Sánchez implica a la UE en la crisis con Marruecos y exige respeto a las fronteras

El presidente del Gobierno, en el Consejo Europeo que ha terminado este viernes.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo.
EFE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
EUROPA PRESS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, implicó este lunes a la Unión Europea en la resolución de la crisis migratoria abierta entre Ceuta y Marruecos desde la semana pasada. A su llegada a la reunión del Consejo Europeo, que se celebra en Bruselas, Sánchez insistió en que estamos ante unas tensiones "sin precedentes entre la UE y Marruecos" –y no entre España y su país vecino–. Al tiempo, exigió que la relación de "vecindad" con Marruecos se base en la confianza y en el respeto a las fronteras. 

Sánchez insistió en presentar la crisis de Ceuta como un asunto europeo y, horas antes, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, también había remarcado que este episodio "afecta a toda la comunidad europea". El Ejecutivo español considera que el fenómeno migratorio debe resolverse desde la solidaridad de todos los estados miembros de la UE y que este es un problema de todos, no solo de los países cuyas fronteras son, a su vez, perímetro exterior de la Unión, como le sucede a España con Marruecos. 

En todo caso, el Gobierno expresa satisfacción con la respuesta de las autoridades comunitarias ante la oleada de migrantes irregulares que entró en Ceuta desde Marruecos. La semana pasada, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, expresó su "solidaridad"; el vicepresidente comunitario, Margaritis Schinas, recordó que Ceuta "es una frontera europea"; y la comisaria de Interior, Ylva Johansson, instó a Marruecos a "evitar salidas irregulares". "Agradezco la respuesta contundente y firme", dijo Sánchez este lunes.

Sin embargo, no todos los países de la UE han expresado esa misma posición. El sábado, el ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, acusó a países como España e Italia de "controlar mal" la migración irregular.

"Entera solidaridad europea"

Aún así, los jefes de Estado y de Gobierno de la UE reafirmaron este lunes por la noche en persona a Sánchez, la "entera solidaridad europea" tras la crisis migratoria en Ceuta.

Según informó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una rueda de prensa tras la primera de las dos jornadas de cumbre extraordinaria presencial en Bruselas, Sánchez ofreció "información factual sobre lo ocurrido en Ceuta" a los otros líderes europeos.

"Y nosotros reafirmamos la entera solidaridad europea con el Gobierno español en relación con esta cuestión migratoria y con la protección de las fronteras exteriores españolas que, de hecho, son fronteras europeas también", añadió el político belga, en declaraciones recogidas por Efe.

Michel explicó que durante la reunión, centrada en cuestiones de política exterior, "no se ha abierto ningún debate sobre la migración, simplemente ha habido distintos miembros del Consejo Europeo que han solicitado que se tenga en la próxima cumbre la ocasión de volver a este tema de la migración".

La polémica de las ayudas

Sánchez también sostuvo que España es el "mejor aliado" de Marruecos para "defender" sus intereses en el seno de la Unión Europea. En el Gobierno recuerdan que España es el mayor valedor de Marruecos porque las posiciones españolas siempre defienden llegar a acuerdos con ese país. En este sentido, el alto representante de la Unión Europea para la política Exterior, Josep Borrell, dijo este lunes que el "esfuerzo" y el "interés" de España contribuyó de forma decisiva a la concesión de ayudas comunitarias en los últimos años.

Preguntado por esos fondos en una entrevista en Onda Cero, Borrell agregó que las ayudas Marruecos que recibe de las instituciones europeas "tienen un fin" y "no son incondicionadas". "Parte" de esos fondos, agregó, están "concretamente" destinados a controlar la emigración ilegal y a garantizar el respeto a las fronteras. Borrell dejó claro que el "objetivo" de la Unión Europea no es suspender las ayudas, pero sí enfatizó que "hay algunas ayudas condicionadas por comportamientos", como "contener la migración".

El también exministro español de Exteriores cifró en "el torno de 380 millones" las ayudas que Marruecos recibe para contener la migración ilegal y supervisar su frontera con España, que a su vez es frontera exterior de la Unión, y enfatizó la "absoluta solidaridad" de Bruselas con los estados miembros cuando se enfrentan a un "conflicto" con estados vecinos, como ahora le sucede a España.

Consejo Europeo

A pesar de insistir de forma reiterada en la dimensión europea de la crisis con Marruecos, Sánchez no preveía pedir que se debata expresamente sobre estas tensiones, entre otros factores porque considera que la situación ha mejorado y evoluciona de forma favorable. En todo caso, sí se contemplaba la posibilidad de que se refiriese al episodio de Ceuta este lunes por la noche, cuando Italia solicitase debatir la cuestión migratoria a fondo en el próximo Consejo, una petición que España preveía respaldar, y en ese contexto.

Lo que sí era seguro es que los líderes comunitarios iban a debatir sobre el "secuestro" de un avión por parte de Bielorrusia para detener al opositor Raman Protasevich, un incidente que motivó la decisión de los Veintisiete de cerrar a las aerolíneas bielorrusas el espacio aéreo de la UE, así como la posibilidad de aplicar sanciones adicionales al gobierno de Minsk. 

Sánchez calificó este episodio de "inaceptable" y consideró que es "importante condenar estos hechos" y exigir al "régimen bielorruso" que libere a Protasevich. Vamos a ver qué medidas podemos tomar para sancionar a un régimen que no obedece a parámetros democráticos", recalcó Sánchez.

Tanta Europa
Tanta Europa
Mostrar comentarios

Códigos Descuento