La mascarilla en lugares cerrados, la última medida frente a la Covid sin fecha fija para ser eliminada

  • Varias comunidades piden desde hace semanas levantarla al menos en los colegios y Madrid reclama abrir el debate de su total desaparición.
  • ​Sánchez insiste en que "muy pronto" se tomará una medida que dice que consultará con las autonomías pero depende de su Gobierno.
  • Aforos, horarios, cuarentenas y próximamente los aislamientos... Gobierno y comunidades va desmantelando las medidas antiCovid.
  • ESPECIAL | Dos años de la pandemia que nos cambió la vida.
Personas con mascarilla en el interior de una tienda de ropa
Personas con mascarilla en el interior de una tienda de ropa
Marta Fernández - Europa Press - Archivo

La mascarilla, uno de los elementos más característicos que ha dejado la pandemia, va camino de ser el último en desaparecer. Por lo menos, es el único que no tiene todavía una fecha prevista para dejar de ser de uso obligado en espacios cerrados. Como mucho, el Gobierno insiste en que será "pronto", sin que de momento se sepa cuándo con precisión.

Ministerio y comunidades dieron este jueves el último paso en el progresivo desmantelamiento de las medidas y restricciones contra la Covid poniendo un horizonte para suprimir la obligación de permanecer en aislamiento durante siete para las personas con Covid leve o sin síntomas. Esta medida forma parte de una estrategia más amplia para encarar la fase que se abre de ahora en adelante, con un control menos exhaustivo de los contagios y centrado en los casos graves y en las personas más vulnerables por edad o por enfermedad.

Esta decisión, a la que se espera que la semana que viene se le ponga fecha, es a su vez continuación de la de eliminar la obligación de que los contactos de un positivo por Covid hagan cuarentena, estén o no vacunados. El pasado otoño ya decayeron las restricciones de aforos o de horarios, por ejemplo.

Es en este contexto en el que la mascarilla queda todavía como el recordatorio más llamativo de que estamos en pandemia. Si bien, en una fase distinta a la más crítica a la que expertos y autoridades sanitarias dan ya carpetazo pero que de momento no es suficiente para que el Gobierno ponga una fecha concreta para dejar de utilizarla en espacios cerrados, puesto que al aire libre hace ya un mes que pasaron -por segunda vez- a la historia.

Decisión del Gobierno

Desde que se decretó su uso obligatorio, en junio de 2020, toda las decisiones relacionadas con las mascarillas dependen del Gobierno central, primero mediante reales decretos y desde el mes pasado, habilitando a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, para decidir las modificaciones que sean precisas.

Es por eso que varias fuentes autonómicas se maliciaban hace unos días si, como ya ha ocurrido en otras ocasiones, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se guarde la supresión de las mascarillas en el interior como un anuncio para la Conferencia de Presidentes que se celebrará este domingo en La Palma. No sería la primera vez. En junio de 2021, Sánchez anunció por sorpresa que dejaría de ser obligatorio su uso al aire libre y en seis meses más tarde, en diciembre del año pasado, la decisión de volver a imponerla en espacios exteriores fue el anuncio más reseñable de otra reunión con los presidentes autonómicos.

De momento, el Gobierno se limita a decir que el fin de las mascarillas llegará "muy pronto", según ha dicho Sánchez hasta en dos ocasiones en la última semana. "Es verdad que todo apunta a que el cuándo está cada vez más cerca, pero para nosotros es tan importante el cuándo como el cómo", terció este jueves Darias, sin ofrecer más concreción.

Colegios, hospitales o residencias

Aunque no siempre ha sido así, cada vez que se le pregunta, Sánchez afirma que la decisión de eliminar el uso obligado de la mascarilla en espacio interiores se hará después de escuchar a las comunidades autónomas. Algunas llevan semanas pidiendo que se empiece ya por el interior de los colegios y otras ya creen que ha llegado el momento, por lo menos, de abrir el debate.

Cataluña, Madrid, Andalucía y Murcia pidieron la semana pasada a Darias eximir del uso de mascarilla en las aulas, en línea con lo que piden los pediatras, que alertan de los perjuicios en el aprendizaje que tiene este complemento para los alumnos más jóvenes. Consideran, además, que no hay constancia de que la mascarilla haya supuesto una gran diferencia de contagios por ómicron entre los niños mayores de seis años -obligados a llevarla- y los menores de esa edad -que no tenían que hacerlo-.

Por otra parte, el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, acudió a la reunión del pasado jueves en la que ministra y consejeros acordaron empezar a vigilar solo los casos graves de Covid ante de pasar a un sistema de vigilancia centinela recalcando también que ya "es el momento de abrir el debate sobre cuándo, cómo y dónde se debe dejar de utilizar" la mascarilla.

En todo caso, Madrid no lo plantea como algo inmediato, sino de forma "gradual" y con un control de si el fin de la obligación de llevarla podría aumentar los contagios. Deberían decidirlo los directores generales de Salud Pública, en un órgano técnico como la Comisión de Salud Pública al que también apelan otras comunidades que tienen menos claro si ha llegado ya el momento.

Tampoco se trata de eliminar las mascarillas del todo. Madrid, por ejemplo, plantea que sigan usándose en entornos vulnerables como hospitales y residencias de ancianos. Por su parte, la propuesta que hace la Ponencia de Alertas para el sistema de vigilancia y control que deberá ponerse en pie tras el final de la fase aguda de la pandemia también contempla que cuando una persona tenga Covid leve o sin síntomas y salga a la calle, que lleve puesta la mascarilla durante unos días, como medida de precaución.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento