¿En qué normativa se basa Baleares para confinar a los jóvenes relacionados con el 'macrobrote' que han dado negativo?

Llegada de estudiantes al Hotel Palma Bellver, el hotel covid donde se alojan algunos de los estudiantes que vinieron a Mallorca en viaje de estudios y que han tenido contacto con positivos, este domingo.
Llegada de estudiantes al Hotel Palma Bellver, el hotel covid donde se alojan algunos de los estudiantes que vinieron a Mallorca en viaje de estudios y que han tenido contacto con positivos, este domingo.
EFE/ Cati Cladera

Hasta 249 jóvenes peninsulares permanecen este martes confinados en el hotel Palma Bellver por su relación directa o indirecta con el 'macrobrote' originado debido a la confluencia de distintos viajes de estudios a Mallorca. Además otros 13 están ingresados en el hospital Son Espases a la espera de ser trasladados. La cuarentena para estos estudiantes que den negativo es de diez días. En el caso de los positivos, hay que esperar a su evolución.

Esta decisión del Gobierno de Baleares, siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, ha provocado la indignación de muchos padres cuyos hijos han ido estos de viaje a Palma, sobre todo porque la resolución aprobada el pasado domingo por la Dirección de Salud Pública ordenando el confinamiento forzoso en régimen de aislamiento considera "contactos estrechos" a "todas las personas que han participado o están participando en los viajes de fin de estudios a Mallorca y en las diferentes actividades alrededor de ellos", sin tener en cuenta la cercanía a los grupos infectados, el tiempo de estancia en la isla o si el resultado de las PCR han sido negativo. 

Por ese motivo, la madre de uno de estos estudiantes aislados en un hotel de Mallorca ha presentado una denuncia contra el Govern de Baleares por detención ilegal y prevaricación. El vicepresidente autonómico y juez Juan Pedro Yllanes ha defendido como "impecable y conforme a la legislación vigente" la resolución que ampara esos aislamientos.

Yllanes ha afirmado que la resolución está amparada en la legislación vigente en Baleares como consecuencia de la epidemia de la covid-19. 

Entre las leyes que protegen la salud colectiva en las islas está la Ley 16/2010, de 28 de diciembre, de salud pública de las Illes Balears, que dispone que, cuando exista o se sospeche razonablemente la existencia de un riesgo inminente y extraordinario para la salud de la población, como consecuencia de una situación sanitaria concreta de una persona o grupo de personas, podrá ordenarse la adopción de medidas preventivas y de intervención, entre las que se incluyen las de control individual sobre la persona o grupo de personas.

La adopción de medidas que impliquen privación o restricción de libertad u otro derecho fundamental está sujeta a lo dispuesto por la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la jurisdicción contenciosa administrativa, y la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de medidas especiales en materia de salud pública.

Expertos consultados por este medio han opinado que las querellas no tendrán recorrido al primar en estos casos la salud pública, como recoge también la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad

"En caso de que exista o se sospeche razonablemente la existencia de un riesgo inminente y extraordinario para la salud, las autoridades sanitarias adoptarán las medidas preventivas que estimen pertinentes, tales como la incautación o inmovilización de productos, suspensión del ejercicio de actividades, cierres de Empresas o sus instalaciones, intervención de medios materiales y personales y cuantas otras se consideren sanitariamente justificadas", reza el artículo 26 en su punto primero. Por ahora, la justicia está negando todos los habeas corpus presentados por los padres y le está dando la razón al Govern.

Uno de cada cuatro estudiantes han dado positivo

Por su parte, la consellera balear de Salud, Patricia Gómez, ha defendido que "el Govern actúa con criterios de salud pública, para proteger a la ciudadanía".

La responsable de la red sanitaria ha recalcado que la positividad de las pruebas PCR realizadas hasta el momento a los jóvenes puestos en aislamiento en Palma alcanza un 26,1%, lo que implica que "uno de cada cuatro ha dado positivo".

En la actualidad, la cifra de contagiados supera el millar y afecta a varias comunidades. La región con más casos sigue siendo Madrid, donde se han registrado hasta el momento 526 casos positivos de coronavirus vinculados a los brotes en estos viajes de fin de curso a Mallorca, de los que 493 son estudiantes y 33 son casos secundarios, entre los que una persona (el padre de un alumno) ha requerido ingreso hospitalario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento