Stoltenberg, en el cierre de la cumbre de la OTAN: "La inseguridad en el flanco sur es un desafío para todos los aliados"

Stoltenberg
Stoltenberg.
EFE

"Hemos terminado una cumbre transformadora". Jens Stoltenberg puso el broche final a la cumbre de la OTAN en Madrid, con Rusia como principal protagonista, pero también con una mirada en el flanco sur, que era una de las preocupaciones más importantes para España. "La inseguridad en el flanco sur es un desafío para todos los aliados", avisó el secretario general de la Alianza, al tiempo que comentaba que para los líderes "el terrorismo es uno de los principales motivos de esa inseguridad". Así, se ha alcanzado un acuerdo para "aumentar la lucha contra el terrorismo, con determinación y seguridad, con intercambio de inteligencia y apoyo para los socios externos". De esta forma, uno de los objetivos es "prevenirnos y evitar un retorno del Estado Islámico".

En este sentido, los países de la OTAN ha acordado un paquete de ayuda a Mauritania para controlar la inmigración irregular y el terrorismo y también han pactado un aumento del apoyo a Túnez. Stoltenberg tiene claro que la cumbre de Madrid ha servido para "adaptarse a un futuro más peligroso". Sobre Ceuta y Melilla, el secretario general se mantuvo en la tesis de los días anteriores: "Es una decisión política de proteger todo el territorio de los aliados". Además, habrá más inversiones en la Alianza y un mayor despliegue de fuerzas, especialmente en el Este.

El mandatario noruego recordó los tres pilares fundamentales del encuentro en la capital de España: la aprobación del concepto estratégico, la bienvenida a Finlandia y Suecia -cuyos protocolos de adhesión se firmarán el martes- y el apoyo a largo plazo a Ucrania. "Tenemos que invertir más juntos en equipamientos y en infraestructura", recordó Stoltenberg, que hizo hincapié en que "Estados Unidos y Europa están unidos en la OTAN". Habrá un aumento del presupuesto de la organización porque el mundo es otro completamente diferente desde el inicio de la invasión rusa.

Sobre Moscú, otro aviso de la OTAN pasa por el acercamiento que está teniendo con Pekín, dando por hecho ya un esquema bipolar del mundo, como en tiempos de la Guerra Fría. "Ucrania está sufriendo daño, muerte, destrucción", sostuvo el noruego, que cargó de nuevo toda la responsabilidad en Putin, quien tiene la responsabilidad de que no haya una escalada mayor en la tensión con la organización atlantista. La responsabilidad de la OTAN, añadió, pasa por que lo que sucede en Kiev no pase en otros países como Georgia o Moldavia. "La OTAN nunca ha sido una organización monolítica", ha dicho Stoltenberg, poniendo en valor que precisamente estas diferencias entre "naciones democráticas" representan "una expresión de fortaleza" de la Alianza Atlántica.

Para terminar, Stoltenberg reiteró el carácter defensivo de la OTAN. "Estamos para preservar la paz y proteger nuestros valores y a nuestra gente", añadió. Al mismo tiempo, mostró su preocupación sobre la crisis alimentaria derivada de la guerra. "El único responsable de esto es el presidente Putin, no un miembro de la OTAN", sentenció, asegurando que los aliados se implicarán de diferentes formas en la proposición de soluciones, y citó el ejemplo de Turquía, que está colaborando en la exportación de grano desde Ucrania, o de Lituania, que ha reforzado el transporte por tierra de este cereal. "La OTAN es un gran espacio para proteger a nuestros aliados".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento