La historia de Luna, la joven que consoló a uno de los migrantes de Ceuta: "Qué frustración, qué cansancio y qué rabia"

Una trabajadora de la Cruz Roja y un migrante exhausto que ha logrado cruzar la frontera se abrazan.
Una trabajadora de la Cruz Roja y un migrante exhausto que ha logrado cruzar la frontera se abrazan.
Reduan / EFE
Una trabajadora de la Cruz Roja y un migrante exhausto que ha logrado cruzar la frontera se abrazan.
Atlas

Las imágenes de los miles de ciudadanos africanos llegados a las costas de Ceuta en una crisis migratoria sin precedentes en España han dado la vuelta al mundo y no han dejado indiferente a nadie. Detrás de una de estas fotografías que han encogido el corazón a lectores y espectadores se encuentra Luna, la joven trabajadora de la Cruz Roja que trataba de consolar este martes a uno de los recién llegados a la ciudad autónoma.

Tiene 20 años, es de Móstoles y se encuentra en Ceuta -ciudad natal de su madre, Inma- para hacer las prácticas del Grado Superior de Integración Social, según recoge la cadena Ser. Allí intentó aliviar el sufrimiento de quienes acababan de llegar a suelo español, entre ellos, un joven migrante que la abrazaba desconsolado mientras ella le ofrecía agua y respaldo.

"Se me cae el puto alma al suelo", se desahogaba Luna en su cuenta de Twitter (Hija del camino) para resumir todo lo que había sentido durante el día, de acuerdo con El Mundo. Y añadía: "No creo en ningún Dios, pero estoy segura de que si viviera las situaciones que ha vivido esta gente lo haría".

No obstante, no acababan ahí las reflexiones de Luna tras una jornada agotadora: "Qué frustración, que cansancio físico y psicológico y qué rabia". A lo que agrega: "Ayuda humanitaria no es quitarse a las personas de encima, es atender sus necesidades y más en estas condiciones (...) Es raro que te den las gracias por algo que tendría que ser normal...".

Ataques y cierre de cuenta 

La imagen de Luna auxiliando al inmigrante también ha despertado muchos comentarios machistas y de odio, incluso con insinuaciones sexuales. La trabajadora de la Cruz Roja ha sido defendida en redes con otros mensajes de apoyo a su labor.

Tras todo ello, Luna ha decidido proteger su cuenta de Twitter, que ya no es visible a los usuarios no autorizados.

También se han pronunciado sobre su actuación algunos de sus familiares: "No sé cómo sentirme cuando veo a mi hermana saliendo en portada de todos los grandes medios en un acontecimiento tan importante..."

"Por una parte súper súper orgulloso de ti, hermanita, sé que nadie va a cuidar de la gente mejor que tú y verte a pie de playa me llena de orgullo. Por otra, bastante triste con la situación, porque sea ella quien lo esté llevando, por ver a más militares que trabajadores sociales y por toda la banalización con la que se habla y se graba el sufrimiento de miles de personas...", ahondaba su hermano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento