El supuesto agredido por Errejón se ratifica en la denuncia y un testigo dice que la patada fue "más que fuerte"

El líder del Más País, Íñigo Errejón.
El líder del Más País, Íñigo Errejón.
Chema Moya / EFE

El vecino jubilado del barrio madrileño de Lavapiés que supuestamente fue agredido por el líder de Más País, Íñigo Errejón, ha ratificado "en su totalidad" su denuncia ante la titular del Juzgado de Instrucción número 16 de Madrid, Margarita Valcarce, quien también ha remitido un oficio a la Policía Científica para que haga un análisis "exhaustivo" de las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad y mejore su calidad.

Carlos del Arco, letrado del denunciante, ha declarado a la prensa a su salida de los Juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid, que su representado ha ratificado "en su totalidad" la declaración que dio a los agentes de la Policía la madrugada del 3 de mayo y ha insistido en que recibió una patada "más que fuerte" por parte del dirigente de Más País.

El denunciante se ha ratificado ante la magistrada en los hechos que relató en la comisaría de la Policía Nacional tras la supuesta agresión, asegurando que vio por la calle a Errejón y le pidió una foto, pero el político se negó porque era tarde y él insistió, momento en el que le dio una "fuerte" patada en la tripa, ha detallado el letrado.

"No le insultó"

Sostiene que el político le agredió sin que él "en ningún momento le insultara ni provocara" ni "se manifestara de forma violenta", según su abogado, que sí ha reconocido que tras recibir la patada el denunciante "no soltó una alabanza, sino un pecado".

Este jueves también ha sido citado a declarar uno de los testigos de la presunta agresión. Según Del Arco, el hombre también ha ratificado la declaración que hizo en la comisaría y ha asegurado que la patada que recibió el denunciante fue "más que fuerte".

Este testigo es un vecino del denunciante con el que "no tiene una amistad íntima" pero se conocen y coincidieron aquel día y se tomaron una cerveza, ha precisado.

Tras la declaración de este jueves la magistrada citará a otro testigo de los hechos que no ha podido acudir este jueves.

Revisión de las imágenes

La juez, que ya había pedido al Congreso de los Diputados que acreditara la condición de diputado de Errejón, tiene previsto revisar las imágenes y escuchar a otro testigo antes de decidir si investiga o no la denuncia recogida a través de atestado policial por presunta agresión.

El letrado del denunciante ha precisado que esas imágenes "localizan en el lugar y en la hora a la persona identificada como agresora" y en las mismas "se ve que hay algo más que una conversación".

Una vez recabada la información de la Cámara Baja y recibido el informe de la Policía Científica, la juez deberá decidir si procede o no investigar los hechos denunciados. Puede desestimar la causa por falta de indicios, solicitar nuevas pruebas a los investigadores, citar a más testigos o invitar a Errejón a declarar voluntariamente.

De considerar oportuna la práctica de diligencias contra el dirigente de Más País, la magistrada tendrá que elevar una exposición razonada al Tribunal Supremo, por su condición de aforado como diputado en el Congreso, para que le investigue.

Le pidión un 'selfie'

El atestado policial de la Comisaría Centro de Madrid recoge la denuncia de un vecino de 67 años de Lavapiés que asegura haber sido víctima de una agresión por parte de Errejón el pasado 2 de mayo después de pedirle un selfie al dirigente.

El denunciante dijo a las autoridades policiales que el diputado le propinó una patada que ha tenido consecuencias en su salud, en concreto, en la hernia inguinal que dice tener por un cáncer de colon.

Según ha publicado El Confidencial, el hombre rechazó ser atendido por un sanitario y acudió a Urgencias días después, donde recibió el alta como "asintomático".

Durante una rueda de prensa en el Congreso tras conocerse la denuncia, el diputado de Más País negó haber agredido al vecino de Lavapiés.

"La acusación que se me dirige es falsa y yo, faltaría más, estoy a disposición de cualquier información oficial que se me requiera", dijo Errejón tras reconocer que el denunciante, junto a otras personas, se le acercó aquella noche para pedirle una foto y le "comenzaron a gritar" y a insultarle.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento