Sánchez pide un "acuerdo de país" para cumplir el compromiso con la OTAN de subir el gasto militar al 2% del PIB en 2029

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, interviene en una rueda de prensa en la segunda y última jornada de la Cumbre de la OTAN 2022 en el Recinto Ferial IFEMA MADRID
El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, interviene en una rueda de prensa en la segunda y última jornada de la Cumbre de la OTAN 2022 en el Recinto Ferial IFEMA MADRID
Europa Press
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este jueves que pedirá en las Cortes Generales un gran "acuerdo de país" con todas las fuerzas políticas para fijar el compromiso de ir incrementando progresivamente hasta 2029 el presupuesto en Defensa, hasta alcanzar el 2% del PIB, porcentaje comprometido con la OTAN.
Atlas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este jueves que pedirá en las Cortes Generales un gran "acuerdo de país" con todas las fuerzas políticas para fijar el compromiso de ir incrementando progresivamente hasta 2029 el presupuesto en Defensa hasta alcanzar el 2% del PIB, porcentaje comprometido con la OTAN. Lo ha hecho durante la rueda de prensa que ha ofrecido al finalizar la Cumbre de la OTAN, que  esta semana se ha celebrado en Madrid.

Sánchez ha reiterado el compromiso de elevar el gasto de España en Defensa hasta el 2% del PIB en los próximos ocho años, marcándose como meta 2029, a pesar de que en la Cumbre de Cardiff de 2014, con Mariano Rajoy de presidente, se fijó este mismo objetivo para 2024. Ha enfatizado igualmente que este incremento presupuestario tiene como propósito cumplir con las exigencias de la OTAN y de la UE y pretende “garantizar y reforzar la seguridad de Europa”, puesta en riesgo por la invasión de Ucrania. "La seguridad es condición indispensable para mantener nuestro modelo de vida y no está garantizada, debemos protegerla y dedicar recursos económicos", ha advertido Sánchez 

Preguntado por los apoyos con los que planea sacar esta medida adelante en el Congreso de los Diputados, Sánchez ha invitado al resto de formaciones políticas a reflexionar y a “actuar en consecuencia”, bajo la premisa de que la guerra de Ucrania ha cambiado el escenario internacional y ha convertido en “real” una amenaza que hasta ahora era “abstracta”. El presidente, que ha calificado la situación actual como un “cambio tectónico en el orden internacional”, no se ha dirigido a ningún partido en concreto y tampoco ha especificado la previsión de incremento anual del gasto en Defensa que se baraja para los próximos Presupuestos Generales. Esta partida se sitúa actualmente en el 1,03% del PIB, siendo el segundo Estado miembro de la OTAN que menos invierte en esta materia, solo por delante de Luxemburgo.

Sánchez ha afirmado que este es el único de los requisitos legales de la OTAN que España todavía no cumple, ya que nuestro país sí cuenta con participación en todas las misiones de la Alianza, salvo en la de Kosovo. Y también supera el 20% de inversión en material y equipamiento que exigía el acuerdo de Gales. 

“El binomio entre solidaridad y responsabilidad es fundamental para un país comprometido”, ha apuntado recalcando que ese compromiso exige “garantizar una mayor inversión en Defensa”. En ese sentido, ha comparado el esfuerzo que supone aumentar los recursos económicos con los movimientos que en los últimos meses han realizado otros países europeos, entre ellos Alemania y Dinamarca, para aumentar su seguridad.

En la misma línea, también ha destacado el acuerdo alcanzado en la Cumbre para permitir la incorporación de Suecia y Finlandia a la OTAN. “Esta adhesión es una prueba del valor de la Alianza como organización para defender la paz y las reglas que Putin cuestiona”, ha señalado Sánchez, quien ha subrayado que los dos países escandinavos que ahora han roto su secular neutralidad no solicitan su entrada para “invadir un tercer país”, sino para “defender su modelo de convivencia”. 

En clave bilateral, el jefe del Ejecutivo asumió esta semana el compromiso con el presidente de EEUU, Joe Biden, de acoger en la base naval de Rota (Almería) dos nuevos destructores norteamericanos. Al respecto, Sánchez ha puesto de relieve a la base almeriense de Rota y la sevillana de Morón como los "principales activos militares del país".

"Hemos logrados nuestros objetivos nacionales"

Por otro lado, Sánchez se ha congratulado de haber cumplido los "objetivos nacionales" que se había marcado Moncloa previa celebración del encuentro. Además de tratar la invasión de Rusia a Ucrania y los retos globales que afronta el club atlántico, los dos puntos que fueron abordados en el primer día de Cumbre y ha calificado de "más  importantes", el Gobierno ha logrado arrancar a su aliados el compromiso de atender las amenazas procedentes del flanco sur de Europa, con los vecinos del Magreb y Sahel, en el Concepto Estratégico de Madrid. 

La OTAN ya no defenderá "la integridad territorial aliada", sino la de "cada uno de sus aliados", refleja el texto que marca la hoja de ruta de la organización es la próxima década. "Me complace haber podido incluir al flanco sur en el Concepto Estratégico", ha ensalzado el presidente. 

Por lo demás, al ser inquirido sobre las ciudades autonómicas de Ceuta y Melilla, cuya seguridad ha sido puesta en entredicho por no haber sido mencionadas explícitamente en el Concepto estratégico, Sánchez ha zanjado que el tratado se compromete a defender "cada centímetro de territorio aliado", lo que -ha aseverado- ratifica la defensa de ambas ciudades autónomas. "Ceuta y Melilla son España, así lo hemos entendido a lo largo de la historia de la democracia", ha apuntando antes de opinar que el debate sobre la vulnerabilidad de las regiones, sitas al norte de África, "es más artificial que real". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento