Sánchez dice que "no ha faltado diplomacia" y Belarra habla de "partidos de la guerra"

  • El líder del PSOE defiende enviar armas ante la "agresión" rusa y Podemos no cree que se esté haciendo "todo lo posible".
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE en la reunión del Comité Federal del PSOE.
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE en la reunión del Comité Federal del PSOE.
Ricardo Rubio / Europa Press

Las diferencias dentro del Gobierno en torno a la respuesta de España a la invasión rusa de Ucrania persisten. El presidente Pedro Sánchez defendió ayer ante el Comité Federal del PSOE –su máximo órgano entre congresos– el envío de armas al ejército ucraniano, una decisión que respalda la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz pero que rechaza Podemos. Y aseguró, en respuesta a la exigencia de los morados de limitarse a la vía diplomática, que en el conflicto "no ha faltado diplomacia", sino que "ha sobrado agresión" y el ataque "salvaje" de Putin.

El PSOE celebró ayer una reunión monográfica de su Comité Federal para analizar la crisis de Ucrania tras una semana de diferencias de los socialistas con Unidas Podemos y, sobre todo, en el propio seno de la formación morada. Sánchez no citó a sus socios de coalición en ningún momento, pero recordó que Putin, en mitad de las conversaciones diplomáticas previas a la invasión, estuvo preparando el ataque.

"Nadie sabe cuándo acabará la guerra de Putin", sostuvo Sánchez, que sí aclaró que no finalizará "hasta que Putin salga de Ucrania y se recupere la diplomacia". Ante el "desafío" del dirigente ruso, Sánchez planteó que la UE deberá "avanzar" en reformas, como las del Pacto de Migración y Asilo, con la vista puesta en la acogida de refugiados ucranianos en la que España tendrá protagonismo; y la del mercado energético, para que el 40% del gas que consume Europa deje de provenir de Rusia.

Sánchez, no obstante, no ocultó que la guerra en Ucrania va a tener consecuencias económicas en Europa y también en España. "Las guerras", afirmó el presidente, "tienen efectos a miles de kilómetros, y esta ha llegado cuando la sociedad europea empezaba a recobrar su vida y su economía". Sánchez explicó que el conflicto "distraerá muchos esfuerzos políticos y económicos" que hasta ahora estaban centrados en la recuperación tras el shock que supuso la pandemia. Y, a juicio del socialista, ese coste "lo hemos de afrontar entre todos".

En este sentido, Sánchez mencionó el plan de choque contra los efectos de la guerra y el Pacto de Rentas, con el que el presidente quiere rebajar el impacto de la inflación, que en febrero se situó en más del 7%. Para ello, ha citado hoy en Moncloa a sindicatos y patronal, con los que empezará a negociar. Eso sí, pese a ese mensaje, Sánchez también quiso trasladar que la guerra no paralizará las reformas pendientes, ni en España ni en Europa. "No va a detener nuestro rumbo", dijo.

No obstante, ayer volvió a quedar claro que la respuesta española a la guerra no concita los apoyos de Podemos. La secretaria general morada y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, insistió en que España y la UE no están "haciendo todo lo posible por la diplomacia", y se preguntó "qué hacen dos delegaciones, una ucraniana y otra rusa, negociando solos sin la ONU" y "sin la OSCE".

"Entiendo que haya gente que diga que es urgente hacer algo" ante la "invasión criminal, injustificada e injustificable" de Rusia a Ucrania, concedió Belarra en un acto sobre feminismo. "Pero tratemos de pensar cuáles son las medidas más eficaces para ayudar de verdad a los ucranianos, y aunque tengamos muchos poderes mediáticos y políticos en contra, lo mejor es apostar a la diplomacia y la paz" y no a enviar armas como dicen "los partidos de la guerra", afirmó la líder de Podemos en referencia, entre otros, al PSOE.

También quedaron patentes en ese acto las diferencias entre Podemos y Yolanda Díaz, especialmente en el discurso de Irene Montero, que felicitó a Belarra por lo "valiente" que ha sido al "defender la paz en el único momento en el que es difícil hacerlo, que es en la guerra" y, en la práctica, por oponerse públicamente a Sánchez, algo que Díaz ha evitado

Mostrar comentarios

Códigos Descuento