El código postal como marcador de salud: tener gimnasios cerca de casa reduce los casos de obesidad y diabetes

Clase de spinning en un gimnasio.
Clase de spinning en un gimnasio.
GTRES

¿Tener menos instalaciones deportivas cerca de casa puede causar mayores casos de obesidad y diabetes? Esa es la pregunta que se realizó un grupo de investigadores de Epidemiología y Salud Pública de la Universidad de Alcalá (Madrid), de la Universidad Drexel de Philadelphia (EE UU) y de la Universidad RMIT de Melbourne (Australia). Sus hallazgos han sido contundentes: los barrios con menos instalaciones deportivas tenían un 22% más casos de obesidad y un 38% más de prevalencia de diabetes tipo 2 que los barrios con más dotaciones públicas para realizar ejercicio físico. Es palabras del autor principal, Luis Cereijo, "los barrios con más oportunidades para hacer deporte tendrán mejores índices de salud".

Para obtener estos datos emplearon un total de 1.270.512 historiales clínicos de personas residentes en la ciudad de Madrid de entre 40 y 75 años de edad y analizaron la disposición geográfica de instalaciones deportivas cubiertas, públicas o privadas, a menos de un kilómetro de sus viviendas, según el censo de 2017. El 45% de la muestra eran hombres y el 55%, mujeres. 

Además de concluir que las áreas con menor disponibilidad de instalaciones deportivas presentaban mayor prevalencia de obesidad y diabetes -dicho al revés: las áreas con mayor disponibilidad de instalaciones deportivas presentaban menor tasa de dichas enfermedades-, los investigadores observaron que el nivel socioeconómico de las áreas tenía "un gran efecto en esta asociación", por lo que decidieron estratificar los datos obtenidos por nivel socioeconómico y por sexo.

"Encontramos algo muy relevante: las áreas de menor nivel socioeconómico sufren aún más las consecuencias de vivir cerca de pocas instalaciones deportivas". Con la misma cantidad de instalaciones deportivas disponibles, la prevalencia de obesidad es hasta un 13% mayor y la de diabetes es hasta un 17% superior en áreas con menor nivel socioeconómico que en otras zonas de mayor nivel.

"Esta desigualdad también se refleja en el sexo", continúa Cereijo. Según este trabajo, que ha sido publicado en la revista médica 'Diabetologia', las mujeres presentaban un aumento del 24% de prevalencia en diabetes cuando viven en barrios de menor nivel socioeconómico y menor cantidad de instalaciones deportivas, mientras que el incremento de la prevalencia en los hombres fue del 10%. 

Estos resultados concuerdan con los de estudios previos que también han descrito mayor prevalencia de obesidad y diabetes de tipo 2 entre el vecindario de zonas con menor disponibilidad de áreas y elementos para hacer deporte. 

Nivel socioeconómico y sexo

"Es importante destacar que encontramos que la asociación entre la disponibilidad de instalaciones para hacer ejercicio y la prevalencia de la obesidad y la diabetes tipo 2 se atenuó en gran medida tras cruzar los datos con el nivel socioeconómico de las áreas analizadas", reza el trabajo, que es el primero que explora la relación entre la disponibilidad de instalaciones deportivas y la prevalencia de obesidad y diabetes tipo 2 en zonas urbanas con diferentes niveles socioeconómicos. 

"Si un Ayuntamiento se planteara en serio el deporte como herramienta para sus fines políticos, las ciudades cambiarían radicalmente", afirma el autor principal

Esto tiene "dos implicaciones importantes", explican los médicos. En primer lugar, estos resultados indican que parte de la prevalencia de la obesidad y la diabetes tipo 2 puede deberse a la diferente distribución de las instalaciones para hacer ejercicio en un núcleo urbano. En segundo lugar, estos patrones muestran que las áreas con mayor prevalencia de obesidad y diabetes tipo 2 son áreas caracterizadas por un bajo nivel socioeconómico y con una baja disponibilidad de instalaciones para hacer ejercicio. "Estos hallazgos pueden tener implicaciones políticas potenciales, ya que indican que las instalaciones para hacer ejercicio pueden mitigar parcialmente las inequidades en el nivel socioeconómico".

Con estos hallazgos, Cereijo subraya la importancia de que los Ayuntamientos diseñen sus planes deportivos municipales teniendo en cuenta los intereses relativos al ejercicio físico y las necesidades específicas de la población de cada barrio, así como que las opciones ofertadas sean asequibles, de calidad y equitativas, pues hay zonas que necesitan más recursos y otras que quizá ni los necesiten. "Deben priorizar los barrios más desfavorecidos y programas de ejercicio con perspectiva de género. La salud nos va en ello".

Mucho más que una 'multipíldora'

El profesor de la Universidad de Alcalá pide "comprender que los programas de actividad física no solo sirven para la salud sino que también son herramientas hipereficaces en integración social, facilitan la convivencia y reducen la desigualdad entre los residentes" de un área. 

Si en los años 80 y 90 se decía 'mientras los chavales están haciendo deporte, no se están drogando'; ahora se sabe, agrega Cereijo, que el deporte "desborda por completo los efectos y las dimensiones de los tratamientos farmacológicos, y sus beneficios van mucho más allá de los efectos en el organismo". Además de que es una política "muy eficiente a nivel económico", pues tiene un impacto "indescriptible" en el gasto en sanidad, ley de dependencia y salud mental, abunda. "Si un Ayuntamiento se planteara en serio el deporte como herramienta para sus fines políticos, las ciudades cambiarían radicalmente", concluye.

Entre los puntos fuertes de este estudio, los autores destacan el tamaño de la muestra, que abarca al 91% de la población del municipio de Madrid. Entre las carencias, apuntan que las personas de menor índice de masa corporal (la obesidad se definió a partir de 30 kg/m2) pueden también elegir vivir en áreas con más instalaciones para hacer ejercicio, así como que el trabajo estuvo enfocado en las instalaciones en interiores y no tuvo en cuenta canchas deportivas al aire libre, parques o senderos

Mostrar comentarios

Códigos Descuento