Evitar el olvido entre la generación que creció sin ETA: la asignatura pendiente de concienciar contra el terrorismo en las aulas

Las fotos de Miguel Ángel Blanco y de Sotero Mazo, asesinados por ETA, cuelgan del Ayuntamiento de Ermua.
Las fotos de Miguel Ángel Blanco y de Sotero Mazo, asesinados por ETA, cuelgan del Ayuntamiento de Ermua.
Jorge París
Las fotos de Miguel Ángel Blanco y de Sotero Mazo, asesinados por ETA, cuelgan del Ayuntamiento de Ermua.

Miguel Ángel Blanco tenía la edad del tío, hermano o incluso padre de alguno de los chavales que ahora estudian en el colegio cuando fue asesinado. Apenas tenía 29 años el día en que ETA le secuestró y le mató, marcando un antes y un después en cuanto a indignación y movilización ciudadana. Las escuelas tratan de mantener viva su memoria y la magnitud del temor que infundió la banda terrorista durante décadas; aunque la percepción de una parte importante de la sociedad es que esa labor está llevándose a cabo todavía de forma muy descafeinada. 

En este último curso se han desplegado unidades didácticas sobre terrorismo en todo el país con el objetivo de acercar la historia más reciente, de evitar el olvido en una generación que creció sin ETA. Pero su implantación depende de las comunidades autónomas, que en los últimos años, y más allá del contenido de los currículos educativos, han impulsado escasos programas formativos para que los jóvenes y adolescentes sean plenamente conscientes de lo ocurrido.

Una encuesta realizada por GAD3 en 2020 revelaba un dato estremecedor: el 60% de los jóvenes españoles desconocen quién fue Miguel Ángel Blanco. Algo que encaja con otra cifra: el 68% de los menores de 35 años reconoció no haber estudiado en el colegio o la universidad nada de la organización terrorista que dejó más de 800 víctimas mortales en España. En comunidades como Navarra o País Vasco se han ido impulsando programas contra los terrorismos en los colegios y universidades. En 2011, por ejemplo, se puso en marcha el programa vasco Víctimas educadoras (Adi-adian), mediante el cual las víctimas acuden a los centros educativos a dar testimonio de su experiencia. Pero en una evaluación de 2013, el Gobierno vasco reconoció que el mayor obstáculo que se encontraron fue la implantación de esta iniciativa. 

"No se está contando en todos los centros"

En una entrevista para 20minutos, Carlos Totorika, alcalde de Ermua en 1997, cuando el concejal fue asesinado, alerta sobre el "riesgo de perder memoria" porque, a su parecer, "no se está contando en todos los centros vascos la verdad histórica". "Encontrar a algún profesor dispuesto a abordar el tema, enfrentándose a sus compañeros de trabajo y a la presión real que le meten, es difícil", asevera. Algo parecido opina el presidente del Partido Popular en la provincia de Álava, Iñaki Oyarzabal, quien denuncia a este diario que la escuela vasca sea "incapaz de construir un relato que trabaje los valores de convivencia y respeto, y de deslegitimar la violencia para conseguir objetivos políticos".

Preguntado al respecto, el Gobierno del País Vasco defiende que en los currículos ya se aborda el tema en base a la madurez de los alumnos y recuerda los distintos programas que se han ido impulsando para acercar la realidad de lo ocurrido. Fuentes de la Consejería de Educación niegan que sea insuficiente la formación que se ofrece en la comunidad y aseguran que si en algún lugar se está llevando a cabo, es precisamente en el País Vasco. 

Concienciar desde la memoria

Con todo, en 2021, y precisamente con el afán de reducir ese porcentaje de jóvenes que tienen una idea muy vaga de lo vivido con ETA, los ministerios del Interior y de Educación, junto con el Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo y la Fundación Víctimas del Terrorismo, elaboraron siete unidades didácticas sobre los terrorismos en España dirigidas a alumnos y docentes de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato. "Estas unidades didácticas introducen en el aula la crudeza, pero también la honestidad y el compromiso necesarios para distinguir el bien del mal y evitar que haya generaciones que tengan la misma tentación de apoyar la violencia sectaria", afirmó la titular de Educación, Pilar Alegría, durante la presentación.

Para sentar los cimientos de respeto y convivencia. Para aprender de los errores y crímenes cometidos históricamente como un ejemplo de hacia donde no se puede volver. La educación, más allá de transmitir una serie de conocimientos básicos sobre matemáticas, lengua o biología, es una de las herramientas más poderosas que tiene una sociedad para concienciar desde la memoria. Hace poco más de una década que la banda terrorista ETA asesinó a su última víctima, pero la percepción de lo que supuso se va difuminando con las nuevas generaciones, que apenas reciben información, ni en las aulas, ni muchas veces siquiera a través de los familiares. 

Respecto a las unidades didácticas elaboradas por el Gobierno, son contenidos puestos a disposición de la comunidad educativa para que los imparta si lo considera, pero en ningún caso son obligatorios, por lo que habrá que aguardar unos años para averiguar si realmente se están teniendo en cuenta. Concretamente, el protocolo desarrollado incluye siete unidades que se pueden introducir de manera transversal en asignaturas como Valores Éticos, Historia o Filosofía en Secundaria y Bachillerato.

Derechos Humanos y sensibilización en la ESO

En el primer curso de Secundaria, cuando los alumnos tienen entre 12 y 13 años, se abordan los Derechos Humanos y la dignidad humana como valores que quedan vulnerados con el terrorismo. Pero todo desde un prisma muy general. A través de la asignatura de Valores Éticos -y a lo largo de una o dos sesiones integradas en la materia-, los estudiantes realizan también un "acercamiento" a quienes han sufrido de cerca este ataque, para así poder "reflexionar mejor sobre lo que se puede o se debe hacer". 

No es hasta 4º de la ESO (alumnos de 15-16 años) cuando empiezan a aparecer menciones expresas a la banda terrorista. En las unidades didácticas para Geografía e Historia ya se habla del nacimiento de la organización en 1958, de su primer asesinado (el guardia civil José Pardines, en 1968), y se expresa cómo, "paradójicamente, esa opción por los métodos violentos hizo que los terroristas se parecieran al régimen al que decían enfrentarse", en referencia al franquismo. 

Captura de un fragmento de la unidad didáctica para Valores Éticos de 4º de la ESO.
Captura de un fragmento de la unidad didáctica para Valores Éticos de 4º de la ESO.
Ministerio de Educación.

Es también en esta unidad didáctica -a impartirse en cuatro sesiones- en la que se trabaja la conciencia mediante la lectura de testimonios y familiares de las víctimas, con actividades que abren la puerta a reflexionar sobre el temor que muchas personas tuvieron a hablar públicamente durante años. Cabe destacar, además, que hay una actividad concreta en la que se anima al alumno a investigar sobre un secuestro terrorista y recopilar toda la información posible al respecto, después de haber profundizado en el caso de Blanco, que supuso un antes y un después en el rechazo ciudadano al terrorismo de ETA.

Moral y conciencia en 1º de Bachillerato

Una vez en Bachillerato, existen nuevas unidades didácticas sobre terrorismo. En Filosofía del primer curso, por ejemplo, se aborda todo el tema desde la moral. "El terrorismo no debe justificarse en ningún sentido, pero sí debemos conocer sus causas para poder prevenirlo", reza el documento, justificando la necesidad de saber llevar a cabo una "argumentación ética" como respuesta a esta lacra. 

Se indaga aquí también en la "dialéctica de acción-reacción" que, tal y como indica la unidad didáctica, buscaba ETA. Asimismo, se señala su "ideología fundamentalista y totalitaria", al erigirse sus miembros como "los únicos representantes" del pueblo vasco. "Pero entendiendo por pueblo vasco únicamente el grupo que se identifica con el relato que previamente ETA había construido, según el cual no es vasco todo el que vive en el País Vasco, sino el que se identifica con el relato y el proyecto político de los nacionalistas", incide el texto.

Igualmente en el primer curso, pero desde la asignatura de Historia del Mundo Contemporáneo, se ofrece una unidad didáctica en la que, entre otras cosas, se exponen las distintas definiciones de terrorismo y los elementos que lo caracterizan (clandestinidad, clima de terror, objetivos políticos, etc.), y se ubica a ETA dentro de la tipología de las organizaciones nacionalistas radicales (junto a otras como el IRA de Irlanda). 

Del franquismo a la actualidad

Ya en el último curso, el Ejecutivo plantea una unidad didáctica para Historia, centrada exclusivamente en la trayectoria del terrorismo en España, mediante cuatro sesiones: una en la que se defina qué es y cuáles son sus consecuencias; una segunda en la que se detalle el desarrollo cronológico del fenómeno en España, centrado en la época de la dictadura de Franco; otra que haga un repaso histórico de la Transición española; y una última en la que se aborde la cuestión terrorista desde 1982. Es quizás en estos contenidos en los que más se incide en todos los ataques, secuestros, atentados y víctimas que dejó ETA, desde su nacimiento hasta su disolución. 

Captura de un fragmento de la unidad didáctica para Historia de España de 2º de Bachillerato.
Captura de un fragmento de la unidad didáctica para Historia de España de 2º de Bachillerato.
Ministerio de Educación

"De todas las violencias mencionadas, la de ETA constituye un caso especial por su duración, por su mortalidad, por el impacto político que provocó en España durante décadas y por el sustrato social que permitió que todo ello ocurriera", destaca el documento.

Por último, en Psicología de segundo, proponen introducir una serie de sesiones sobre terrorismo para "poner el foco en el proceso de radicalización". Así, se abordan temas relacionados, como los mitos que rodean al concepto de la radicalización, la "evaluación psicológica" de la misma, o incluso la respuesta que puede ofrecer la propia sociedad al respecto (prevención, detección temprana y apoyo). Apenas se menciona a ETA aquí, aunque sí que se sugiere el visionado de un documental (1980, de Iñaki Arteta) que narra los atentados perpetrados por la banda terrorista. 

Redactora '20minutos'

Como redactora de Sociedad, sigo de cerca las informaciones de Igualdad, Educación, Sanidad y Derechos Sociales en la sección de Nacional de 20minutos desde 2021. Antes, me curtí durante dos años en la sección de Última Hora y Cierre. Me crié en Barcelona, pasé por Teruel, aunque Madrid es mi casa desde 2013, donde me gradué en Periodismo en la Complutense. Algo melómana y muy feminista, también cuento las historias de quienes tienen menos voz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento