Intestinos, formación cerebral y latidos de corazón: crean los primeros "embriones sintéticos" del mundo sin fertilización

Embrión de ratón y corazón con flujo de sangre.
Embrión de ratón y corazón con flujo de sangre.
Europa Press

Científicos del Instituto Weizmann en Israel han desarrollado los primeros "embriones sintéticos" del mundo en una hazaña innovadora que evita así la necesidad de esperma, óvulos y fertilización.

Los investigadores descubrieron que las células madre de ratones podrían auto ensamblarse en estructuras embrionarias tempranas con un tracto intestinal, los inicios de la formación cerebral y los latidos del corazón, según informa The Guardian.

Conocidos como embriones sintéticos porque se crean sin óvulos fertilizados, se espera que las estructuras vivas, a corto plazo, impulsen una comprensión más profunda de cómo se forman los órganos y tejidos durante el desarrollo de embriones naturales.

Avance para otras áreas, humanas y animales

Además, los investigadores creen que el trabajo también podría reducir la experimentación con animales y, en última instancia, allanar el camino para nuevas fuentes de células y tejidos para trasplantes humanos. Por ejemplo, las células de la piel de un paciente con leucemia podrían transformarse potencialmente en células madre de la médula ósea para tratar su condición.

"Sorprendentemente, mostramos que las células madre embrionarias generan embriones sintéticos completos, lo que significa que esto incluye la placenta y el saco vitelino que rodea al embrión", señaló el profesor Jacob Hanna. "Estamos realmente entusiasmados con este trabajo y sus implicaciones".

Precedentes del hallazgo

El año pasado, el mismo equipo describió cómo habían construido un útero mecánico que permitió que los embriones naturales de ratón crecieran fuera del útero durante varios días. En el último trabajo, el mismo dispositivo se utilizó para nutrir células madre de ratón durante más de una semana, casi la mitad del tiempo de gestación para un ratón.

Si bien la mayoría de las células madre no lograron formar estructuras similares a embriones, alrededor del 0,5% se combinaron en pequeñas bolas que crearon tejidos y órganos distintos. En comparación con los embriones de ratón naturales, los embriones sintéticos fueron 95% iguales en términos de su estructura interna y los perfiles genéticos de las células. Por lo que los científicos pudieron decir, los órganos que se formaron eran funcionales.

Hanna dijo que los embriones sintéticos no eran "reales" y no tenían el potencial de convertirse en animales vivos, o al menos no lo habían hecho cuando habían sido trasplantados en el útero de ratones hembra. Ha fundado una compañía llamada Renewal Bio que tiene como objetivo cultivar embriones sintéticos humanos para proporcionar tejidos y células para afecciones médicas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento