El Congreso deja lista la ley del 'solo sí es sí' para darle luz verde la semana que viene

Manifestación contra la sentencia de La Manada de la Audiencia de Navarra.
Manifestación contra la primera sentencia de La Manada de la Audiencia de Navarra.
EUROPA PRESS -ARCHIVO

La Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados ha aprobado este miércoles el dictamen de la ponencia de la ley de 'solo sí es sí', que será enviada al Pleno la semana que viene para su aprobación definitiva y así poder pasar a su tramitación en el Senado.

Eso sí, la aprobación no ha sido fácil en un día de fricciones en el seno de Gobierno y con los socios de coalición. Durante horas, la tramitación de la ley ha estado pendiendo de un hilo. La falta de consenso sobre los dos artículos que contempla el proyecto en torno al proxenetismo han hecho peligrar una norma cuyo camino ya viene siendo abrupto de por sí.

La aparente inmovilidad del PSOE sobre el abolicionismo de la prostitución y su empeño por abordarlo en la ley del 'solo sí es sí' han complicado la votación del dictamen, pero el texto finalmente ha acumulado los 'síes' suficientes para poder ser enviado al Pleno y darle luz verde. 

Pese a que, realmente, el proyecto estrella del Ministerio de Igualdad pivota sobre el consentimiento expreso y la eliminación de la distinción entre abuso y violación, el debate de este miércoles se ha centrado en la prostitución. De hecho, han sido varios los grupos parlamentarios que, durante el debate en la comisión, han recriminado al Partido Socialista haber aprovechado la norma para reafirmar públicamente su perfil abolicionista. 

El asunto viene de lejos. Dentro de la ley de libertad sexual -comúnmente conocida como ley del 'solo sí es sí-, Igualdad recogió dos artículos en los que atacaba a la prostitución: la recuperación de la tercería locativa (castigar a quien destine o promueva el uso de un inmueble para favorecer la explotación de la prostitución de otra persona); y la penalización del proxenetismo no coactivo (no violento). 

Desde el principio, fueron varios los partidos -Cs, ERC, JxCAT, Bildu, la CUP, PNV y En Comú- que expresaron su disconformidad con incluir esos puntos en la ley. De hecho, solo a esos dos artículos se presentaron una docena de enmiendas. Entre ellas, la del PSOE, que, por lo contrario, pedía endurecer la tercería locativa y el proxenetismo no coactivo, al eliminar la condición de que la explotación sea ajena para poder penalizar a los proxenetas o perseguir a los dueños de los locales que favorezcan esta práctica.

La falta de acuerdo en torno a este tema forzó al departamento de Irene Montero a buscar alternativas para tratar de salvar la aprobación de la ley. Desde Igualdad, de Unidas Podemos, plantearon una veintena de redacciones alternativas a los grupos que exigían la eliminación de la tercería locativa. Pero, una vez más, se encontraron con el rechazo frontal de sus socios de coalición. Este martes por la noche, en un último intento por evitar el fracaso de la norma, la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez, planteaba directamente retirar los artículos de tercería locativa y proxenetismo y trasladarlos a la ley de trata o a una ley específica. 

La ley continúa su camino, pero sin prostitución

Pero avanzaban las horas y el PSOE seguía sin ceder. Para los socialistas, trasladar estas cuestiones a una ley de trata -todavía en negociación entre Justicia e Igualdad- significaba retrasar su compromiso de abolir la prostitución en esta legislatura, y perder así la oportunidad de incluirlo en una norma que afronta su recta final. Acudieron entonces al Partido Popular para que respaldase su enmienda. Según confirman fuentes 'populares', habían accedido a apoyarla, por lo que habría salido adelante, pero ello significaba que todos los grupos que se manifestaban en contra de incluir la prostitución en esta ley iban a dar el "no" al dictamen. Es decir, que la norma no salía. 

La "preocupación", en palabras de Irene Montero, era evidente. Peligraba la tramitación de una norma que ha supuesto el sello de su Ministerio. No ha sido hasta ya iniciado el debate en la Comisión de Igualdad de la Cámara Baja, cuando el PSOE renunciaba a incluir su enmienda en el dictamen... pero no a su objetivo. Los socialistas presentarán este jueves una proposición de ley que abordará los puntos sobre la prostitución a los que han tenido que renunciar, y tendrá un texto idéntico al de la enmienda que presentaron, según ha anunciado la diputada socialista Laura Berja.

En una negociación 'in extremis', los grupos parlamentarios han conseguido pactar su apoyo a la enmienda transaccional del PNV -que elimina la tercería locativa-, salvando así la norma. Los socialistas, por su parte, no han querido firmar la transaccional, pero sí han votado a favor del dictamen, que ha salido adelante con 23 votos a favor y 14 en contra (del PP y Vox). 

Igualdad agradece la "generosidad inmensa" de los grupos 

Nada más darse por clausurada la Comisión de este miércoles, la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez, ha agradecido la "generosidad inmensa de los grupos" -también del PSOE- por haber cedido a sus demandas concretas para que la ley del 'solo sí es sí' pudiera continuar con su tramitación. "Lo de hoy es altura política del más alto nivel", ha subrayado en declaraciones desde la Cámara Baja. 

Rodríguez ha querido señalar también que "sigue estando pendiente" la ley integral contra la trata, que "no solo" sancione la existencia de estas violencias, sino que proteja a las víctimas y les dé una "salida laboral" y una reparación adecuada. Con todo, el ánimo en Unidas Podemos es de "emoción", según ha asegurado, por haber conseguido que se apruebe el dictamen. "Es una noticia que mujeres llevan esperando demasiado tiempo. Las víctimas de violencias sexuales se merecían una ley como esta", ha aseverado. 

Menos entusiasta ha sido la postura de los socialistas. Según la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, el único partido al que hay que agradecer que la norma siga adelante es el suyo, pues iban a votar a favor del dictamen, independientemente de si su enmienda conseguía el apoyo suficiente o no. Ahora, ha lamentado en una comparecencia posterior a la votación, "queda muy dañada una ley que aborda el consentimiento sexual, pero que no aplicará ninguna medida para impedir una de las peores formas de violencia contra las mujeres", que para el Partido Socialista es la prostitución

Así, Lastra ha reiterado que su partido registrará este jueves una proposición de ley con "una redacción efectiva del proxenetismo, de la tercería locativa, y además pretenderá sancionar a los hombres que acudan a la prostitución". "Abordaremos, de forma definitiva, y sin más dilación, la abolición de la prostitución en nuestro país. Y ahora sí, aunque nos quedemos solas de nuevo", ha asegurado. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento