Pablo Muñoz Gabilondo: "'Pipper en ruta' es un reconocimiento a todas las personas que trabajan en el ámbito de la protección animal"

Pablo Muñoz Gabilondon junto a Pipper en el rodaje de su nuevo programa de La 2.
Pablo Muñoz Gabilondon junto a Pipper en el rodaje de su nuevo programa de La 2.
CEDIDA

El popular perro Pipper, conocido por ser el primer perro turista que ha dado la vuelta a España para promover la integración de las mascotas en transportes, hostelería y atracciones turísticas, protagonizará Pipper en ruta, un nuevo programa en La 2 junto a su humano, el periodista donostiarra, Pablo Muñoz Gabilondo.

Piper en ruta es un nuevo espacio de viajes producido por RTVE en el que Pipper y su cuidador recorrerán diversos destinos españoles mostrando lugares accesibles para las familias que viven con un perro. Además, en cada episodio se enfrentarán a nuevos retos para hacer realidad su lema: "Perros educados, bienvenidos".

Pipper y Pablo se encuentran ya en mitad del rodaje del programa que en su primera temporada les llevará a recorrer Galicia, Asturias, Cáceres, Cuenca, Guipúzcoa, Girona, Málaga, Mallorca, Palencia, Salamanca, Teruel y Zamora.

El popular perro pasa a formar parte de La 2 tras recorrer más de 50.000 kilómetros y conocer los cien principales destinos españoles, una aventura que comenzó en 2018 y que siguen más de 100.000 personas en su blog.

Pablo Muñoz Gabilondo junto a su perro Pipper y su libro 'España con perro'.

Pablo Muñoz Gabilondo

  • San Sebastián (Guipúzcoa, 1972)
Nacido en San Sebastián (Guipúzcoa, 1972), este periodista donostiarra y creador del blog 'Pipper on Tour' está especializado en dirección de comunicación y reside entre San Sebastián y Madrid. Tiene una experiencia profesional de 30 años como periodista en medios de comunicación y como responsable de gabinetes de prensa. Desde hace unos años viaja junto a su perro Pipper, el primer can turista que ha dado la vuelta a España, promoviendo la integración de los perros de compañía educados en los espacios públicos.

Después de dar la vuelta a España junto a su perro... ¿Cómo nace Pipper en ruta?Pues es una idea en la que llevamos trabajando Julia Montejo (coautora de los cómics de Pipper) y yo en torno a dos años ya. A raíz de Las aventuras de Pipper (Alfaguara) con las que hemos contribuido a nivel educativo sobre la tenencia responsable de animales de compañía, pensamos que podríamos trasladar esa idea a la televisión. Creamos un formato y se lo presentamos a TVE pero, con la pandemia de por medio, se ha aprobado ahora. Ha sido un proceso muy largo y tengo que agradecer a la televisión pública que haga esta apuesta y, en concreto a Urbana Gil, directora de Cultura y Sociedad en Radiotelevisión Española por haber creído desde el primer momento en esta idea.

¿Qué supone esta oportunidad para usted?Como periodista me supone un reto profesional porque he trabajado en radio, en prensa escrita, en gabinetes de comunicación, pero me ha faltado siempre la vertiente de la televisión que solo la conozco desde mi puesto de responsable de comunicación, por lo tanto, esta aventura televisiva es un reto. Por otro lado, lo veo como un reconocimiento a todas las personas que trabajan en el ámbito de la protección de los animales porque, me he sentido muy acompañado desde 2018 que arrancó la vuelta a España de Pipper por todas ellas. Me he encontrado por el camino a muchísimas personas que me han apoyado y que están muy comprometidas con el bienestar de los animales de compañía y que han depositado mucha ilusión en este proyecto. Hablo desde personas de refugios, asociaciones y protectoras, hasta esos empresarios que querían ser pet-friendly y se han sumado a esta corriente. Para mí esto supone algo muy importante porque es reconocer el trabajo de todas las personas que han hecho esa apuesta y que han aportado ese granito de arena. Que Pipper se haya convertido en un símbolo de la necesidad que tiene la sociedad española de avanzar por un país más sensible con los animales y más integrador con las mascotas es algo que aún no termino de creerme. Y, sin duda, es una gran oportunidad para las familias perrunas porque se va a dar visibilidad a una necesidad, es una oportunidad de acelerar el proceso pet-friendly que ya estamos experimentando.

¿Qué nos puede contar sobre los contenidos del programa?Es un formato de viajes. Pipper viaja, descubre y promueve, pero también hay una mención especial a visibilizar que hay perros menos afortunados que él (que es un miembro más en una familia) y que hay muchos perros que no están en esa situación. Queremos poner el foco en ejemplos solidarios que inspiren y que ayuden a estos perros, que animen a la audiencia a sumarse y entre todos a arrimar el hombro. Por otro lado, se va a dar visibilidad a una normalización de lo pet-friendly por lo que, igual aquella minoría de destinos en los que todavía las normas están desactualizadas se planteen arreglarlo. Cuando en Cuenca, por ejemplo, vean que en Palma de Mallorca los perros viajan en autobús público como si nada pasase, se van a dar cuenta de que se puede hacer.

¿Qué objetivo se quiere alcanzar con este programa?Visibilizar lo que ya está ocurriendo en muchos lugares de España para que se comparta y se extienda. Por ejemplo, ciudades que tienen museos o atracciones turísticas que aceptan mascotas o ciudades que ya permiten soltar al perro en los parques y playas con determinados horarios. También buscamos normalizar que la sociedad vea que un perro educado puede estar en un restaurante o acompañarnos en un transporte público (lo que ya ocurre en otras ciudades y países europeos); y dignificar a las mascotas como uno más de la familia, tanto en el papel, reconociendo sus derechos, como a nivel social. Por último, queremos impulsar la educación y la tenencia responsable para así reducir las cifras de abandono, que España es el país con más animales domésticos abandonados de Europa.

Por último, ¿cómo está siendo la grabación con Pipper? ¿Se está portando bien?Él está encantado. Está siempre acompañado de una etóloga y educadora canina que se encarga de él cuando no está conmigo, para que esté cómodo, juegue y no le estrese ninguna situación. Y bueno, en el momento del "acción", está muy tranquilo, también porque está conmigo. Lo está haciendo todo muy fácil. De hecho, yo era el que estaba preocupado antes de empezar el rodaje porque, siempre hemos ido de viaje él y yo, y ahora íbamos a ser un grupo más grande de personas, con varias cámaras y aparatos... Lo único que es incompatible con él es el dron. El ruido que emite no sé qué se piensa que es, un monstruo volador o algo y se pone nervioso. También recuerdo que, rodando el primer episodio se nos coló un gato por ahí y tuvimos que cortar y esperar a que se fuera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento