fotos, su grado de experiencia con los perros, si están disponibles para paseos o para acoger a los animales en su casa y la zona en la que viven. Los dueños pueden elegir el que más le interesa en un mapa y luego le pueden puntuar y dejar comentarios sobre cómo ha ido la experiencia para que lo puedan ver el resto de usuarios.

"En su momento lo hice más por necesidad y, al principio, el momento de recoger cacas no es del todo agradable y alguna noche la he pasado en vela con algún perro que no paraba de llorar", admite Contreras. "Pero hoy en día lo hago por compromiso y porque me hace salir de casa y tener un momento de ocio con un perro que es muy buena compañía".

Casi todas mujeres y no profesionales

Corría el año 2012 y Loly Garrido, cofundadora de Gudog, decidió crear ella misma una solución a una de sus necesidades cotidianas. "Necesitaba dejar a mi perra, pero no encontraba nada que no fuesen residencias caninas y no eran una opción para ella", explica Garrido, actual directora de producto de la plataforma, que ha incrementado su número de usuarios un 30% anualmente desde el inicio de la pandemia.

"Viendo que no existía ninguna plataforma similar, pero sí AirBnB -fundada en 2008- que era un modelo en el que nos basamos bastante, pensamos en trasladar la idea de alojarse en casas ajenas, pero a tu perro, que tu perro se quede en una casa con las personas que la habitan, que era originariamente la idea de Airbnb, aunque ahora se haya distorsionado un poco", relata Garrido.

Así nació la primera plataforma de este tipo en España, que desde entonces ha visto llegar competencia desde el extranjero y también se ha expandido a Francia, Alemania, Reino Unido, Irlanda y, en unos pocos días, a los países nórdicos, tras la absorción de una plataforma danesa. Tras esta última operación, Gudog contará con cerca de un millón de usuarios, el doble de los que tenía tan pronto como el pasado verano.

La plataforma, cuyo funcionamiento es muy similar a las anteriormente mencionadas y que Garrido define como un "directorio de cuidadores de perro validados por nuestro equipo", ofrece un servicio de cobertura veterinaria en caso de accidente, seguros, y actúa como plataforma intermediaria de pagos entre dueños y cuidadores. Su modelo de negocio se basa únicamente en la comisión del 15% que cobran por cada operación.

fotografo: Jose Gonzalez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Repor de una plataforma de cuidadores de perros
Paula Herrero cuida perros a través de una app desde 2018.
José González

Los precios de los servicios los deciden, a partir de un mínimo establecido por la plataforma, los propios cuidadores, que son mayoritariamente mujeres -en torno a un 70%- y no son profesionales.

"No validamos servicios profesionalizados como guarderías o residencia caninas ni cuidadores profesionales porque suelen tener muchos perros y, precisamente, lo que buscamos es un servicio diferente a eso", declara Garrido que explica que la mayor parte de los cuidadores inscritos en la plataforma son "freelance que trabajan en casa, o gente que teletrabaja o que tienen un trabajo a media jornada".

Pernoctar y guardería de día, lo más solicitado

Tomando algo con un amigo y su novia el pasado mes de noviembre, Laura García oyó por primera vez hablar, por medio de esta última de una de estas plataformas, en su caso Rover. "Nos contó que estaba ganando algo de dinero extra al mes y que la gente era muy maja y como a mi me gustan mucho los animales y un dinero extra nunca viene mal, me la descargué", declara García, una analista de datos de 28 años que vive sola y no tiene mascotas.

Viviendo en una zona céntrica de Madrid, pronto empezó a recibir solicitudes y también buenos comentarios de los dueños de los perros. Aunque habilitó todas las opciones: paseos, guardería de día y estancia de una o varias noches, estas dos últimas han sido las opciones más demandadas.

"Una pareja que me escribió porque querían pasar el día tranquilamente para entrar a museos y esas cosas querían que, durante el día, me quedara al perro"

"La mayoría son gente de aquí que se va de fin de semana o gente que ha venido a Madrid, como una pareja que me escribió porque querían pasar el día tranquilamente para entrar a museos y esas cosas querían que, durante el día, me quedara al perro", declara García, que calcula que saca unos 100 euros mensuales de media con estas actividades.

Si tuviera más tiempo, cree que podría sacar algo más de dinero dando más paseos, pero de momento no se plantea aprovechar para sacar más de uno a la vez, una de las opciones que eligen muchos cuidadores que quieren tener algo más de ingresos: "Quizás más adelante, pero por ahora no me ha surgido y la verdad es que tampoco sabes cómo van a reaccionar dos perros que no se conocen, así que mejor no juntarlos a priori".

"Encontrar a alguien en el que puedas confiar"

Paula Herrero tiene algo más de experiencia en la app, en la que está desde 2018 y quizás por eso sí ha dado el paso a quedarse con más de un perro a la vez. Esta tarde está en su casa nada menos que con un dóberman y un rottweiler, ambas razas tipificada como potencialmente peligrosa (PPP) en España -a la espera de la aprobación de la nueva ley de bienestar animal-.

Lo que empezó para ella como una forma de sacar un dinero extra mientras estudiaba se ha convertido prácticamente en un hobby. "Me gusta estar con los perros, al final, es una forma de sacarme un dinero, pero también debe desquitarme un poco del gusanillo de no tener la mascota, es como tener los pros y no los contras, porque después de tanto tiempo creas también vínculo con con ellos", declara esta asesora fiscal de 33 años. "Yo me los he llevado hasta de vacaciones al pueblo".

"Es como tener los pros y no los contras, porque después de tanto tiempo creas también vínculo con con los perros"

Estos más de cuatro años activa en la plataforma le han servido, según explica ella misma, como una forma de crear contacto con dueños de perros. "Una vez que tengo el primer contacto ya lo hago desde fuera, aunque la aplicación está bien porque tiene el seguro en caso de que ocurra algo al perro, pero casi siempre yo ya continúo fuera", explica.

Uno de esos dueños con los que contactó a través de la app fue Julio Municio, precisamente el dueño del rottweiler que estaba cuidando durante la entrevista, Sherlock. "Yo solo he usado una vez la app porque una vez que conocí a Paula, dije: 'Pues ya está'", declara Municio, de 46 años, que quería encontrar algún cuidador que se hiciera cargo de su perro durante dos o tres días por semana ante la imposibilidad de llevarlo a una guardería canina por ser un PPP.

"Paula que era una persona que estaba a 50 metros de mi casa, tenía buena puntuación y es que a mi perro le tiene a raya, no se le ocurre hacer nada que Paula no le deje", bromea Municio. "Al final, lo que todos los usuarios buscamos es encontrar a alguien en el que puedas confiar".

REPORTAJES QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Si quieres contactar con 20minutos o realizar alguna denuncia o alguna corrección sobre algún tema, puedes enviarnos un mail a zona20@20minutos.es. También puedes suscribirte a las newsletters de 20minutos para recibir cada día las noticias más destacadas o la edición impresa.

Redactor 20minutos

Escribo reportajes sobre cuestiones sociales desde conflictividad laboral y desigualdad económica hasta tendencias y consumo, con el denominador común de ser historias contadas a través de vivencias personales de sus protagonistas. Anteriormente, he cubierto información local y economía en 20 Minutos y fui corresponsal freelance en Colombia y Reino Unido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento