El Gobierno impulsa la memoria de las víctimas del terrorismo en las aulas: "Si la sociedad olvida, no tiene porvenir"

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, la presidenta María Chivite, y la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, en el acto de presentación de las unidades didácticas sobre terrorismo, a 13 de diciembre de 2021, en Pamplona, Navarra, (España).
El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, la presidenta María Chivite, y la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, en el acto de presentación de las unidades didácticas sobre terrorismo, a 13 de diciembre de 2021, en Pamplona, Navarra, (España).
Gobierno de Navarra

Los ministros del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, presentaron este lunes, junto a la presidenta de Navarra, María Chivite, las unidades didácticas sobre terrorismo elaboradas para los alumnos de Secundaria y Bachillerato.

Se trata de una iniciativa enmarcada en el proyecto 'Memoria y Prevención del Terrorismo', impulsado por Interior y Educación en 2018, para llevar la voz de las víctimas a las aulas, y fomentar los valores democráticos y el rechazo a la violencia. "Nuestros jóvenes deben conocer qué es y qué ha supuesto el terrorismo", subrayó Alegría durante el acto de presentación.

A través de siete unidades didácticas, los alumnos de la ESO y Bachillerato podrán profundizar en el tema del terrorismo, contado desde varias asignaturas, como Geografía e Historia, Psicología, Historia del Mundo Contemporáneo, Filosofía y Valores Éticos. "Estas unidades didácticas introducen en el aula la crudeza, pero también la honestidad y el compromiso necesario para distinguir el bien del mal y evitar que haya generaciones que tengan la misma tentación de apoyar la violencia sectaria", aseveró la titular de Educación. 

El proyecto consiste básicamente en poner a disposición de la comunidad educativa y, en concreto, del profesorado, un contenido que puede adaptarse y desarrollarse en cada curso, sin necesidad de modificar la programación de las propias materias. No obstante, estos materiales no serán obligatorios, de modo que la decisión de impartirlos o no quedará en manos de los docentes.

Una herramienta frente al desconocimiento y la intolerancia

"Ahora que se cumplen 10 años del final del terrorismo de ETA, vamos adquiriendo, con la distancia y con la perspectiva, auténtica conciencia de lo que supuso el terrorismo en la convivencia de este país", aseveró la titular de Educación en el acto. Durante su intervención, Alegría también consideró importante recordar "una de las razones por las que la actividad violenta de ETA se prolongó durante tanto tiempo", que según aseguró, se trata del apoyo social que mantuvo. "Aunque nos parezca increíble, había quien apoyaba a aquella actividad terrorista", afirmó. Por ello, reconoció estar "personal y políticamente convencida" de que el sistema educativo puede "y debe" contribuir a que "la intolerancia y el fanatismo no aniden en el alma de nuestros jóvenes".

Esta necesidad, de hecho, se puso de relieve hace apenas dos meses, cuando salió a la luz un estudio llevado a cabo en Navarra que mostraba el profundo desconocimiento de la juventud sobre el terrorismo. En la investigación, 'Encuesta sobre el conocimiento del terrorismo en la población escolar de la Educación Secundaria Obligatoria de Navarra', se puso de manifiesto que un 54% de los encuestados afirmaron no tener conocimiento sobre el terrorismo. A la pregunta sobre si recordaban algún atentado de ETA, otro 54% afirmaba que no, frente a un 29% que decía sí recordar alguno, siendo el cometido contra Carrero Blanco la respuesta más numerosa. 

"Es un estudio que nos ha removido y conmovido", confesó la presidenta de Navarra, María Chivite. Los resultados, afirmó, alertan de que hay un porcentaje de jóvenes que "justifican" o "no tienen clara su posición con respecto al uso de la violencia para lograr objetivos políticos". De este modo, este proyecto se erige como un trabajo "absolutamente necesario", como "un paso más" en la profundización de los valores cívicos y "una manera más de contribuir a la memoria".

"Una sociedad que olvida su pasado no tiene porvenir"

Para la elaboración de estas unidades didácticas, el Gobierno ha contado con la colaboración del Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo y la Fundación Víctimas del Terrorismo, a quien el ministro del Interior dedicó unas palabras de reconocimiento y agradecimiento durante su intervención. Según Marlaska, son materiales "que ayudan a los educadores a dar a conocer a las nuevas generaciones los orígenes del terrorismo, su evolución, y el horror que siembran"; así como vías para transmitir y fomentar valores como la "libertad, la paz y la democracia". 

Además, según destacó, están "elaborados por prestigiosos profesionales en sus respectivos ámbitos académicos, y concebidos siempre con rigor, pero accesibles y atractivos también para los estudiantes". 

"Una sociedad que olvida su pasado no tiene porvenir, porque quien no es capaz de mirar atrás y obtener las correspondientes enseñanzas, tampoco conseguirá nunca mirar hacia adelante y planificar, al menos, un mañana mejor", concluyó Marlaska. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento