El emprendimiento refleja el vaciamiento de parte del país: Madrid y Barcelona concentran el 74% de la inversión

  • Donde más se emprende es en 'healthcare', 'ecommerce' y 'business & productivity services'.
  • El 68% no dedica más del 10% del patrimonio y un 27% dedica más de la mitad de su cartera.
Emprendedor
El emprendimiento vuelve a crecer en España como efecto del Covid-19.
FINANCIAL RED

Que una parte de España se ha vaciado en beneficio de otra es un hecho incontestable; pero también lo es el hecho de que ese proceso sigue en marcha. La gran España, la de las grandes metrópolis, se sigue comiendo a la otra. Y eso tiene su reflejo en todos los indicadores económicos y sociales; por ejemplo, el emprendimiento.

La capacidad de convertir las ideas en empresas, y generar así riqueza y empleo, se está concentrando de manera masiva en las grandes ciudades y muy específicamente en Madrid y Barcelona. Las dos grandes capitales españolas lideran el ecosistema emprendedor en cuanto a volumen de inversión y número de inversores.

La principal motivación de emprender es crear riqueza o una renta muy alta

Según el estudio Ecosistema emprendedor en España, publicado por EAE Business School, la inversión en startups se produce en los 4 principales hubs: Madrid (43,7%), Barcelona (30,6%), Valencia (9,3%) y Bilbao (6,8%). Barcelona es la ciudad que más volumen capta, aunque Madrid atrae a un mayor número de inversores.

Madrid es la ciudad con mayor número de startups, aunque la que menos tiene per cápita. Valencia lidera la tabla en cuanto a startups per cápita. Bilbao también destaca en cuanto a densidad de startups per cápita, convirtiéndose en un hub cada vez más consolidado.

A nivel europeo, Madrid y Barcelona se encuentran entre los hubs de emprendimiento más importantes por número de startups. España es el único país que tiene dos ciudades entre el top 10.

"Se están creando empresas a un ritmo mayor que antes del Covid-19"

El estudio muestra que la intención emprendedora en España es sensible al ciclo económico. Así, este dato registró su cifra más alta (alrededor del 12%) entre los años 2008 y 2012 y, a partir de entonces, se redujo notablemente (en torno a un 6%) hasta 2015-2016, momento desde el que se aprecia una tendencia al alza de este valor y que se reafirma con la crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

“Según datos del INE, la creación neta de empresas acumulada en el primer semestre de 2021 es positiva, siendo un 57,6% mayor que en 2020, y lo que es más significativo, un 8,6% mayor que en 2019. Es decir, se están creando empresas a un ritmo mayor que antes del Covid-19”, subraya David Casas, director del Máster de Emprendimiento e Innovación en EAE Business School.

La principal motivación de emprender es crear riqueza o una renta muy alta seguida por marcar la diferencia y ganarse la vida. La edad media de emprendedores potenciales se sitúa en 37, la edad media consolidada es de 40,4 y 50,08 y que abandona es de 48,5. El porcentaje de emprendedores por géneros va convergiendo, al entorno del 6%, reduciéndose la diferencia “debido a una estabilización del índice de los hombres, y a un aumento del índice de las mujeres”, tal y como recoge el informe de EAE Business School.

Cuánto dinero y dónde obtenerlo

El nivel de renta es otro rasgo que permite caracterizar el perfil emprendedor debido a que, en las primeras fases, una parte importante viene de recursos propios o ahorros personales. El capital inicial requerido por una startup se sitúa en una media de 121.000 euros, aunque la moda es de 20.000 euros, y con una desviación típica de casi 600.000 euros. “Estos datos revelan que existe mucha dispersión”, indica Casas.

El capital inicial requerido por una 'startup' se sitúa en una media de 121.000 euros

El origen de los fondos necesarios viene en su mayoría por ahorros personales (59%) y familiares (7%), junto con instituciones financieras (21%). El 68% no dedican más del 10% del patrimonio, y solo un 27% dedica más del 51% de su cartera. Respecto a la diversificación, el 44% de inversores tienen menos de 5 inversiones. “La moda en España es de 2, que comporta un riesgo en términos de diversificación”, señala Casas. Los sectores con mayor inversión con movilidad/logística (21%) y fintech/insurtech (16%).

El sector donde más se emprende es el de servicios y consumo, en un 70%. Las industrias que más crecen son salud, inteligencia artificial y Propthec, mientras que las que pierden impulso son moda, marketing y blockchain.

En cuanto a las expectativas de empleo, a 5 años, la mayoría estima entre 1 y 5 empleados. Un 25% estima que seguirá sin empleados. El porcentaje de personas que ha participado en una actividad intraemprendedora se sitúa alrededor del 1,7% en los últimos años, y mantiene la distancia respecto al emprendimiento independiente, tanto nuevo como consolidado. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento