La crecida del Ebro mantiene Aragón en vilo: todo previsto para "la peor de las situaciones"

Aragón despierta tras una "noche larga" pendiente de la crecida extraordinaria del río Ebro, con todo "previsto y planificado para la peor de las situaciones". Lo más preocupante se encontraba esta noche en Novillas, por donde la punta de la crecida ha pasado con una altura superior a los 8,5 metros.
El río Ebro, desbordado a su paso por la localidad de Novillas.
ATLAS
El río Ebro, desbordado a su paso por la localidad de Novillas.
ATLAS

Aragón despierta tras una "noche larga" pendiente de la crecida extraordinaria del río Ebro, con todo "previsto y planificado para la peor de las situaciones". Lo más preocupante se ha ubicado esta noche en Novillas, por donde la punta de la crecida ha pasado con una altura superior a los 8,5 metros. A modo de preventivo, anoche fueron evacuados más de 50 vecinos. Durante las próximas horas, el pico de la crecida pasará por Pradilla de Ebro, donde ya se superan los 9,5 metros de altura, según Meteo Aragón. La crecida del Ebro ha anegado varias poblaciones navarras, Tudela y Buñuel, y han causado la muerte a dos personas.

La Unidad Militar de Emegencias (UME) ha estado esta noche trabajando en Novillas realizando labores de contención en las localidades de la ribera como Gallur. La mota de la localidad zaragozana de Novillas ha resistido al paso de la punta de la crecida extraordinaria del río Ebro, que ha llegado a este municipio ribereño la pasada medianoche. A las 10.00 horas de este lunes, el nivel del agua ya es descendente.

En declaraciones a Europa Press, su alcalde, Abel Ulises Vera, ha comentado que en estos momentos se está revisando el estado de la mota, por si hubiese filtraciones o algún otro daño. "En principio, ha aguantado el golpe bastante bien", se ha congratulado, para añadir: "Hemos conseguido salvaguardar todas las casas de la zona baja, que, afortunadamente, no se han visto afectadas". El río Ebro por Novillas ha llegado a alcanzar este domingo los 8,5 metros de altura y "ya ha bajado unos 30 centímetros", ha puntualizado Abel Ulises Vera. "Estamos ahora a la espera de que el 112 SOS Aragón dé el visto bueno para que los vecinos puedan volver a sus casas", ha añadido el edil.

La UME trabaja en labores de contención de la crecida del Ebro en Novillas. (UME)

El alcalde ha estimado que, al menos, de las 2.500 hectáreas que comprenden el término municipal, ya están anegadas 1.500 hectáreas de cultivos. "Es una barbaridad", ha sentenciado.

El siguiente pueblo de la ribera zaragozana es Pradilla, donde ya ha llegado la punta de la crecida esta mañana. Su alcalde, Raúl Moncín Carcas, ha indicado que la situación está "mejor de lo que esperábamos" ya que el río ha crecido según el marcador municipal hasta los 7,70 metros, aunque según la medición del Sistema Automático de Información Hidrológica de la CHE lo ha hecho a más de 9 metros. En la riada de 2015, se alcanzó medio metro más que en esta ocasión y las motas "han aguantado", ha apuntado.

Preocupacion e inquietud

El presidente de Aragón, Javier Lambán, tras una reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrado (CECOP) en Luceni (Zaragoza), a la que también asistieron los alcaldes de los municipios ribereños y la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Dolores Pascual, reconoció anoche que hay inquietud y que la población de la ribera está preocupada, además de que, debido a la época del año, con amaneceres tardíos, obliga a tomar las medidas con mucha antelación.

El presidente de Aragón trasladó su confianza al operativo dispuesto y espera también que los trabajos de limpieza, vegetación y del cauce que se han hecho estos años surtan efectos positivos para aliviar los daños. En este sentido, volvió a recordar a los agricultores y ganaderos que "los gobiernos no los vamos a dejar abandonados" y que se les tratará de ayudar una vez que se conozcan los daños ya que la prioridad en estos momentos es salvaguardar la vida de las personas.

55 desalojados

Las primeras inundaciones obligaron asimismo al desalojo de 55 vecinos de 23 viviendas de la calle Pablo Herráez de Novillas, en una evacuación en la que han participado 16 agentes de la Guardia Civil, cuerpo que se ha reforzado con efectivos llegados desde Madrid. 

La UME cuenta con 292 efectivos desplazados y el apoyo de 102 vehículos y un helicóptero para el desarrollo de sus trabajos y, desde ayer, está preparado el equipo medio de bombeo de aguas y lodos para la extracción y reenvío de agua cargada con material en suspensión o disuelto y una capacidad de bombeo de 320 m3/h. 

Cruz Roja ha montado camas para doscientas personas en cada uno de los pabellones de Luceni y Tauste (Zaragoza), que se han habilitado como albergues provisionales, de los que está a cargo voluntariado del Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de albergue y psicosocial de la organización y a los que se han trasladado parte de los vecinos evacuados de Novillas previa realización de test de antígenos. 

Carreteras cortadas

En Novillas se evacuaron unas 600 ovejas y se trabajó en reforzar una mota o murete cercano a la granja de vacuno. En Pradilla se reforzaron las motas y se cortaron las carreteras CP2 de la A-126 a Novillas, en Boquiñeni la CP-3 y la A-127a en el acceso a Gallur desde la A-127.

En Zaragoza, el Ayuntamiento desalojó la urbanización de Doña Sancha, la zona baja del barrio rural de Alfocea y ha comenzado la evacuación de las áreas urbanizadas de Casetón y Torre Villarroya en Movera. 

El Gobierno de Aragón tiene desplegadas en las poblaciones de la Ribera Alta del Ebro en torno a un centenar de personas repartidas entre SARGA (10), siete Agrupaciones de Voluntarios de Protección Civil, personal de 112 y Protección Civil (30 personas) además de Agentes de Protección de la Naturaleza (APNs), personal del 061 y trabajadores y trabajadoras sociales. Está desplegado también personal de los bomberos de la DPZ, Confederación Hidrográfica y Cruz Roja (80).

Crecida por localidades

En Tudela se ha alcanzado el máximo de la crecida esta tarde, con 2.700 m3/s y una altura de 6,18 metros y, tras llegar esta noche a Novillas, se espera que el caudal máximo alcance Pradilla este lunes por la mañana y Alagón por la tarde-noche, en todos los casos con caudales por encima de la última gran avenida de 2015, como ha precisado Moreno. 

A Zaragoza se calcula que llegará el martes por la tarde, con un caudal entre 2.200 y 2.500 m3/s y una altura de 5,8 a 6,2 metros, mientras que en 2015 se alcanzaron 2.448 m3/s y 6,1 metros

Mostrar comentarios

Códigos Descuento