La oposición presiona al Gobierno: exige que reconozca la "dictadura de Cuba" y le acusa de "cómplice de la represión"

Casado pide que Ceuta y Melilla estén en el "paraguas defensivo" de la OTAN
Casado en una imagen de archivo.
Europa Press

La tensión en Cuba sigue en aumento a medida que pasan los días, al igual que en España, donde el país caribeño centra toda la atención y se ha convertido en un motivo más de enfrentamiento entre Gobierno y oposición a cuenta de la "tibieza" del Ejecutivo para condenar la represión cubana. Mientras cada vez son más los ministros que se ven obligados a hacer malabares para no calificar al régimen cubano de "dictadura", PP, Vox y Ciudadanos van elevando el tono en sus críticas al Gobierno, al que acusan de no querer "molestar a sus socios comunistas que le mantienen en Moncloa", en palabras del líder de la oposición, Pablo Casado.

Los tres partidos de la oposición apoyaron al pueblo cubano ya tras las primeras protestas, que han sido las más importantes en 60 años, con el único precedente del "maleconazo" de agosto de 1994, limitado a La Habana. También condenaron la represión del "régimen" de Díaz Canel, que en estos días ha detenido a cerca de dos centenares de personas, entre opositores, activistas y periodistas.

PP, Vox y Ciudadanos, además, se sumaron este miércoles a la concentración en apoyo al pueblo cubano que por tercer día consecutivo se celebraba a las puertas de la embajada de Cuba en Madrid, situada en el Paseo de la Habana. Unas protestas dirigidas no solo hacia el Gobierno cubano, sino también al de Pedro Sánchez, cuya única respuesta desde el recién estrenado Ministerio de Asuntos Exteriores fue un breve comunicado en el que pedía que se respete el derecho de manifestación. La nota, que la oposición calificó de "tibia", subrayaba que el Ejecutivo sigue "con mucho interés" los acontecimientos y achacaba la crisis a la confluencia de "varios elementos".

“¿Qué pensaríamos si en los años 70 no se hubiera definido a España como una dictadura o en los años 80 a Chile?"

El propio presidente del Gobierno, que participó el martes en una entrevista en Telecinco, admitió que Cuba "no es una democracia" pero se resistió a llamarlo "dictadura" señalando que "tiene que ser la sociedad cubana la que encuentre el camino", unas declaraciones que ha denunciado con firmeza la oposición. “Repita conmigo: Cuba es una dictadura, no pasa nada por decirlo, es lo mismo que haría cualquier demócrata”, dijo el líder del PP en su visita a Melilla.

¿Crees que Sánchez debería ser más contundente y condenar al régimen cubano?

Pablo Casado considera que el mensaje que se da desde el Gobierno "es muy peligroso" porque, según denunció, "con tal de permanecer en el poder es capaz de caer en la inmoralidad de negar un régimen dictatorial como el que asola a Cuba desde hace 62 años”. Casado recordó que en las últimas décadas, en Cuba “se tortura en las cárceles a inocentes y se reprime con palos en las calles las protestas pacíficas que piden democracia y libertad” y preguntó: “¿Qué pensaríamos si en los años 70 no se hubiera definido a España como una dictadura o en los años 80 a Chile?".

Y es que no solo el presidente esquivó la palabra dictadura, sino también los ministros que estos días han sido cuestionados sobre este asunto, desde la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, que se justificaba alegando que no es "productivo" poner etiquetas, hasta las titulares de Hacienda y Turismo, María Jesús Montero y Reyes Maroto, que se limitaron a defender que el Gobierno se preocupa por "la protección de los intereses comerciales que España tiene en Cuba", además de trabajar por que la democracia "se vaya abriendo paso en todos los países".

Desde Ciudadanos, Inés Arrimadas calificó de "vergüenza" que "mientras hay miembros del Gobierno de España que dicen que nuestra democracia es de baja calidad, no hay ni uno solo que se atreva a decir que en Cuba hay una dictadura comunista". “Son muy valientes para meterse con dictadores muertos, pero muy cobardes con los vivos”, sentenció.

"El Gobierno de España está secuestrado por socios comunistas"

El líder de Vox, Santiago Abascal, fue más allá y llegó a acusar al presidente de ser "cómplice de la represión contra el pueblo cubano" por su "tibia" respuesta, pero dijo no estar sorprendido porque considera que el Gobierno "está secuestrado por socios comunistas, por socios golpistas a los que ha indultado solo por mantenerse en el poder y con socios herederos del terrorismo".

Los ministros de Podemos preguntados tampoco pronunciaron la palabra dictadura. La líder morada en la coalición, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se aferró en TVE a "los estándares sobre las democracias definidos en la ONU", mientras que tanto la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, como la de Igualdad, Irene Montero, evitaron también etiquetar el régimen cubano, aunque su formación, Podemos, sí sostiene abiertamente que Cuba no es una dictadura.

Un fallecido y multitud de detenciones

La ONU, por su parte, se declaró este miércoles preocupada por la muerte de un manifestante en Cuba, la primera víctima mortal que se conoce desde el estallido de las protestas en la isla, que el gobierno cubano atribuye a "disturbios financiados por EEUU". El Gobierno cubano niega que en las masivas protestas del domingo se produjera represión policial, algo que contrasta con numerosos vídeos de escenas de violencia policial y parapolicial hacia civiles que circulan por las redes, así como con los testimonios de testigos presenciales y de familiares de detenidos en las manifestaciones.

Hasta el momento no hay una cifra oficial de detenidos y desaparecidos, en tanto organizaciones internacionales de derechos humanos y grupos activistas los cifran en varios cientos. Además de estas actuaciones, el servicio de internet móvil quedó deshabilitado el domingo al extenderse las protestas de cubanos por todo el país, alentados por un vídeo en el que vecinos de San Antonio de los Baños (a 30 kilómetros al este de La Habana) se lanzaban a las calles para protestar por la falta de alimentos y medicinas y los cortes de luz, en medio de una grave crisis económica y sanitaria.

Expertos creen que el Gobierno ha cortado internet para evitar que esto se repita, aunque también consideran que la medida podría ser contraproducente al aumentar el descontento de la población con las autoridades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento