El PP desmiente a Bolaños, asegura que ha habido negociación sobre el CGPJ y pone condiciones para retomar el diálogo

sfhgfs
Esteban González Pons, vicesecretario de Institucional del PP, este lunes.
Mariscal | EFE

"Nosotros estábamos negociando, en medio de la negociación, sin decirnos nada, el Gobierno anunció que iba a nombrar a los dos magistrados del Tribunal Constitucional (TC) que le corresponden e intentar renovar parcialmente el tribunal". El relato presentado este lunes por el vicesecretario institucional del PP, Esteban González Pons,  contradice el expuesto por el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, el viernes pasado, tras la amenaza de Alberto Núñez Feijóo de "romper con todos los puentes" si el Gobierno consumaba su reforma exprés para renovar los miembros del TC cuyo mandato ha caducado. Y ante esta situación, los populares ponen dos condiciones para volver a negociar sobre el órgano de gobierno de los jueces: retirar la contrarreforma o permitir al CGPJ realizar cualquier nombramiento, también en otros tribunales.

González Pons ha hablado de mensajes a través de WhatsApp que, según asegura, podría poner encima de la mesa para demostrar el intercambio directo de pareceres con su interlocutor del Gobierno. Desde el consejo de dirección del PP apuntan a que no se trata de una negociación de salón, sobre una mesa, sino que el vehículo ha sido ese intercambio al que ha apelado el eurodiputado. 

"La última semana de la campaña electoral de las elecciones andaluzas cruzamos mensajes, le anunciamos al Gobierno nuestra intención de llamarle la semana siguiente para anunciarle nuestra propuesta. El Gobierno la aceptó. No me dejará el Gobierno mentir porque los mensajes están escritos", ha narrado González Pons. El pasado viernes, Bolaños afirmó que “no había ninguna negociación, ninguna mesa de negociación”. Lo expuesto por Pons desmiente lo primero, si bien reafirma, físicamente, lo segundo. El PP habla incluso de un principio de acuerdo.

“Cada día incumplen la Constitución, bloquean que se renueve el TC y el Consejo General del Poder Judicial y ya no es tiempo de excusas, es tiempo de actuar de verdad para renovar el Constitucional y el Consejo”, añadió el ministro. González Pons ha hecho hincapié en el interés del Gobierno por renovar el TC, con el mandato de cuatro magistrados recién entrados en funciones, frente a un Tribunal Supremo (TS) que lleva en esa misma situación más de tres años, con falta de magistrados por jubilaciones y fallecimientos y que no pueden ser sustituidos por la imposibilidad del CGPJ de hacer nombramientos discrecionales.

"¿Qué sentido tiene que el Gobierno permita que se elijan magistrados del TC donde verdaderamente no son urgentes, y no del Supremo donde verdaderamente son urgentes y cuya renovación es la que está causando el deterioro de la Justicia en España?", se ha preguntado el vicesecretario del PP. "Es una declaración de intenciones del Gobierno: a Sánchez no le interesaba renovar el CGPJ, sólo le interesaba renovar el TC. Si realmente le interesase renovar el CGPJ, no nos traicionaría, nos llamaría primero", es la lectura que hacen desde Génova. "A la Justicia le interesa renovar el TS; al Gobierno, el TC", contraponen.

El PP asegura que estarían "perfectamente legitimados" para romper las negociaciones, pero que no lo harán. De hecho, y continuando la senda de la propuesta económica capitaneada por Juan Bravo y del pacto de Estado de Defensa, Feijóo plantea plasmar a través de un documento público, negro sobre blanco, la propuesta de reforma de la Justicia. "Nosotros seguimos trabajando en nuestra propuesta y no descartamos cuando la tengamos terminada dentro del plazo, presentarla públicamente", ha desvelado González Pons. "Una propuesta que no es de máximos, perfectamente asumible por el PSOE, que si se hubieran esperado 24 horas más, a lo mejor no se habrían precipitado. Pero, no sé porqué, la semana pasada tenían tanta prisa", ha interpelado a los socialistas.

"De haber algo habrá una propuesta formalizada y publicada por el PP en el momento que corresponda. Esto es transparentar nuestro modelo, que se parece más a lo que quiere Europa que a lo que quiere Sánchez", defienden fuentes de Génova. "Habrá margen para retomar esto y dejarlo donde estaba el pasado miércoles: en la vocación inequívoca de juntarnos con ellos y llegar a una propuesta de acuerdo", prometen. "Han hecho un movimiento que desagrada a cuanto colectivo existe", critican.

El PP, eso sí, supedita seguir con las negociaciones con una marcha atrás del Gobierno. "Que retire la reforma de la ley que permite al CGPJ elegir magistrados de TC o que amplíe esa reforma a todos los nombramientos, y volvemos a hablar", son los términos de la oferta planteada por Génova. "Si en esa negociación nos habíamos fijado un plazo, si antes de que termine ese plazo el Gobierno, sin avisarnos, toma una decisión unilateral y nos enteramos a través de una filtración de prensa, ¿cómo quieren que nos sintamos?", se justifican. 

González Pons también ha dibujado a un Sánchez "lanzado al control de Indra, del TC y del Instituto Nacional de Estadística, en cuatro días". Una reacción que achaca al resultado de las elecciones andaluzas del 19-J.  "Cuanto más castigan los electores a Sánchez en las urnas, mayor es su ambición por controlar lo que no controlaba todavía de las instituciones", dice el PP.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento